ALTO

RUSOS, FAVOR LEED CON CUIDADO:

Como el jefe de información de la Embajada Rusa en Caracas, Artiom Ustinov, recibió instrucciones de sus superiores de contestar mis menciones a sus compatriotas constructores en esta columna, quisiera aclararle algunas dudas e imprecisiones que manifiesta en su misiva publicada en este diario el pasado viernes 16 y en las que refiere que mis informaciones serían “falsas, inexactas y no confirmadas”. Como se dice conocedor de las expresiones idiomáticas del castellano comenzaría por recordarle el refrán “el que se pica es porque ají come”.

Escribí: “En apenas horas puede estallar una gran protesta contra los “hijos” de Putin -mejor dicho sus socios moscovitas”. La referencia, a esos socios moscovitas, no al pueblo ruso, viene de múltiples artículos en medios de habla inglesa en los que desde hace años se habla de “the Putin´s sons o Putin´s kids” para señalar a los amigos, socios y compañeros de negocios del presidente ruso como son Igor Sechin, el todopoderoso presidente de la petrolera Rosneft muchas veces huésped de Chávez y quien le regaló en su última visita un perrito ; Anatoly Isaikin, de la vendedora mayor desde armas hasta maquinaria de Rusia a Venezuela Rosoboronexport; Mikhail Fridman, Lew Blavatik, Víctor Vekselber y otra media docena de sus hombres de confianza.

Más bien la doble intención de la frase podría aplicarse a quienes desde este país han entregado tanto dinero a Rusia en negocios de armamento mil millonario que no aporta nada al desarrollo tan necesario de nuestro país. Negocios que dejan buenas comisiones a ambos lados del Atlántico. Nunca puede sentir el pueblo ruso animadversión alguna de mi parte. He visitado su país en tres oportunidades y entrevisté a través de los años a los ex cancilleres Andrei Gromyko y Eduard Shevardnadze así como al ex presidente Mijail Gorbachov.

Por cierto que las protestas sí estallaron después de mi anuncio. Vuelve a distraernos Ustinov al escribir: “por lo que su información, que plantea “de los tres mil obreros la mitad son rusos” es más que inexacta, absolutamente falsa, pues no hay un solo obrero ruso”. Si lee con cuidado mi frase fue textualmente “De los 3 mil obreros totales la mitad es de los rusos” ya que antes mencioné que eran contratados por empresas venezolanas y la otra mitad es de los contratos asignados a Bielorrusia y China. Nunca dije que eran rusos. Como se ofrece a aclararme algunas dudas se las escribo con gusto pues me las han hecho llegar algunos de los profesionales contratados: “El proyecto vino elaborado de Rusia y tuvo que ser recalculado y adaptado a las normas sísmicas venezolanas vigentes. Fue recalculado por una empresa venezolana, OTEPI, ubicada en las instalaciones de la zona rental de la UNIMET. La arquitectura tuvo que ser tropicalizada, ya que los parámetros de iluminación, ventilación, temperatura, etc., son muy distintos aquí que en Siberia”… “La obra está siendo ejecutada y dirigida por profesionales 100% venezolanos. El método de construcción es el mismo que se ha utilizado en el país desde hace más de 60 años. No hay ningún aporte tecnológico. Entonces ¿cuál es la función de la FRCV, Fundación Rusa para la Construcción de Viviendas?…Los diarios Ultimas Noticias y Tal Cual vienen publicando informaciones sobre los más de 200 trabajadores que fueron despedidos y a quienes no se les han pagado sus prestaciones sociales. La semana pasada y ayer estaban en la prensa nacional sus reclamos. ¿Les contestó a ellos el funcionario ruso? Algunos titulares decían: “Constructora Tresinca no puede dar declaraciones. Semiparalizadas viviendas en Fuerte Tiuna” y el amplio reportaje del periodista Erik Barráez Camero del jueves 22 en UN titulado “Despido de obreros retrasa casas rusas”. De allí extraigo algunos párrafos como éstos: “El obrero Robert Rivero explicó que varios edificios del sector debieron terminarse este año. “No se entregaron por incompetencia de nosotros sino por irresponsabilidad de la misma empresa”, dijo. Durante una reunión realizada entre los ex trabajadores, representantes rusos y la compañía constructora, cuyo representante fue Manuel Pérez, se acordó realizar el pago de la deuda para el viernes 30 de noviembre.“Los rusos nos dijeron que ellos no tenían que ver con liquidaciones porque le han cancelado a la compañía 55% de lo presupuestado, mientras que han recibido 37% de la obra”, comentó Lobo en una asamblea improvisada realizada frente a las oficinas de las delegaturas en Fuerte Tiuna”.

Me informan además estas perlitas: “Las ambulancias, los paramédicos y los trailers para atender a los obreros accidentados tuvieron que ser retirados de la obra por la falta de recursos. En los casos en los que la Fundación ha otorgado los recursos para el pago de personal entonces no ha dado recursos para la compra de materiales y se queda en lo mismo. Sería bueno hacer una encuesta entre los proveedores de materiales de la obra, que no despachan materiales porque tienen facturas pendientes de más de 60 días. ¿Cuál es el financiamiento, entonces, que la FRCV ha otorgado a la obra? ¿Cómo se refleja el financiamiento en el avance de la obra? ¿Qué ventajas tiene para el Estado el financiamiento de la FRCV que se ha excusado de cumplir sus compromisos alegando que el Ministerio no le paga?”… “Gracias a la extraordinaria gerencia técnica y el financiamiento por parte de la Fundación, la entrega de los edificios se hará con un tremendo atraso. Edificios que debieron ser entregados para las fechas electorales no están ni siquiera en un 50% de ejecución. Las empresas sub contratistas se vieron obligadas a reducir los turnos extendidos y el trabajo en días de descanso y feriados debido a que la FRCV se niega a reconocer los mayores costos. En este caso la respuesta seguramente será que, según ellos, han pagado un porcentaje del proyecto mayor a lo que se ha ejecutado en obra. Con esto tratarán de echarle la culpa a los subcontratistas. Un círculo vicioso interesante. Sin embargo, es obvio que si usted tiene subvalorado un proyecto, la relación entre lo que se invierte en él y lo que produce está desfasada. Si fuesen gerentes de algo, lo sabrían. ¿Qué sucedió luego del mes de Mayo? El proyecto parece haberse detenido desde esa fecha. El ritmo acelerado con que se venían ejecutando los trabajos cesó de repente”.

No me aclara nada su misiva sobre la inseguridad reinante en la zona de obras, el malandraje, la prohibición a que la GN actúe, los pranes y los luceros que controlan todo, los negocios de cabillas y cemento en manos de malandros y otros lunares rojos adicionales.

Termino con estas interrogantes: ¿Acaso al “hermano Presidente” no le hubiese gustado exhibir durante la campaña su proyecto vitrina como un logro de la revolución y de la contribución entre dos países hermanos?… ¿Se puede tapar el rojo sol con un dedo?…A sus órdenes…

@nelsonbocaranda

La aclaratoria rusa y mis dos menciones al caso de las viviendas rusas en Fuerte Tiuna:

Embajada de Rusia emite aclaratoria a Nelson Bocaranda

EL UNIVERSAL

Viernes 16 de noviembre de 2012

Estimado señor Bocaranda
Diario El Universal
Presente.-

Respetando la opinión propia que de nuestro país y sus habitantes pueda usted tener,  me dirijo a Usted a fin de exigirle, además de un trato respetuoso y correcto hacia nuestro pueblo y su gobierno en sus comunicaciones públicas, enmiende una serie de informaciones falsas, inexactas y no confirmadas emitidas a través de la columna informativa que publica a través del Diario El Universal denominada “Run Runes” y que en las últimas dos semanas nos ha atacado de manera insultante, sin contrastar ni solicitar, en ningún momento, nuestra posición o presentación de hechos, cifras y situaciones.

Primero agradeceríamos dejara de utilizar el tono displicente y el juego de palabras irrespetuoso cuando se refiere a nuestro gentilicio como los “hijos de Putin”: Ni somos los ciudadanos rusos hijos del presidente de la Federación de Rusia, Vladimir Putin, ni por hablar un idioma diferente del suyo desconocemos la intención insultante de la frase. En ningún momento hemos sido irrespetuosos con Usted o los miembros de su honorable familia y desconocemos si existen razones para algún tipo de odio racial por su parte, sin embargo esperamos un trato de mayor respeto y nivel de su parte y de parte de cualquier ciudadano venezolano cuando se refiera a nosotros.

En cumplimiento de Convenios de Estado entre la República Bolivariana de Venezuela, representada, gústele a usted o no, por su gobierno y la Federación de Rusia, representada por el gobierno de Vladimir Putin; se vienen desarrollando en Venezuela una serie de actividades de índole comercial, industrial, agropecuario y minero que van desde la siembra de flores y su comercialización hasta la participación a través de la Gran Misión Vivienda Venezuela en la construcción de desarrollos habitacionales destinados al pueblo venezolano.

En este sentido me refiero específicamente a las construcciones correspondientes a la delegación rusa que se realizan en futura Ciudad Tiuna, por cierto proyectada integralmente por nuestros ingenieros para desarrollarse en los terrenos del Fuerte Tiuna en Caracas. Del total de unas 24 mil viviendas que se construirán en este desarrollo urbanístico, la delegación rusa construye exclusivamente una primera etapa de 42 edificios de 15 pisos con 6.102 apartamentos de 3 y 2  habitaciones; dotados de 16 instalaciones (edificaciones) de equipamiento urbano que incluyen instalaciones deportivas, médicas, educacionales y socioproductivas. En una segunda etapa, proyectada para comenzar a construirse en terrenos aledaños a las siete manzanas actualmente desarrolladas, se levantarían 9 edificios, también de 15 pisos y con 1.359 apartamentos. En total al finalizarse las dos etapas encargadas a la delegación  rusa se entregarán 51 edificios y 7.461 apartamentos.

La ejecución de estas obras, por cierto las más avanzadas de Ciudad Tiuna, ya próximas a comenzar a entregarse, han sido encomendadas a empresas constructoras totalmente venezolanas que contratan a personal profesional, técnico y obrero (calificado y no calificado) local ofreciendo en la actualidad, cuando ya ha finalizado parte de la obra en que se emplea más personal no calificado, cerca de 3.800 empleos directos y más de tres veces esta cantidad de empleos indirectos, por lo que su información, que plantea “de los tres mil obreros la mitad son rusos” es más que inexacta, absolutamente falsa, pues no hay un solo obrero ruso igual que el personal profesional, administrativo y técnico que trabaja en la obra y oficinas, lo cual puede usted constatar sencillamente al llamar telefónicamente a cualquiera de las oficinas, apenas un pequeño grupo directivo de nacionalidad rusa (le sobrarán dedos de las manos al contarlos) lleva adelante el control de la obra y trabaja allí.

Hasta el momento, la delegación rusa que viene participando en la Gran Misión Vivienda Venezuela ha cumplido a cabalidad con los acuerdos establecidos entre los gobiernos de  nuestros países financiando de recursos propios buena parte de los costos ejecutados hasta el momento y cuenta con la supervisión permanente tanto del Ministerio de Vivienda y Hábitat de Venezuela como del Órgano Superior de Vivienda de Venezuela.

Espero que, luego de estos datos exactos, comprobables y perfectamente contrastables con cualquier fuente, se sirva Usted hacer las respectivas aclaratorias, en los mismos términos de respeto con que me dirijo a Usted y me pongo a su orden para aclararle cualquier otro tipo de información de la cual desee nuestra información o punto de vista.

Sin otro particular y esperando su justa acción a mis planteamientos, quedo de usted,

Atentamente,

Sr. Artiom Ustinov
Jefe de la Sección de Información de la Embajada de Rusia

 

————————————————-

 

 

Lo que publiqué en mi columna Runrunes de El Universal y en mi portal www.runrun.es:

DÍA 6 DE NOVIEMBRE DE 2012

LOS RUSOS:

El drama que se vive en Fuerte Tiuna alcanza no solo a los contratistas, obreros y damnificados sino que afecta también -y mucho- a los oficiales en la más grande edificación militar del país. El otorgamiento de los contratos de edificación de viviendas en el Fuerte a los rusos, chinos y bielorrusos les permite sub contratar, hacer sus propios proyectos y manejar los costos. Sin embargo en el tema me ubicaré solo con los rusos pues entre otros detalles los chinos, que si comen perro en su cultura, trajeron a más de cinco mil obreros desde su país. El proyecto ruso tiene un costo de $ 800 millones. Depende de empresas venezolanas en la contratación, presupuestos y ejecución. No ejecutan ninguna transferencia de tecnología ni técnica ni administrativa como lo anunció el comandante presidente. Las empresas rusas son de maletín sin ninguna garantía, experiencia o ventajas. Los amigos de Putin se niegan a reconocer mayores costos a las empresas sub contratadas por jornadas extras, días feriados o el incremento de la mano de obra propulsado desde el gobierno rojo. El desarrollo de las obras en manos rusas fue más o menos normal hasta junio pues luego casi se paralizó ante los obstáculos e intervenciones de serios conflictos laborales debidos en su mayoría a su pésima administración. Hasta intentaron “cooperativizar” esa contratación de mano de obra. Lo más terrible, para militares y civiles, es el tema de la seguridad en las obras. Los militares no intervienen y no dejan que la Guardia Nacional lo haga aún siendo zona militar. Dos “pranes” con sus “luceros”, soltados por “la Fosforito” de alguna de las cárceles “liberadas” son los que controlan al malandraje que ha producido asesinatos, enfrentamientos entre bandas, hechos de sangre entre los damnificados que han visto que las viviendas prometidas -y ya por ellos visitadas- han sido otorgadas a otras personas en por dos veces consecutivas. El informe en manos de las autoridades militares incluye distribución de drogas, tráfico de armas y prostitución dentro del perímetro de las obras entregadas a esos tres países “amigos de la robolución”. Las contratistas locales tienen unos 1.800 obreros pero deben botar a 400 y no han podido hacerlo por el temor a la reacción del malandraje que controla el terreno. Dentro de ellos están algunos “obreros/delincuentes” que negocian desde la cabilla hasta el cemento. Para los constructores rusos, en un informe entregado en Moscú a su gobierno justificando el atraso y las vicisitudes pasadas, “dentro de ese fuerte militar no son los militares los que gobiernan pues imagínense que la policía militar (se refieren a la GNB) no puede llevarse a los delincuentes pues son parte del proceso y son intocables”…

 

DÍA 13 DE NOVIEMBRE DE 2012

RUSOS:

En apenas horas puede estallar una gran protesta contra los “hijos” de Putin -mejor dicho sus socios moscovitas-  que están construyendo 20  de los 40 edificios de la misión Vivienda en Fuerte Tiuna. Los verdaderos “gallineros verticales”  que fueron concebidos de la noche a la mañana sin planificación alguna y repartidos además a chinos y bielorrusos. Los rusos se niegan a reconocer los costos adicionales de las obras sub contratadas a empresas venezolanas y por eso hay un flujo de caja deficitario pues han pagado solo el 60% de las cifras reales ya que los proyectos eran desconocidos y sin costo determinado cuando le salió a Chávez del paltó otorgarlos a su pana Vladimir. De los 3 mil obreros totales  la mitad es de los rusos. Hoy ya les han retirado hasta el servicio médico pues las empresas tenían costos contratados muy por debajo de la realidad con “el peaje socialista” con las cabillas y el cemento. ¿Uno negocio militar y el otro del Frente Miranda? Sin embargo, los despidos masivos, serían por profilaxis ya que Pdvsa exigió que “metieran” a gente de los refugios sin ningún control, ni siquiera de antecedentes pues “eso es imperialista”. Por ello el drama criminal y de drogas además del saboteo de “alguien que los mandó”. Las solicitudes de despido ante el ministerio del Trabajo del personal obrero no calificado -que fueron obligadas las contratistas a emplear- catalogado como “saboteador” no han sido consideradas desde hace meses pues “eso es imperialista”. La cosa esta que arde…