ONG denuncian detención arbitraria del periodista Darvinson Rojas - Runrun
ONG denuncian detención arbitraria del periodista Darvinson Rojas
SNTP, Monitor de Víctimas, CNP, IPYS, Amnistía Internacional, Espacio Público, la CIDH, la RELE y HRW son algunos de los organismos que han denunciado la detención de Darvinson Rojas. 
Tras la detención arbitraria del periodista, Darvinson Rojas, el sábado 21 de marzo en un proceso ejecutado por las Fuerzas de Acciones Especiales (FAES) sin orden de allanamiento ni de aprehensión, diferentes organizaciones han denunciado su caso.

El periodista de Monitor de Víctimas fue detenido junto a sus padres luego de que las FAES allanaran su casa. Luego, la familia Rojas fue trasladada a la sede policial en la Urbanización La Quebradita. Los padres de Rojas fueron liberados el 22 de marzo. 

“Exigimos su inmediata liberación y garantías para la libertad de expresión de Darvinson así como la de todos los periodistas en Venezuela para mantener a la población debidamente informada ya que es un elemento esencial para frenar la pandemia del Covid-19”, afirmó un comunicado del observatorio de homicidios, Monitor de Víctimas.

 “La detención de Darvinson Rojas la ejecutaron unos 15 funcionarios encapuchados y armados que, además, detuvieron a Jesús Rojas y Mirian Sánchez, padres de Darvinson. Se llevaron computadoras y celulares y golpearon al señor (Jesús) Rojas”, indicó El Sindicato Nacional de Trabajadores de la Prensa (SNTP). 

Amnistía Internacional (AI) exigió la liberación “inmediata e incondicional” del periodista venezolano detenido tras informar sobre la propagación del covid-19 en Venezuela.

“Fue arrestado por las Faes en un aparente intento de silenciar su reporteo sobre la pandemia del COVID-19 en Venezuela. Darvinson comenzó a tuitear en vivo cuando los funcionarios fueron a su casa asegurando que allí había un caso de COVID-19 ”, se lee en el pronunciamiento.

La Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) y la Relatoría Especial para la Libertad de Expresión (RELE) expresaron su preocupación por la detención del periodista, sumándose a los comunicados de Amnistía Internacional, el observatorio Monitor de Víctimas y el director ejecutivo de Human Rights Watch (HRW), José Miguel Vivanco.

En el caso de la CIDH, el relator de la libertad de expresión de la Comisión, Edinson Lanza, fue quien afirmó que hacían seguimiento del caso.

El Comité de Protección para Periodistas (CPJ por sus siglas en inglés) también se pronunció ante la detención arbitraria de Rojas.

Por otra parte, la ONG Espacio Público exige la liberación inmediata de Darvinson Rojas. “Instamos a la comunidad internacional estar atentos por la situación que atraviesa la prensa en Venezuela,  particularmente en estos momentos de pandemia por Coronavirus”, aseguró un comunicado de la ONG.

El Colegio Nacional de Periodistas (CNP) indicó que el artículo 2 de la Convención Internacional para la protección de todas las Personas contra las Desapariciones Forzadas de las Naciones Unidas define la desaparición forzada como “el arresto, la detención, el secuestro o cualquier otra forma de privación de libertad que sean obra de agentes del Estado o por personas o grupos de personas que actúan con la autorización, el apoyo o la aquiescencia del Estado, seguida de la negativa a reconocer dicha privación de libertad o del ocultamiento de la suerte o el paradero de la persona desaparecida, sustrayéndola a la protección de la ley”.

El sistema de Justicia evitó que fuera representado por sus abogados de Espacio Público, imponiendo la defensa pública. Esperamos que el Tribunal revise los documentos correspondientes para que sea liberado. Sin embargo, vemos necesario seguir publicando en redes su situación, a modo  de presionar para su pronta liberación.

La Constitución Nacional Bolivariana en su Artículo 57, señala: “Toda persona tiene derecho a expresar libremente sus pensamientos, sus ideas u opiniones de viva voz, por escrito mediante cualquier otra forma de expresión y de hacer uso de cualquier medio de comunicación y difusión, sin que pueda establecerse censura…”