Asesinaron a un joven en plena emergencia del hospital Domingo Luciani

#MonitordeVíctimas | Asesinaron a un joven en plena emergencia del hospital Domingo Luciani

RR_Hospital.png

@joancamargo_

LOS PACIENTES DE UNO DE LOS CENTROS DE SALUD más concurridos de Caracas, el hospital Domingo Luciani, fueron testigos de un homicidio cometido en plena sala de atención de emergencias, durante la madrugada de este martes 24 de julio.

De acuerdo a la versión suministrada a través del parte policial, en horas de la madrugada ingresaron con vida a un joven de aproximadamente 25 años, que fue identificado bajo el apodo de “El Ney”. La víctima presentaba varias heridas por armas de fuego generadas durante una presunta balacera entre bandas, registrada en uno de los barrios de Petare, estado Miranda.

Debido a que se trataba de un hecho delictivo, el funcionario policial que estaba de guardia en el centro de salud procedió a esposar al herido, y luego, mientras el joven era atendido por los médicos de guardia, fue a realizar chequear al herido en el Sistema Integrado de Información Policial (Siipol), con el fin de verificar si el herido se encontraba solicitado por algún delito.

Mientras realizaba estas labores, de obligatorio cumplimiento por parte de los funcionarios policiales que hacen guardia en los centros de salud, un hombre encapuchado y armado logró burlar la seguridad del hospital e ingresó a la sala de trauma shock, donde se encontraba “El Ney”.

Al verlo le disparó en tres ocasiones, hasta ocasionarle la muerte. La víctima, que se encontraba sobre una camilla, terminó tirada en el piso mientras el resto de los presentes, médicos, enfermeras y pacientes, corrían para salvar su vida del tiroteo.

“Lo remataron”, fue la frase que escuchó una enfermera, que prefirió mantener su identidad en el anonimato, quien se encontraba de guardia para el momento del hecho. Asegura que ninguno de los trabajadores del centro de salud logró ver salir al pistolero, por lo que las autoridades presumen que aprovechó la confusión para escabullirse entre pacientes, familiares médicos y enfermeras que corrían.

La misma fuente policial también informó que “El Ney” estaba solicitado por robo y homicidio. Además, era buscado por amenazar a varios funcionarios de PoliMiranda luego que su hermano muriera durante un procedimiento ejecutado en la urbanización Valles del Verde de Guatire.

Hasta el momento las autoridades no tienen indicios de la identidad del homicida, ni de las causas reales que ocasionaron el crimen, aun cuando la versión que cobra más fuerza es la de la venganza.

Lo que si manejan con certeza los trabajadores del Domingo Luciani es que los niveles de inseguridad que se registran en el hospital son altos. Denuncian que es común ver cómo en muchas oportunidades personas armadas ingresan a las salas de emergencia, trasladando a heridos por armas de fuego, “y no hay una autoridad que frene esta situación”.

Entre las denuncias realizadas también se encuentran los robos que son cometidos en las instalaciones y que a pesar que el centro hospitalario cuenta con un importante sistema de video vigilancia, actualmente ninguna de las cámaras de seguridad funciona.

Además aseguran que el resguardo del hospital está en manos de milicianos, un grupo colectivo y de varios funcionarios policiales de guardia en el centro de salud, sin embargo la vigilancia no es suficiente, bien porque las personas no están preparadas para el cargo o porque no son las suficientes para atender el centro hospitalario.

Enviar Comentarios



© Manapro Consultores

Enviar Comentarios