Runrun.es: En defensa de tus derechos humanos

El Megafono

Los que no se rinden | Una Ventana a la Libertad: Mueren más presos por tuberculosis que por riñas

Francisco Zambrano
20/08/2020
Desde 1997 la ONG se encarga de brindar apoyo a los reclusos y sus familiares 

@franzambranor

En octubre de 1996, 29 presos murieron calcinados en la extinta cárcel de La Planta en Caracas. Funcionarios de la Guardia Nacional arrojaron dos bombas lacrimógenas al interior de una celda lo que originó el incendio. La masacre hizo que Carlos Nieto Palma, junto a Elio Gómez Grillo, Flor Isava, Libia Montes y Carol Carrera fundaran el 10 de diciembre de 1997, la ONG Una Ventana a la Libertad.

“En ese momento no había una organización que se dedicara al tema carcelario  yo ya estaba involucrado en eso. Lo de La Planta fue el detonante, nos conmovió bastante”, dijo Nieto Palma.

El director de Una Ventana a la Libertad señaló que durante el segundo mandato del presidente Rafael Caldera, la situación carcelaria era realmente precaria, pero que las relaciones con el alto gobierno y las ONG eran de respeto mutuo. “El ministro de Justicia era Hilarión Cardozo y siempre hubo buen trato, pese a las denuncias que hacíamos”.

En su informe correspondiente a 2019, Una Ventana a la Libertad reportó 192 muertes de reclusos en calabozos. 46 perdieron la vida por enfermedades, 40 por violencia entre reclusos, 16 por abuso policial, 34 en fugas y 21 por otras causas.

¿En qué ha cambiado el sistema penitenciario desde entonces?

Carlos Nieto: En aquel momento era muy mala, las cárceles eran terribles. Actualmente el sistema penitenciario de Venezuela es tal vez uno de los peores del continente, yo diría que del mundo. Jamás me imaginé que la situación fuera más terrible de lo que era antes, hoy en día mueren más presos por tuberculosis y por desnutrición que por riñas y peleas.

¿Cual es el rol de Una Ventana a la Libertad?

CN: Monitorear la situación de las cárceles, presentar denuncias, asesoría jurídica a los familiares, damos talleres en derechos humanos a personas privadas de libertad. La mayoría de la gente cree que los presos no tienen derecho y si los tienen. 

¿Cuál es la realidad de los centros de detención preventiva en este momento?

CN: Los centros de detención preventiva o calabozos policiales cumplían la función de albergar a los presos por un lapso no mayor a 48 horas, eso se cumplia antes, pero ahora se han convertido en pequeñas cárceles que alojan incluso a más detenidos que las cárceles normales, que según la ministra para Asuntos Penitenciarios, Iris Varela, son 44 en todo el país.  

¿Cómo hacen para monitorear las cárceles en el interior del país?

CN: Somos un equipo de 32 personas, 19 de ellos son investigadores que están desplegados en 17 estados de Venezuela. En enero de 2021 pensamos agregar dos estados más.

¿Cual es el tipo de persona que se acerca a su organización?

CN: 97% de los presos en Venezuela son pobres. Nosotros atendemos a sus familiares, les brindamos asesoría jurídica. Ellos no tienen cómo pagar un abogado, a veces ni siquiera tienen el pasaje para trasladarse al centro de reclusión. Hay un fenómeno y es que la mayoría de los familiares que solicitan ayuda para un preso son mujeres, los hombres se involucran muy poco en esos menesteres. 

¿Tienen algún tipo de alianzas? 

CN: Alianzas como tal no, pero hemos contado con la colaboración de la Cruz Roja Internacional, la Comisión Interamericana de Derechos Humanos y el Alto Comisionado para los Derechos Humanos de la ONU.

¿Cuál es el objetivo principal de Una Ventana a la Libertad? 

CN: Que las cárceles se conviertan en centros de reeducación, que se humanicen las prisiones y los presos puedan vivir como personas.

¿Cuál es la principal amenaza sobre ustedes? 

CN: Estamos en un régimen al que solo le gusta escuchar lo que ellos quieren. La ministra de Asuntos Penitenciarios, Iris Varela me ha hecho amenazas públicas. A uno lo pueden meter preso, obligar a exiliarse o incluso amedrentar a tu familia. Diosdado Cabello en su programa de TV ha dicho mentiras sobre mí.   

En el portal de Una Ventana a la Libertad destaca un informe sobre la salud de los reclusos en los centros de detención preventiva donde se especifica el riesgo que corren los reos por el brote de coronavirus en Venezuela. Durante mayo de 2020 UVL monitoreo 57 centros de detención preventiva donde se encontraron 941 casos de desnutrición, 188 padecen de tuberculosis y 10 de VIH.

Una base de datos de mujeres y personas no binarias con la que buscamos reolver el problema: la falta de diversidad de género en la vocería y fuentes autorizadas en los contenidos periodísticos.

IR A MUJERES REFERENTES