Fedecámaras: Aumento salarial pone en riesgo estabilidad laboral
Fedecámaras: Aumento salarial pone en riesgo estabilidad laboral

Fedecamaras

El presidente de la mayor patronal de Venezuela, Fedecámaras, Francisco Martínez, indicó que el aumento salarial del 50 por ciento decretado por el Gobierno de Nicolás Maduro el pasado viernes puede llevar a recortes en los puestos de trabajo y el cierre de las empresas.

“El impacto sobre las pequeñas y medianas empresas es sumamente negativo y sumamente fuerte, lo que se puede estar convirtiendo en el cierre de las empresas y en pérdida de puestos de trabajo”, dijo Martínez en una entrevista con la emisora Unión Radio.

El Gobierno venezolano decretó un aumento del salario mínimo básico que se situaba en 15.051 bolívares pasará a 22.576 bolívares mientras que el bono de alimentación aumentará de 18.585 bolívares a 42.480 bolívares.

A juicio del presidente de Fedecámaras, el esquema sistemático de aumentos que ha venido aplicando el Ejecutivo a lo largo del año “es un reconocimiento al fracaso de ese modelo económico que lo único que hace es generar inflación”.

Martínez aseguró que en una situación de crisis económica como la venezolana el aumento tiene “un horizonte que en no más de cuatro meses se diluye y se pierde el poder adquisitivo”.

“Estos aumentos salariales no vienen acompañados de ninguna medida estructural, ninguna medida que vaya controlar las variables macroeconómicas”, explicó.

El empresario criticó además la decisión unilateral y “sorpresiva” tomada por el Gobierno socialista para implementar el aumento que, dijo, “incumple” con la Organización Internacional del Trabajo (OIT), porque “todo lo que rige en materia salarial y laboral en el país debe ser consultado, debe ser definido en la consulta tripartita”.

Con el decreto de un aumento “de forma unilateral, de forma sorpresiva, el Gobierno vuelve a ir en la dirección de tomar decisiones él solo”, pero además “las pequeñas y medianas empresas son las que sufren porque no están preparadas”.

Con el aumento anunciado el pasado día 12, para ser aplicado a partir del próximo 1 de septiembre, los ingresos totales de los venezolanos con salario mínimo aumentará casi 100% y pasará de 33.636 bolívares a 65.056 bolívares.