#MonitorDeVíctimas | Denuncian ejecuciones del Cicpc en El Junquito y Caricuao - Runrun
#MonitorDeVíctimas | Denuncian ejecuciones del Cicpc en El Junquito y Caricuao
En 2019, el cuerpo detectivesco fue la segunda fuerza de seguridad que cometió mayor cantidad de homicidios en el Área Metropolitana de Caracas: 65 en total. Solo fue superado por las FAES

Lorena Meléndez @loremelendez / Fotografía: Carlos Ramirez

Dingenberg Alfredo Jiménez Buissel, de 20 años de edad, ultimaba los preparativos de una verbena que haría al final de la tarde del viernes 28 de febrero, para recoger fondos para la operación de un familiar. Alistaba el sonido de la feria en la platabanda de su casa, en el barrio José Antonio Páez, en el Kilómetro 11 de El Junquito, al oeste de Caracas, cuando una comisión del Cuerpo de Investigaciones Científicas, Penales y Criminalísticas (Cicpc) llegó a su vivienda, lo sometió y ejecutó, según denunciaron sus allegados.

“A él lo mataron frente a su hermano que es un menor de edad, tiene 16 años. Ahí también estaban unos primos que son más pequeños todavía”, reclamó un pariente que prefirió resguardar su identidad por temor a represalias. Contó que esa tarde, alrededor de las 2:30 pm, el Cicpc perseguía a los miembros de una banda, quienes huyeron saltando por los techos y paredes de las viviendas. Pasaron cerca de la casa de Jiménez Buissel, a quien los policías confundieron con los presuntos delincuentes que buscaban.

El allegado también relató que al joven lo detuvieron porque nunca intentó huir. Lo interrogaron, mientras que a su hermano y primos los obligaron a acostarse boca abajo, con la cabeza al suelo. Al final, le dispararon en el tórax. La zona quedó tomada por los uniformados hasta que oscureció. Supuestamente, los funcionarios simularon un enfrentamiento para justificar el asesinato.

Jiménez Buissel era padre de dos hijos. Trabajaba como comerciante: traía ropa y hasta alimentos desde Colombia, que vendía por encargo. No tenía antecedentes penales, de acuerdo con sus familiares.

Esa misma tarde, el Cicpc actuó también en el sector Los Telares, en Caricuao, al suroeste de la capital venezolana. Durante un procedimiento, cayeron Jesús Antonio Mejías Barrios, un buhonero de 25 años de edad que fue herido con dos balazos en la espalda, y un compañero suyo que no fue identificado. Familiares, que no presenciaron el hecho, aseguran que ninguno de los jóvenes portaba un arma.

En enero, cinco personas murieron a manos del Cicpc, cuatro de ellos en un supuesto enfrentamiento en el túnel de Turumo, en el municipio Sucre. En 2019, el cuerpo detectivesco fue la segunda fuerza de seguridad que cometió mayor cantidad de homicidios en el Área Metropolitana de Caracas: 65 en total. Fue solo superado por las Fuerzas de Acciones Especiales (FAES), quienes participaron en 245 muertes.