Cada día son más estrictas las medidas de seguridad dentro del CIMEQ, Centro de Investigaciones Médico Quirúrgicas de La Habana, para quienes tienen contacto con el equipo de galenos que trata al comandante presidente reelecto de Venezuela Teniente Coronel Hugo Chávez Frías, caudillo de la revolución bolivariana.

En la última oportunidad que el ex presidente Lula da Silva de Brasil quiso verlo le fue negado ese encuentro. Fue de allí que surgieron informaciones actualizadas sobre el estado de salud del mandatario que no aparece en público desde el pasado 9 de diciembre.

Habiéndolo sacado del cubículo donde estuvo recluido por más de 40 días en la Unidad de Cuidados Intensivos y pasado a una suite dentro del llamado “bunker presidencial” el paciente no ha podido ser visitado por muchos de los que alegan encontrarse y conversar con él. Sólo sus familiares cercanos, los hermanos Castro y en contadas ocasiones, por escasos minutos, Nicolás Maduro, Diosdado Cabello y Elías Jaua.

Por supuesto los médicos tratantes y los enfermeros asignados. Para evitar fuga de información del verdadero estado del enfermo se han implementado medidas adicionales de seguridad de las que me informan médicos no cubanos. Ellas son las siguientes: 1-El personal médico debe pasar por un detector de metales; 2- Se prohíbe usar celulares. Deben quedarse en un locker en la parte de afuera del área presidencial; 3-Hay un Santo y Seña que cambia diariamente; 4- La Historia Médica de VEN-001 se guarda bajo llave; 5-Los médicos tienen una ficha o “token” numérico que deben ingresar cada vez que se les solicite aún cuando estén en zonas afuera del Cimeq; 6- Dicha ficha también será usada para las conexiones de las video conferencias entre Cuba, España, Brasil, Estados Unidos y Venezuela. ¿Por qué esta implementación de mas secretismo?

Tan solo ayer el ex ministro Jesse Chacón, director de la encuestadora GIS XXI, presentaba los resultados del barómetro de Gestión y Coyuntura política de enero 2013 donde según los sondeos, 54% de los venezolanos piensa que hay que esperar a que el presidente Hugo Chávez se recupere del cáncer para luego asegurar que el presidente Chávez “ya se para, me imagino que camina en el sitio que está” y ha tenido reuniones con gente cercana de su equipo. Opinó que en corto o mediano plazo, “si no ocurre un hecho nuevo”, Chávez se presentará en el país. Acotó que si ocurre algún suceso en la enfermedad que le hiciera pensar al presidente Chávez que no puede ejercer el mandato presidencial, debería ser él mismo quien anuncie su decisión al respecto.

Un día antes tanto Maduro como Cabello nos dijeron a los venezolanos que no debe haber apuro alguno para que el presidente enfermo regrese. Ambos señalaban, palabras más palabras menos, que Chávez debía tomarse todo el tiempo necesario para su recuperación. ¿A quién creerle?

 

Enviar Comentarios