Denuncian ante la ONU caso de joven de 15 años asesinado en protestas de 2017 - Runrun
Denuncian ante la ONU caso de joven de 15 años asesinado en protestas de 2017
Luis Guillermo estuvo dos meses internado en la UCI de un hospital, periodo en que vivió la decadencia del sistema hospitalario del país, donde incluso llegó a ser un niño desnutrido

Zulmith Espinoza, madre de Luis Guillermo, denunció el asesinato de su hijo, ocurrido en las protestas del 2017, ante el Consejo de Derechos Humanos de la ONU.

La mujer contó que su hijo tenía 15 años, era hijo único, estudiaba cuarto año de ciencias y tenía cualidades y valores positivos, pero funcionarios de la Guardia Nacional Bolivariana le arrebataron su vida.

Espinoza dio todas estas declaraciones en el diálogo interactivo de la Misión Internacional Independiente para la Determinación de los Hechos sobre Venezuela.

Con el apoyo de la ONG Defiende Venezuela, la madre del joven presentó la historia y el caso de hijo, expuso que, como lo determinó el segundo informe de la Misión, el caso de Luis Guillermo enfrenta un patrón de impunidad estructural que niega el acceso a la justicia.

Durante su relato, la mujer contó que el 05 de junio 2017, su hijo de 15 años asistió a una manifestación. En esa protesta, agentes del Estado le ordenaron arrodillarse y lo amenazaron con asesinarlo, cuando intentó huir y le dispararon con un arma de fuego en la cabeza.

“Luis Guillermo falleció el 13 de agosto de 2017 luego de luchar durante 2 meses ante un sistema de salud decadente y el acoso de funcionarios del Estado que solo buscaban ocultar las pruebas”, dijo Zulmith Espinoza ante el Consejo.

Una travesía en el hospital

Luis Guillermo estuvo dos meses internado en la Unidad de Cuidados Intensivos (UCI) de un hospital, periodo en que vivió la decadencia del sistema hospitalario del país, donde incluso llegó a ser un niño desnutrido.

Además, de las precariedades, el joven, que se encontraba intubado, era visitado por funcionarios de la GNB constantemente, haciéndole vivir a él y a su madre tratos inhumanos y degradantes que incluían amenazas por llamadas telefónicas.

“05 de junio 2017 se inició la investigación. El protocolo de autopsia se emitió 6 meses después de su muerte, y no refleja la presencia de esquirlas metálicas del proyectil encontradas en la tomografía inicial. En el 2018 introduje 3 escritos. El Estado asignó 2 fiscalías que en año y medio no realizaron ninguna investigación, además, hubo 4 cambios de fiscal”, contó la madre del joven.

No hay justicia

En el 2020, su caso se trasladó a Caracas y se cambió 3 veces de fiscal. Han pasado cuatro años, ha tenido 9 fiscales y el caso sigue en etapa de investigación. Hay 14 solicitudes de órdenes de aprehensión que no han sido decretadas.

“En Venezuela no existe justicia. Es por esto que solicito a los miembros de este Consejo a que sean más convincentes con el respaldo a La Misión y todos los mecanismos que yo como víctima y venezolana reconozco necesarios para algún día contar con la verdad y justicia necesaria para la reconciliación de Venezuela. Mi hijo y todos los asesinados injustamente merecen justicia”, finalizó diciendo Zulmith Espinoza, madre de Luis Guillermo Espinoza.

Nota de Prensa