Voluntad Popular pide ante la AN esclarecer la irrupción armada en su sede - Runrun

Voluntad Popular (VP) pidió ante la Asamblea Nacional abrir una investigación por la irrupción armada que se registró en la sede de este partido en Caracas el pasado viernes.

“Vamos a denunciar ante todos los organismos internacionales”, anunció la diputada Adriana Pichardo, en nombre de VP, durante una sesión legislativa en la que pidió a la comisión de Política Interior del Parlamento esclarecer lo ocurrido.

Hasta ahora, remarcó Pichardo, ningún cuerpo de seguridad se ha pronunciado por la irrupción del viernes que fue cometida por una decena de personas, la mayoría hombres, que sin identificarse y portando armas largas sometieron a 42 activistas de VP dentro de sus oficinas en el este de Caracas.

La legisladora mostró en la plenaria un video del interior de la formación donde se observa a hombres armados apuntando a los opositores, destruyendo las cámaras de seguridad y removiendo recovecos de esa sede política.

VP ha denunciado que ese día robaron al menos una treintena de teléfonos celulares, dinero en efectivo, computadores y documentos de identidad del personal que fue sometido durante el “asalto violento”.

“Vejaron a las mujeres (…) las tocaron en sus partes íntimas, las golpearon y las tiraron al piso”, subrayó Pichardo que no descarta la posibilidad de que los asaltantes sean parte de un “grupo élite” o de “paramilitares de confianza del régimen” de Nicolás Maduro.

Aunque ningún jefe policial o militar se ha pronunciado por estos hechos, mientras se proyectaba el vídeo en el Parlamento la bancada oficialista gritaba “les salió mal el show” en alusión a un supuesto falso positivo que denuncian varios dirigentes chavistas.

VP, en cambio, mostró los rostros de al menos cinco de las personas que entraron a su sede y pidió a las autoridades actuar contra ellos pues en ningún momento presentaron una orden judicial para ingresar a sus oficinas.

Los encapuchados pidieron a los presentes entregar sus teléfonos celulares y tirarse al suelo, según se observa en un vídeo difundido por el partido, y abandonaron el lugar unos 40 minutos después sin identificarse.