10 claves l Lo malo y lo feo del evento electoral de este #6D - Runrun
10 claves l Lo malo y lo feo del evento electoral de este #6D
Nadie le tuvo miedo al COVID, menos respetaron la prohibición de hacer proselitismo político. La prensa fue objetivo de censura y los gobernadores se sintieron insatisfechos

Si estas elecciones parlamentarias hubiesen sido fiesta, como se repite en el cliché de la jerga política, hubiese sido una sin pasapalos, sin música y sin gente. El centenar de incidencias en el desarrollo del proceso de este 6D van desde irregularidades al abrir los centros, control social con la comida por parte de grupos políticos del Psuv, hasta la incertidumbre sobre la hora real del cierre de las mesas.

La Ley Orgánica de Procesos Electorales (LOPRE) y la Constitución son claras: no se debe hacer proselitismo político el día de la elección, no se deben usar recursos públicos para aventajar a una opción partidista, no se debe coaccionar el voto. Nada de eso se respetó este domingo. Por eso, desde el #GuachimánElectoral hemos preparado las 10 irregularidades más destacadas durante el evento electoral.

1.- Quita y Pon: el Registro Electoral cerró el pasado 29 de julio, pero a Nicolás Maduro le cambiaron su centro de votación el mismo día a de la elección. Temprano en la mañana la página web del el Poder Electoral mostraba que, como de costumbre, Maduro votaba en el Liceo Miguel Antonio Caro de Catia, en Caracas. Sin embargo, minutos antes de su sufragio, la página cambió el centro de votación del dirigente a la Escuela Ecológica Bolivariana Simón Rodríguez en Fuerte Tiuna.

El rector del Poder Electoral, Leonardo Morales, no tenían ni idea de dónde votaba Maduro ni que había sido migrado de centro de forma express. “Confieso que en lo personal yo no sabía ni dónde votaba el presidente, mucho menos que hubiesen votado en un sitio distinto al que aparece en el registro electoral, pero déjame verificarlo”, soltó.

La mañana de este lunes, 7 de diciembre, Jorge Rodríguez, jefe del comando de campaña del PSUV dijo que el gobernante se había cambiado como “lo puede hacer cualquier ciudadano”.

2.- Retardados y ausencias: a vuelo de pájaro, Timoteo Zambrano precisó que entre 20 % y 30 % de los centros de votación no abrieron a tiempo, debido a fallas técnicas o a la ausencia de miembros de mesa. A este señalamiento se le suma otro que aseguraba que los miembros de mesa no estaban capacitados para el inicio de las operaciones en los centros electorales. En la plataforma del Guachimán Ciudadano recibieron reportes de incorporación de electores como miembros de mesa, sin ninguna preparación.

3.- Sin soluciones: Leocenis García, dirigente del partido Soluciones denunció que el Plan República no permitió el acceso de sus testigos a varios centros de votación al comienzo de la jornada. Al finalizar la jornada, también denunció que el Ceofanb le impidió a los representantes de su partido entrar a la sala de totalización de votos.

Para este lunes, 7 de diciembre, el partido Movimiento Al Socialismo (MAS) ya denunciaba que pudieron constatar que en los datos que aparecen en la página web del CNE, estado por estado y centros de votación, “o no aparece la tarjeta del MAS con los votos, o no aparecen las tarjetas de otros partidos”, según afirmó Felipe Mujica, secretario de esa organización política.

4.- Gobernadores insatisfechos: el llamado de Jorge Luis García Carneiro, gobernador de Vargas fue claro: “Estamos teniendo unos resultados precarios”, con ese reclamo activó las alarmas de los dirigentes partidistas en su estado para remolcar, a como diera lugar, a los ciudadanos que decidieron no salir a votar este 6D. El candidato a diputado por el mismo estado e hijo de Maduro, Nicolas Maduro Guerra hizo lo mismo, “no estamos conformes con los resultados, hasta ahora. Podemos dar más. Debemos dar más”, ordenó en una nota de voz difundida por WhatsApp. Este ejemplo también lo siguió Julio León Heredia en Yaracuy y también la alcaldesa del municipio Libertador de Caracas, Erika Farías.

5.- Remolcando hasta con motos: la jornada no podía terminar con centros vacíos, por eso los dirigentes del partido de gobierno usaron cualquier recurso que tenían para obligar a los venezolanos a votar. En Mérida y Trujillo los directores del Saren, Ministerio de Educación e Inces llamaron por teléfono a sus empleados para amenazarles con ser despedidos si no iban a votar. En Nueva Esparta usaron carros y motos particulares para trasladar a los votantes hasta los centros, al final de la tarde. En otra parte de la Isla las unidades de Bus Margarita estuvieron a la orden para empujar a quienes se quedaron en sus casas este domingo. Directores de Protección Civil en Mérida pidieron un archivo de excel con las cédulas de sus empleados, el cual debía ser monitoreado cada cuatro horas.

6.- El partido y el Estado: los 200 metros necesarios para respetar el perímetro de los centros electorales no fue tomado en cuenta durante esta jornada. Cientos de denuncias fueron recibidas por ONG en las que señalaban la existencia de puntos de control del Psuv, con personal pasando lista o escaneando el carnet de la patria.

7.- Un par de zapatos por un voto: funcionarios de la alcaldía del municipio Ospino, en el estado Portuguesa, regalaron zapatos a quienes votaban en el centro electoral “La Batalla” de la urbanización Gonzalo Barrios. Eso podría ser poca cosa comparado con la denuncia de que la directora del hospital Raúl H Pascuali obligó a los pacientes operados en ese centro de salud a ir a votar y a tomarse una foto en el centro electoral.

8.- Censura es dictadura: el Sindicato Nacional de Trabajadores de la Prensa (SNTP) y la ONG Espacio Público denunciaron que funcionarios de la Guardia Nacional impidieron el trabajo de periodistas en varios estados. A Miller Alvino Medina, reportero de la web Núcleo Noticias le hicieron un flaco favor, pues los funcionarios le pidieron que se retirara del centro de votación Escuela Básica José María Vargas en Barcelona, “por su bien”. En Trujillo, periodistas del Diario de Los Andes, Teleboconó, Radio Burate y Radio Jardín, denunciaron que funcionarios del Plan República les impidieron tomar fotos o testimonios en el centro de votación Ateneo. Por otro lado, seis representantes de medios de comunicación de Anzoátegui: El Pitazo, Crónica Uno, Todos Ahora, El Universal, Cima 360 y Noticias de Aquí denunciaron que fueron excluidos del plan semanal de abastecimiento de combustible

9.- Incertidumbre al cierre: no hubo el acostumbrado, y necesario, anuncio del cierre de mesas y comienzo de totalización de resultados. Aunque la jornada, oficialmente, se extendió hasta las 7:00 de la noche, posterior a eso se intuyó que todo había cerrado y que el CNE había comenzado con el proceso final. Quizás la llegada de los observadores internacionales dio cuenta de la fase electoral en al que se estaba, pero desde el CNE no hubo ningún pronunciamiento, sino a la 1:30 de la madrugada del lunes, 7 de diciembre, cuando Indira Alfonzo leyó los índices de participación.

10.- “El candidato COVID“: las medidas de bioseguridad para prevenir contagios por COVID-19 no fueron la prioridad en esta jornada. Pese a que Venezuela solo estaba cumpliendo con tres de las 50 medidas que exige la OMS para hacer elecciones en pandemia, las denuncias de funcionarios del Plan República y del propio CNE sin el uso de máscaras ni la distancia requerida, fueron la constante.