Espacio Público registra aumento de agresiones a periodistas que cubren protestas por comida y referendo

Espacio Público registra aumento de agresiones a periodistas que cubren protestas por comida y referendo

fotoEP.jpg

fotoEP

 

Espacio Público registra aumento de agresiones a periodistas que cubren protestas por comida y referendo

Desde hostigamiento por parte de funcionarios del Servicio Bolivariano de Inteligencia (Sebin), hasta persecución y agresiones causadas por grupos simpatizantes del oficialismo.

El reporte difundido este lunes 8 por la Organización No Gubernamental (ONG) Espacio Público, indica que durante el recién finalizado mes de julio persistieron los ataques contra el ejercicio periodístico, en un contexto signado por la agudización de protestas por la escasez de alimentos y movilizaciones políticas que buscan la activación de un referendo revocatorio al presidente Nicolás Maduro.

El informe de Espacio Público detalla:

 

El 13 de julio, en medio de la cobertura a una protesta por comida en Cariaco, estado Sucre, fueron hostigados verbalmente los periodistas Carolina Isava y Román Camacho por parte de funcionarios de la Guardia Nacional Bolivariana (GNB). El funcionario cuestionaba el lugar desde donde estaban realizando la cobertura porque consideraba que no podían estar allí.

El mismo día fueron agredidos por simpatizantes del oficialismo los reporteros Rafael Hernández de NTN24 y Ricardo Sánchez del portal RicardoLoDice, en medio de la cobertura a una caminata convocada por la Mesa de la Unidad Democrática (MUD) en el estado Vargas. La cámara de Hernández fue robada momentáneamente y recuperada por funcionarios de la policía de Vargas; Sánchez fue agredido con una botella de plástico que partió sus lentes.

Al día siguiente, el 14 de julio, un grupo de oficialistas persiguió al diputado opositor Williams Dávila y Denisse Fernández, al salir de una actividad en el estado Cojedes. Con ellos se encontraba la periodista Astrid Carolina Rivas, de la emisora local Class 98.7FM.

Rivas relató que antes de que comenzara la persecución, ella se había acercado al grupo de oficialistas y les había tomado algunas fotos, “se percataron de que lo estaba haciendo y uno de ellos me manda a quitar el teléfono” y para resguardarse subió al carro de los diputados; al salir del lugar, el carro fue perseguido y partieron uno de los vidrios a pedradas.

El 20 de julio, la persecución judicial que enfrenta el Correo del Caroní por parte del Estado venezolano llegó a un nuevo final: La Sala Única de la Corte de Apelaciones del Circuito Judicial Penal de Bolívar ratificó la condena a cuatro años de cárcel contra el director del periódico, David Natera Febres, emitida en marzo por el Tribunal Penal Sexto de Juicio de Puerto Ordaz. Ahora no son solo los cuatro años de cárcel contra David Natera, la prohibición de salida del país y la presentación cada 30 días, la sentencia detalla, además, la inhabilitación política y la sujeción a vigilancia por una quinta parte del tiempo de la condena.

En la misma fecha, durante la cobertura de una manifestación de amas de casa por comida frente a la sede del Ministerio de Alimentación, en la avenida Andrés Bello, en Caracas, trabajadores del ente golpearon la cámara de NTN24 para evitar que grabaran lo que estaba sucediendo allí. “Llévate tu cámara” gritó un funcionario del ministerio que vestía camisa negra, justo antes de golpear la cámara.

El 21 de julio, durante una actividad de la MUD en el estado Sucre, con diputados y dirigencia local, fueron agredidos dos periodistas en menos de 12 horas. El primero fue José Rengel, golpeado con un objeto contundente en la cabeza, también intentaron robarle sus equipos cuando hacía la cobertura de la visita de los diputados al Mercado Municipal en la entidad. El periodista fue detenido en las inmediaciones del mercado por la Policía Municipal, le pedían la cámara y su teléfono para borrarle el material que había recabado.

Horas más tarde, resultó hostigada la periodista Carolina Isava por parte de funcionarios del Sebin presentes en la actividad que desarrollaba la MUD en el Colegio de Abogados de Cumaná. La reportera documentaba la agresión y requisa a un joven señalado de portar armas, cuando comenzaron a hostigarla e intentaron impedir que grabara.

Al día siguiente, el 22 de julio, el reportero gráfico Jesús Tovar, del diario Avance de Los Teques y su compañero Gabriel Ordóñez fueron hostigados en la cobertura de un motín en la sede de Poliguaicaipuro, en la capital del estado Miranda, por funcionarios de ese mismo cuerpo policial. Los funcionarios intentaron sin éxito borrar las fotos y lo dejaron en libertad, aunque ya había sido agredido, resultó con rasguños y raspones.

El 27 de julio, por orden del juez IV civil del estado Aragua, Mazzei Rodríguez, visitó las instalaciones del diario El Siglo en Maracay la juez Mendia Villegas. El diario calificó de “viciado” este proceso, mediante el cual un nuevo propietario reclama parte de sus instalaciones. Los funcionarios agredieron a tres trabajadores del diario durante la visita.

En horas de la noche del 30 de julio, durante la cobertura de la gira del dirigente opositor Henrique Capriles a Pantoño, en el estado Sucre, fueron atacados varios carros. En uno de ellos se movilizaban 8 periodistas.

 

Repunte semestral

De acuerdo con las estadísticas de Espacio Público, entre enero y junio de 2016 se han registrador 160 violaciones a la libertad de expresión, cifra que equivale a un incremento del 8,48% respecto al mismo período del año pasado.

El total de casos fue de 124, un 6% mayor que el primer semestre de 2015.

 

Enviar Comentarios



© Manapro Consultores

Enviar Comentarios