PERFIL | ¿Quién es Néstor Reverol?
Ago 03, 2016 | Actualizado hace 1 año
PERFIL | ¿Quién es Néstor Reverol?

EL MAYOR GENERAL ES EL nuevo ministro de Interior, Justicia y Paz, designado en cadena nacional por el presidente Nicolás Maduro el 3 de agosto de 2016. Un día antes, el 2 de agosto, fue acusado por una corte federal de Brooklyn, Estados Unidos, por participar en una trama de distribución de cocaína.

Fue comandante de la Guardia Nacional Bolivariana, designado el 27 de octubre de 2014, ratificado el 7 de julio de 2015, y sustituido por Antonio Benavides en junio de 2016. Fue ministro de Interior y Justicia, nombrado por el ex presidente Hugo Chávez, entre octubre de 2012 y abril de 2013. Antes, en 2009, fue puesto al frente de la Oficina Nacional Antidrogas (ONA).

También formó parte del Consejo Directivo del Servicio Nacional de Administración y Enajenación de Bienes Asegurados o Incautados, Confiscados o Decomisados, y presidió la Comisión Nacional de Casinos, Salas de Bingo y Máquinas Traganíqueles. En junio de 2013 asumió la presidencia de la Corporación para el Desarrollo de la Región Zuliana (Corpozulia) y un año después fue designado subdirector del Servicio Bolivariano de Inteligencia Nacional (Sebin). En diciembre de 2015 una nota de la agencia Reuters revelaba que Reverol era investigado por autoridades estadounidenses por presuntos cargos de narcotráfico.

Más de su trayectoria

Celebraba en marzo de 2013 la refundación del Cuerpo de Investigaciones Científicas, Penales y Criminalísticas (Cicpc). Néstor Reverol, entonces ministro de Interior y Justicia, prometió que se convertiría en una verdadera policía científica de investigación criminal. El proceso, dijo, incluía construcción de sedes en el interior del país y dotación de patrullas, vehículos y equipos. Un año y siete meses después, sin embargo, el presidente Nicolás Maduro anunció la conformación de la Comisión Presidencial para la Transformación de los Cuerpos Policiales, en el marco de lo que denominó Revolución Policial: “corregir todo lo que está mal”, dijo.

El asesinato del diputado Robert Serra y de cinco miembros del colectivo 5 de Marzo motivaron investigaciones contra funcionarios de seguridad, cambios en cargos directivos e, incluso, la destitución del ministro Miguel Rodríguez Torres. Los frutos de la oferta anterior de Reverol fueron insuficientes.

Oriundo de Cabimas, estado Zulia, y proveniente de una familia de ancestros Wayúu, en los noventa formó parte del Comando Antidrogas de la Guardia Nacional, bajo el mando del fallecido general Ramón Guillén Dávila, quien después fue acusado por participar en entregas controladas de droga.

El ex comisario de la antigua PTJ, Adolfo Romero Gómez, preso en EEUU desde 1994 acusado de narcotráfico, “en una llamada telefónica, pidió que el actual ministro de Relaciones Interiores, general de brigada Néstor Reverol, se acuerde de los viejos tiempos en los que ambos hacían operativos como agentes del Comando Antidrogas de la Guardia Nacional”, señala el periodista Javier Ignacio Mayorca en su blog Crímenes sin Castigo. Romero Gómez ofreció venir a Venezuela a contar al gobierno aspectos de la participación de la CIA y DEA en el tráfico de drogas.

Durante la gestión de Hugo Chávez, Reverol ocupó varios cargos en materia de seguridad. Ex ministro de Interior y Justicia, regresó a la cabeza del resguardo nacional el 27 de octubre de 2014 como comandante de la Guardia Nacional Bolivariana, designado por Maduro. Ese mismo día fue ascendido al rango de Mayor General y se formalizaron los nombramientos de Carmen Meléndez como ministra de Relaciones Interiores, Justicia y Paz, y de Vladimir Padrino López como ministro para la Defensa. “La designaciones que he hecho tienen el objetivo de seguir fortaleciendo la nueva doctrina de la Fuerza Armada Bolivariana”, declaró el mandatario nacional.

Transformación de órganos policiales

Reverol se desempeñó en 2002 como comandante del Destacamento 35 del Comando Regional 3 de la Guardia Nacional Bolivariana, en Zulia. Fue edecán del ex mandatario Chávez, cargo en el que “tenía fama de eficiente, disciplinado y leal a carta cabal”, según un artículo de José Orangel Paz, profesor de la Universidad del Zulia. En 2011 asumió otros cargos en materia de seguridad como gerente del Proyecto de Solución Tecnológica Integral para el Montaje e Instalación de Centros de Atención del 171, y como viceministro de Prevención y Seguridad.

Fue responsable, además, de la reestructuración de la Dirección General Sectorial de los Servicios de Inteligencia y Prevención (Disip), hoy Servicio Bolivariano de Inteligencia Nacional (Sebin). También se le atribuyen avances en el mejoramiento del Cicpc en materia de infraestructura y personal, cuando se desempeñaba como ministro de Interior y Justicia, designado en octubre de 2012 por Chávez, en sustitución de Tareck El Aissami. El Cicpc -dijo ese año- contaría con 20 mil investigadores para 2019 según sus proyecciones.

A los tres meses de ser incluido en el Gabinete Ejecutivo, denunció un presunto atentado contra Maduro, entonces vicepresidente ejecutivo, y Diosdado Cabello, presidente de la Asamblea Nacional. “Alertamos a la ultraderecha. No se equivoquen, tengan cuidado porque el pueblo está en la calle y está orando por la salud del comandante, pero tristeza no es debilidad. Vamos a estar muy alerta y a desplegar las fuerzas policiales para resguardar al pueblo. Los órganos de inteligencia están activados en la calle para frenar cualquier intento de desestabilización”, advirtió Reverol. Al menos 63 denuncias similares sobre presuntos planes magnicidas fueron formuladas ese año, 2013, por funcionarios del gobierno.

Los operativos de seguridad ciudadana, por su parte, resultaron infructuosos: cifras obtenidas extraoficialmente por periodistas revelaron que el primer trimestre de 2013 había sido el más violento –mil 375 cadáveres ingresados a la Morgue de Bello Monte- en los últimos cuatro años en Caracas. En ese periodo hubo 3 mil 400 homicidios en todo el país, reportó Reverol. Ese año, de hecho, culminó con un número de muertes violentas mayor a las registradas en Irak, un país de Medio Oriente con constantes atentados terroristas y guerras internas.

En abril Reverol informó sobre detenciones por delito de “ultraje al pudor” a propósito de un video grabado en la playa Los Juanes, en Morrocoy, y difundido por Internet, cuyo contenido incluía actos lascivos. El ministro ordenó la investigación del hecho por parte de una comisión de la policía científica. Ese mismo mes, después de los comicios presidenciales, responsabilizó al candidato opositor, Henrique Capriles Radonski, de provocar hechos violentos en la población venezolana.

Lucha contra el narcotráfico

La Organización Nacional Antigrogas (ONA) quedó bajo su dirección en 2009. Ese mismo año fue designado miembro de la Fundación Venezolana para la Prevención y Tratamiento de Consumos de Drogas, donde lo acompañaron Blanca Cecilia Rueda Fernández, Rafael José Sánchez Juárez, Galvani Duarte y Darry Francisco Fortoul Ochoa.

Durante su gestión en la ONA se ejecutaron decomisos de drogas y destrucción de pistas aéreas al servicio del narcotráfico. También se logró la captura de varios narcotraficantes como el líder de la banda Los Urabeños y jefe paramilitar -buscado por la Interpol-, Giraldo de Jesús Escalante, en mayo de 2013.

Su nombre figura en declaraciones del presunto narcotraficante Walid Makled registradas en una entrevista del diario El Nacional en octubre de 2010. Reverol había administrado durante 23 meses sus compañías incautadas. “También quiero denunciar al general Néstor Reverol (…) Esas empresas han generado en ese tiempo 140 millones de dólares. Esos 140 millones tendrían que estar depositados en un tribunal y no están”, dijo. En marzo de 2011, sin embargo, fue nombrado miembro del Consejo Directivo del Servicio Nacional de Administración y Enajenación de Bienes Asegurados o Incautados, Confiscados o Decomisados.

Presidió, además, la Comisión Nacional de Casinos, Salas de Bingo y Máquinas Traganíqueles, conformada por Alejandro Fleming, José David Cabello, Luis Ramón Fernández Delgado, Dante Rivas y el coronel Pablo Pérez Mediomundo.

El zuliano del gobierno

“Soy el hombre del gobierno en el Zulia”, afirmó en junio de 2013 cuando fue nombrado presidente de la Corporación para el Desarrollo de la Región Zuliana (Corpozulia). También asumió la responsabilidad del manejo de las finanzas del Psuv. Su nombre, de hecho, sonó como candidato a la Alcaldía de Maracaibo por el partido de gobierno de cara a las elecciones municipales de diciembre de 2013, pero no participó.

Reverol, sin embargo, habría intentado influir en las postulaciones para otro municipio zuliano: el alcalde de Machiques, Vidal Prieto, denunció haber sido chantajeado por Reverol para declinar su candidatura a la reelección. El presidente de Corpozulia lo habría amenazado con permitir que expedientes de corrupción en su contra avanzaran en la Fiscalía General de la República. “Yo le respondí de una vez que las denuncias las hicieron quienes siempre me han adversado, pero que soy el alcalde que menos recursos ha manejado en el estado”, dijo Prieto en una rueda de prensa.

En mayo de 2014 asumió como subdirector del Servicio Bolivariano de Inteligencia Nacional (Sebin) con una meta: “Voy a contrarrestar cualquier campaña de desestabilización contra el gobierno”.

En octubre, cuando fue nombrado al frente de la Comandancia de la Guardia Nacional Bolivariana, Rocío San Miguel, presidente de la ONG Control Ciudadano, afirmó que el cargo le correspondía al mayor general Antonio Benavides Torres como oficial más antiguo que Reverol.

En julio de 2014, la periodista Sebastiana Barráez pronosticó que Reverol sería el próximo comandante de la GNB por encima de Benavides Torres, quien en ese momento fue movido del Destacamento 5 a la jefatura del Redi Central.

“Lo pasan a la Redi Central para dejarlo en la sombra y abrirle paso al general Néstor Reverol Torres. A Benavides se le criticó duramente por sus actuaciones en relación a las llamadas guarimbas. Y hubo un fuerte ataque en su contra cuando dijo: “… el destino de los delincuentes es la cárcel o bajo tierra…”. Por su parte, Reverol ha tenido desde teniente críticas por su actuación en antidrogas y por su amistad con el general Guillén, cuando el escándalo de las entregas controladas en el gobierno de Carlos Andrés Pérez. Es una pieza clave de Tareck El Aissami”, detalló la periodista en su columna en el semanario Quinto Día.

El 18 de mayo el diario estadounidente The Wall Street Journal informó sobre investigaciones adelantadas por una división élite de la Administración para el Control de Drogas (DEA, por sus siglas en inglés) y fiscales federales en Nueva York y Miami contra funcionarios venezolanos, entre ellos Reverol, “bajo sospecha” de convertir al país “en un centro global de tráfico de cocaína y lavado de dinero”.

El 15 de diciembre de 2015, una nota de la agencia Reuters informaba que las autoridades estadounidenses estaban por “descubrir cargos por tráfico de drogas” contra Reverol, y que la acusación permanecía sellada en un juzgado en Brooklyn, Nueva York.

Tomado de Poderopedia