Buques que llevan petróleo venezolano a Cuba navegan en un paraíso fiscal

Buques que llevan petróleo venezolano a Cuba navegan en un paraíso fiscal

PETION-Transalba.jpg
La investigación global  Bahamas Leaks revela que empresa mixta cubano venezolana está registrada en Bahamas
Venezuela no ha justificado “la conveniencia nacional” para inscribir una empresa en un paraíso fiscal
Soberanía e independencia en cuestionamiento: compañía sólo cuenta con dos buques propios mientras que 76% de la flota es fletada
Directores venezolanos de empresa cubano venezolana también dirigen compañías en Panamá

 

@boonbar

TODAS LAS PROMESAS DE INDEPENDENCIA y soberanía energética pueden caber en un buque petrolero. El 2 de junio de 2009, en el terminal de Guaraguao en Puerto La Cruz, estado Anzoátegui, el expresidente Hugo Chávez anunciaba la incorporación del barco Sandino a la flota de Transportes del Alba, Transalba, empresa mixta cubano venezolana destinada al envío de crudo venezolano a los países inscritos bajo el convenio de la Alternativa Bolivariana para los pueblos de Nuestra América (Alba) y Petrocaribe.

En aquella ocasión, en el marco de la VI Cumbre del Acuerdo de Cooperación Energética Petrocaribe, Chávez proclamaba que la botadura del buque petrolero de Transalba, “punta de lanza del Alba”, fruto del convenio entre Cuba y Venezuela, era un compromiso histórico y geopolítico. “Un viraje estratégico, histórico, moral, ético”, recalcaba el mandatario justo el año en que ganó electoralmente la reforma constitucional para la reelección presidencial indefinida.

buque-sandino-transalbaBuque Sandino (Foto: Marine Traffic) 

El buque Sandino era importante “para el desarrollo de los pueblos de la región latinoamericana” resaltó Asdrúbal Chávez, vicepresidente de Refinación, Comercio y Suministro de Pdvsa en aquel entonces. “Fortalece la soberanía en materia de transporte energético en todo el hemisferio”, ratificaba el 12 de mayo de 2009 el también primo del ex mandatario cuando Rafael Ramírez tenía a su cargo la presidencia de la estatal.

En realidad, el Sandino era el segundo de los 12 buques anunciados en 2009 por Petróleos de Venezuela (Pdvsa), propietaria venezolana  de Transalba junto con la cubana Internacional Marítima. Cuatro meses antes, el 9 de febrero, la estatal petrolera anunciaba la compra del primer tanquero de la compañía mixta, el Pétion, llamado así en honor al prócer haitiano Alexander Pétion.  Estaría destinado a transportar crudo liviano desde la refinería de Puerto La Cruz hasta la refinería Camilo Cienfuegos en Cuba.

petion_1

Buque Pétion

El Pétion y el Sandino, dos barcos tipo Panamax de 73 mil toneladas de peso cada uno, fueron los dos únicos buques propiedad de Transalba que se conocen hasta la fecha, adquiridos mediante un préstamo del Bandes de $61 millones respectivamente.

Los nombres de estas embarcaciones así como el de Transalba fueron mencionados en las memorias y cuentas de Ministerio de Energía y Petrolero (Menpet) desde su lanzamiento en 2009 hasta 2011. Luego, desaparecieron de los balances anuales del organismo correspondientes a los años 2012, 2013, 2014 y 2015. Desde entonces, ya no se celebraron más actos públicos para anunciar la adquisición los otros buques prometidos o presentar indicadores de la gestión.

folleto-pdvsa-petrocaribe

 Fuente: PDV Caribe. “Intercambio de hidrocarburos entre Venezuela y Patrocaribe”

La soberanía e independencia de transporte de crudos entre Venezuela y los países del Caribe que el gobierno venezolano atribuyó  a Transalba queda en entredicho si se revisa el lugar de nacimiento de la compañía. La empresa mixta de carácter público creada por los estados de Cuba y Venezuela está registrada en la mancomunidad de Bahamas. Su expediente, asentado en este paraíso fiscal de las Antillas, forma parte de  los  1,3 millones de documentos liberados del registro mercantil  del archipiélago conocido como Bahamas Leaks.

La cubano venezolana Transalba es una de las 175 mil empresas, trust y fundaciones offshore registradas en Bahamas entre 1990 y 2016 cuyos nombres reveló Bahamas Leaks, investigación global coordinada por el Consorcio Internacional de Periodistas de Investigación (ICIJ, por sus siglas en inglés) y el diario Süddeustche Zeitug de Munich, los mismos que manejaron el caso de los Panama Papers sobre el bufete Mossack Fonseca, que contribuyó a crear 15.915 entidades en estas islas del Atlántico oeste.

Bahamas, ubicada a 2.368 kilómetros de Caracas y 393 kilómetros de Cuba, es un conocido paraíso fiscal con atractivos más allá de los turísticos: ofrece ventajas fiscales y secretismo bancario para evadir impuestos  y ocultar fortunas sin declararlas. Desde 2011, está incluido en la lista gris elaborada por la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (Ocde) al no comprometerse con instrumentos multilaterales más eficaces en la lucha contra el fraude fiscal.

La relación comercial entre Venezuela y Bahamas está marcada por el funcionamiento de la Bahamas Oil Refining Company International Limited, conocida como la refinería Borco, propiedad de Pdvsa. Ningún documento público menciona que la empresa Transalba en realidad está registrada en el archipiélago.

Si bien Bahamas se unió a Petrocaribe al firmar el acuerdo multilateral en junio de 2005, aún no ha formalizado el convenio bilateral con Venezuela que establezca contratos de suministros entre ambos países.

Bahamas representaría un atractivo para las inversiones de Venezuela. Forma parte de la lista de países con baja imposición fiscal, es decir, que los impuestos de las rentas o patrimonio pueden ser nulas o mínimas, según la providencia administrativa del Seniat publicada en Gaceta Oficial 37.610 (15-01-2003).

Tampoco existen impedimentos para que el estado venezolano, que constitucionalmente conserva la totalidad del negocio petrolero, pueda legalmente constituir empresas en el exterior siempre y cuando sea por razones de “conveniencia nacional”, posibilidad que se desprende de diversos tratados o acuerdos internacionales de promoción y protección a la inversión, según una consulta a Transparencia Venezuela.  

Pero la pregunta queda abierta. Ni el Estado venezolano ni Pdvsa han justificado la “conveniencia nacional” de domiciliar esta empresa mixta cubano-venezolana en Bahamas, paraíso de relajados controles fiscales.  Las razones permanecen en el fondo del mar.  Runrun.es intentó obtener la versión de Pdvsa (mediante petición de entrevista el 17/10/2016), pero hasta el cierre de este reportaje no ha obtenido respuesta.

Datos submarinos

Existen contradicciones en la fecha de nacimiento de Transalba. Mientras que los medios públicos anunciaron que fue creada en enero 2007, el registro público de Bahamas certifica que fue constituida un año y un mes antes, exactamente el 5 de diciembre de 2005, con el nombre de Transportes del Alba INC. LDC, bajo el número 31598.

registro-directores-transalba-2005

 

 

certificado-registro-transalba-2007

 

Luego, según el expediente del registro mercantil fue incorporada el 13 de  abril de 2007 como empresa de duración limitada en la mancomunidad de Bahamas.

certificado-incorporacion-transalba

 

La creación de Transportes del Alba no aparece en la Gaceta Oficial de 2005 ni 2007 aún cuando la Ley Orgánica de la Administración Pública obliga a que la fundación de toda empresa  pública debe ser difundida en el periódico oficial del gobierno de Venezuela.

Tampoco se conoce si la creación de esta empresa mixta fue aprobada por la Asamblea Nacional, tal como obliga Ley Orgánica de Hidrocarburos en su artículo 33. Según la legislación, el Ministerio de Energía y Petróleo debe informar sobre la constitución  de la nueva compañía al parlamento, que a la vez tiene la potestad de modificar sus condiciones.

Los socios venezolanos

La información sobre los dueños de Transalba es confusa. Por una parte, la Memoria y Cuenta 2011 del Menpet indica que la empresa cubana Internacional Marítima es la socia mayoritaria con 51% de las acciones mientras la filial de la estatal venezolana Pdvsa Cuba posee 49% del capital. Por otra, el informe 2011 de Petrocaribe dice que la distribución accionaria es 50%-50%.

Resulta difícil encontrar documentos o expertos que sepa de las operaciones de Transalba en el ámbito petrolero regional. Gracias a la revelación de Bahamas Leaks, salen a flote los nombres de sus directivos. Los primeros 6 ejecutivos de esta compañía (registrada en 2005 en Bahamas por la firma Patton, Moreno & Asvat) fueron los cubanos: Heriberto Sánchez Hernández, Luis Gómez Gil, Marcos Arza Vizcaíno, Reinaldo Vicente Rivero Loureiro, Sergio de los Santos Casines Suárez y el capitán de altura venezolano Jorge Slusarenko Deriojanko.

transalba3-02

 

Slusarenko, quien fue directivo de Transalba desde su nacimiento hasta el 4 de abril de 2012, fue a su vez gerente general de PDV Marina. Estuvo presente el 17 de marzo de 2011 en el acto de entrega del tanquero Guaicaipuro, “uno de los 40 que se construyen en el mundo para la filial de Pdvsa, según reseñó la prensa oficial.

Desde junio de 2007 posee una empresa en Panamá, Alternative Media S.A, junto a su esposa Hilce Aracelis de Slusarenko y su hija Inna Slusarenko Salazar.

La directiva de Transalba ha cambiado en la última década. El ingeniero venezolano Héctor José Pernía es uno de los directores de esta empresa mixta, cargo que ocupa desde el 7 de octubre de 2008, indica el expediente asentado en Bahamas.  El actual presidente de Pdvsa Naval (desde enero 2015) también fungió de gerente general de esa filial petrolera, encargada de la compra de buques de la estatal, cuando fueron lanzados los tanqueros Pétion y Sandino en 2009 y cuando Asdrúbal Chávez era vicepresidente de Refinación, Comercio y Suministro de Pdvsa.

No se conoce la trayectoria de Pernía en el sector de transportes de hidrocarburos, pero si que se ha dejado ver en eventos diferentes al tema petrolero. Como director de Pdvsa Cuba, participó en el foro y presentación del libro “Dos siglos de mitos mal curados” en la Casa del Alba, ubicada en la Habana, Cuba, el 23 de febrero de 2011. El texto, ganador del Premio Internacional de Investigación sobre la Emancipación 2010 otorgado por el Celarg, trata de “un compendio crítico de los modos de presentar la historia que han servido para ocultar la memoria colectiva de América”, según identificó Juventud Rebelde.

En sus tentativas de mantener un bajo perfil, Pernía contactó  a Runrun.es en 13 oportunidades vía correo electrónico (entre el 14 de abril y 19 de octubre de 2016) a través de la empresa Eliminalia especializada en “limpieza de reputación” en internet,  para pedir que fuese eliminada una nota publicada en la columna de Nelson Bocaranda el 04-09-2013, donde el actual presidente de Pdvsa Naval era mencionado como uno de los responsables de las compras de buques de Pdvsa con presunto sobreprecio. Invocando el derecho a la vida privada consagrado en la Constitución de Venezuela, la companía domiciliada en Barcelona, Espana, sostuvo en ambos emails que la publicación de los datos de Pernía era “perjudicial y nocivo para los intereses del país y de la empresa pública que él representa”.

hector_jose_pernia

Hector José Pernía en La Habana en febrero 2011

Otro venezolano en la directiva de Transalba es Jesús Oswaldo Avancini, quien ocupa el cargo desde el 20 de mayo de 2011, consta en el expediente de la compañía. Su presencia en la industria petrolera nacional comenzó el 10 de diciembre de 2003, según consta en su ficha de cotización del IVSS. En Pdvsa ha ocupado los  cargos de gerente general de Ingeniería y proyectos de Petróleos de Venezuela y gerente general de Fletamiento y Logística en comercio y suministro de Pdvsa. Actualmente es director general de Operaciones, coordinando los manejos de 83 buques petroleros y 150 unidades menores y el suministro de hidrocarburos en el país y exterior mediante los convenios Petrocaribe, China, India, Norteamérica y Europa. Viceministro del Menpet.

Avancini también se ha movido en el mundo diplomático. En 2005, como director general del Ministerio de Asuntos Exteriores, viajó al Vaticano en ocasión de las exequias del Papa Juan Pablo II, como parte de la delegación venezolana junto con el ex ministro de  Alí Rodríguez Araque y el embajador Iván Rincón Urdaneta.

oswaldo-diaz_avancini

Jesús Oswaldo Avancini, director de Transalba

Tanto Pernía como Avancini son también directores de dos empresas mixtas donde participa Pdvsa y Cuba registradas en Panamá junto con sus homólogos cubanos Jesús Enrique Domínguez Cuello y Guillermo Faustino Rodríguez López-Calle, indican las fichas del Registro Público de Panamá.

La participación directiva de los venezolanos no se limita a Bahamas sino que también se extienden al istmo. Dentro del convenio de Petrocaribe,  en mayo de 2007 fue registrada Tovase Development Corp (50% de las acciones de Pdvsa Cuba y 50% Variation Limited) y en septiembre de ese año Trocana World INC (50% Pdvsa Cuba y 50% Wagoneer International Limited).  Son dos de las 15 empresas mixtas constituidas por PDV Caribe y PDVSA Cuba.

Runrunes intentó contactar a ambos directivos para confirmar su participación en Transalba, vía peticiones en papel (recibida en Pdvsa el martes 18 de octubre 2016) y correos electrónicos, pero hasta el momento del cierre del reportaje se espera respuesta.

Rendimiento en el fondo del mar

Una de las promesas de Transalba era ampliar la independencia del transporte de crudos.  “Con estas embarcaciones se garantizará el suministro continuo de petróleo y derivados a estas hermanas repúblicas, y ahorros estimados en entre medio y un dólar por barril, que al año pueden significar entre 30 y 50 millones de dólares anuales”, anunciaba Asdrúbal Chávez en momento de la botadura de Sandino, en mayo de 2009.

Según el ex vicepresidente de Refinación, Comercio y Suministro de Pdvsa, la adquisición de estas dos embarcaciones representaría “ahorros importantes para PDVSA en el pago de fletes”, y elevaría las garantías en materia de transporte y suministro de hidrocarburos a la región, en el marco del ALBA y el Acuerdo de Cooperación Energética Petrocaribe.

Incluso ese año, se asomó la posibilidad de comprar un tercer barco “en el corto plazo”, con menor tonelaje, para facilitar acceso a puertos de menor profundidad en Centroamérica.

Pero ni ese ni otros buques fueron adquiridos. Pdvsa ha tenido que recurrir al arrendamiento  de embarcaciones para cubrir las cuotas de suministro a Petrocaribe. En el caso de Cuba, para ser procesado en la refinería Cienfuegos y atender la demanda interna. La empresa mixta cubano venezolana se maneja entonces con clásicos criterios comerciales de alquilar barcos a terceros o intermediarios para mantener sus operaciones.

Hay evidencias de que Pdvsa está alquilando buques para sus operaciones. El Informe del Comisario del ejercicio anual 2013 de Pdvsa y sus empresas filiales indica que durante ese año las alianzas estratégicas con países aliados, a través de las empresas mixtas Transalba (Cuba), CV-Shipping (China) y PDV Marina-SOVComflot (Rusia) “han permitido fletar buques a precios competitivos para el suministro de los países del Alba y PetroCaribe con los que se ha suscrito acuerdos de cooperación energética”.

Un seguimiento satelital de la agencia Reuters permite comprobar que hay más de dos buques suministrando petróleo venezolano a Cuba. En lo que va de 2016, se ha  registrado el arribo a la isla de los tanqueros Pétion (cuyo propietario es Trocana World, con bandera de Panamá); y el Sandino (Tovase Development World). Pero también han llegado con petróleo venezolano: Ocean Elegant (desde Puerto La Cruz hasta Matanzas); Despina Andrianna; MT Pearl y Carlota C.

satelite-buques-petroleo-cuba

Registro satelital (21 septiembre 2016). Fuente: Reuters

Tanto el Informe de Gestión de Pdvsa 2011 como la Memoria y Cuenta 2011 del Menpet certifican que Transalba no es precisamente el estandarte de la soberanía energética. Ambos documentos indican que la empresa mixta es “la encargada de las actividades de fletamiento de buques para el suministro a los países miembros de Petrocaribe”.  Indicó que ese año transportó 3.823.202 toneladas métricas en los buques de la empresa, de los cuales 24% eran propios y 76% arrendados.

Existen indicios de la caída del suministro de petróleo venezolano a la isla. En 2011, el Menpet lo ubicó en 96,3 mil de barriles de petróleo diarios (MBD). El Informe de Gestión Anual de Pdvsa habla del envío de 98 MBD en 2012. Pero a partir de 2014, expertos calculan una disminución de suministro de crudos y combustibles a Cuba en  40%, lo que impactará irremediablemente en la economía de la isla, con recortes de 50% de consumo de combustible y electricidad, según Reuters.

El propio presidente cubano Raúl Castro reconoció públicamente la caída del suministro del petrolero venezolano.  En julio de 2016, admitió una “contracción” de las entregas de petróleo pactadas con Venezuela, por lo que “es preciso reducir gastos de todo tipo que no sean imprescindibles, fomentar la cultura del ahorro y aprovechamiento eficiente de los recursos disponibles”.

Con la crisis del petróleo venezolano, Transalba y sus buques podrían estar navegando a la deriva.

Enviar Comentarios



© Manapro Consultores

Enviar Comentarios