INFOGRAFÍA Fuentes policiales aseguran que a Juan Pernalete lo habría matado el impacto de una lacrimógena

 

 

El miércoles 26 de abril ingresó a la emergencia de Salud Chacao un joven sin signos vitales, proveniente de las protestas que se realizaban en Altamira. Era Juan Pablo Pernalete Llovera. La autopsia dice que murió de un paro cardíaco cuando un golpe fracturó su esternón, sus costillas y estas perforaron su pulmón. Testigos y fuentes policiales aseguran, de forma extraoficial, que fue impactado por una bomba lacrimógena en el pecho, mientras que expertos forenses afirman que la evaluación física del cuerpo y la marca dejada por el objeto son la clave para identificar qué lo golpeó. 

La Fiscal General de la República, Luisa Ortega Díaz, confirmó el miércoles 24 de mayo que Juan Pernalete fue asesinado por el impacto de una bomba lacrimógena lanzada por un funcionario de la Guardia Nacional Bolivariana.

Paola Martínez / @mpaolams

Sabrina D’Amore / @Sabridamore

El 26 de abril, la oposición convocó a una movilización a la que asistió Juan Pablo Pernalete Llovera, un estudiante universitario de 20 años. Él solía ponerse al frente de las marchas y ayudar a los heridos ante la represión de los cuerpos de seguridad del Estado, comentan sus amigos. Sin embargo, ese día la represión fue más fuerte de lo normal, lo que preocupó a sus allegados, quienes le pidieron que se fuera de Altamira, donde se encontraba. “No te preocupes, no me va a pasar nada”, fue su respuesta. Horas después, Juan Pablo cayó lesionado producto de esa represión y no volvió a levantarse.

Los manifestantes que estaban en las inmediaciones de la Torre Británica -en Altamira Sur- cerca de las 2:40 pm aseguran que un efectivo de la Guardia Nacional Bolivariana (GNB) disparó una bomba lacrimógena a un metro de distancia de Pernalete. El impacto fracturó su esternón, le perforó los pulmones y luego le produjo un paro cardíaco. “Chamo, busca a alguien, que me duele”, le dijo a uno de los jóvenes que lo acompañaban cuando fue herido.

Luego de eso empezó a perder sus fuerzas, hasta quedar inconsciente. En Salud Chacao, a donde lo llevaron para proveerle atención médica, intentaron reanimarlo por 35 minutos, sin éxito alguno.

Video exclusivo, imágenes fuertes: los últimos instantes de vida de Juan Pernalete #Caracas #Venezuela #protesta #prensa #Altamira #26D

Una publicación compartida de Marcos G. Morin Aguirre (@mmorin_informa) el

De acuerdo a fuentes de RunRun.es se pudo conocer que los médicos forenses que realizaron la autopsia al cuerpo del joven concluyeron que el impacto de un objeto contundente le partió el esternón y la costilla, perforando el pulmón del joven, como indica el informe de autopsia que publicamos para contribuir con la transparencia de este hecho, en vista de algunas publicaciones orientadas a distorsionar los hechos:

acta 1 acta 3

Los compañeros que se encontraban con él ese día en el lugar de la protesta coinciden en que el “objeto” no era otra cosa que una bomba lacrimógena. Una de las tantas disparadas por la GNB para dispersar la manifestación. Con la particularidad de que, como viene ocurriendo -y se ve en las fotos a continuación-, esta arma de uso prohibido para control de orden público fue disparada de forma horizontal y directo al cuerpo de Juan Pernalete:

image3 image2

Fuentes policiales vinculadas a la investigación revelaron, de forma extraoficial, que el objeto contundente que impactó a Pernalete en el pecho fue una bomba lacrimógena, lanzada de frente (en forma horizontal) a menos de 10 metros de distancia. El proyectil, que debía desprenderse en tres partes, habría llegado completo al cuerpo del joven estudiante.

El comisario Luis Godoy, ex jefe de la División contra Homicidios del Cicpc, explicó que un funcionario que sale a controlar el orden público “sabe que lleva un arma y que esa arma dispara un proyectil. Sabe además que esto puede ser letal. Si presumimos que este funcionario tiene el entrenamiento adecuado para el manejo de esta arma, entonces podemos concluir que cuando la usa de forma irregular está cometiendo un delito, en este caso un homicidio intencional”.

 

infopernalete

 

El médico que recibió a Pernalete en Salud Chacao, quien no quiso que su nombre fuese revelado, argumenta que la marca que dejó el golpe en el tórax anterior izquierdo del joven no permite identificar con exactitud qué lo ocasionó. Expertos forenses aseguran que la evaluación física del cadáver, con énfasis en el tatuaje dejado por el objeto que golpeó al joven de 20 años, es lo que permitirá confirmar si fue el impacto de una bomba lacrimógena lo que ocasionó su muerte.

Sin embargo, otro de los galenos del centro asistencial asegura que, en el contexto en el que ocurre el hecho, es casi obvio que fue una bomba lacrimógena lo que impactó a Juan Pablo Pernalete la tarde del 26 de abril. “Desde la parte médica no es comprobable, ya que solo se puede describir lo que se observa en el cuerpo del paciente. Determinar qué lo ocasionó es tarea del forense, luego de que se realice la autopsia”, indicó el médico.

De haber sido en efecto una bomba lacrimógena, por la marca circular que dejó el impacto en el pecho del joven, podría inferirse que fue una similar a la que se muestra en esta imagen: Cartucho lacrimógeno CAVIM, utilizada con frecuencia durante las protestas opositoras:

Bomba-lacrimógena-Cavim

 

Ricardo Perafán, paramédico de la Cruz Verde y amigo de Pernalete, declaró entre lágrimas a los medios que ese día su equipo atendió a otras dos personas heridas por impacto de bomba lacrimógena. Asimismo, otro miembro de la Cruz Verde aseguró que antes de ser trasladado a Salud Chacao, paramédicos de Salud Baruta trataron de auxiliar al estudiante de la Unimet en el sitio del incidente, luego de que sus compañeros lo sacaran del centro de la protesta tras ser herido.

Decenas de denuncias han llegado a las redes sociales sobre personas heridas por el golpe de las bombas mientras los cuerpos de seguridad reprimen. A Román Camacho, periodista de La Patilla, una bomba le fracturó la tibia de su pierna izquierda, y asegura que fue disparada directamente contra él; y otro periodista pero del diario de El Nacional, fue herido con una lacrimógena en la cabeza. Otro caso es el del manifestante Andrés Guinand, quien sufrió una fractura de cráneo abierta producto del golpe de una bomba en la cabeza. El joven relató que los funcionarios le dispararon la bomba directamente a él cuando intentaba cruzar el río Guaire para escapar de la represión. También, durante la movilización del 1 de mayo, el diputado opositor José Manuel Olivares fue golpeado con una lacrimógena en la cabeza.

El amigo invencible

Juan Pablo era el típico joven que nunca se rendía, recordaron sus amigos con lágrimas en los ojos durante el funeral llevado a cabo en la capilla I del Cementerio del Este. Aproximadamente 300 personas se encontraban allí para homenajear al estudiante de contaduría de la Universidad Metropolitana (Unimet).

Funeral Juan Pablo Pernalete

 

Una mesa inundada de trofeos y medallas dejaba ver las proezas y victorias del joven, quien era uno de los mejores jugadores de básquet del equipo universitario al que pertenecía, asegura uno de sus amigos más cercanos. De hecho, Juan Pablo tenía una beca por excelencia deportiva. Pero sus habilidades físicas no opacaban su inteligencia: era estudiante de buenas notas, le gustaba participar en modelos de Naciones Unidas y además había debutado en el mundo de las redes sociales como youtuber.

Su interés por el bienestar de los demás iba más allá, pues era reconocido por tener varios perros, gatos, e incluso tortugas. También pertenecía al grupo de los estudiantes que cuidaba y alimentaba a los perros callejeros que su universidad había adoptado, declara un compañero que en una ocasión lo acompañó a alimentarlos un fin de semana.

Todos lo recuerdan como el optimista del grupo, quien alentaba a los demás a superarse, y como el guardián y consejero de quienes lo necesitaran, como su hermana menor quien padece de cáncer. Otra razón que impulsaba a Juan Pablo Pernalete a luchar en las calles por un cambio. “Siempre pensamos que era invencible”, repetían sus amigos.

La increíble versión oficial sobre el homicidio

El diario oficialista Últimas Noticias publicó una versión de la muerte del estudiante que no ha sido confirmada por ninguna autoridad. De acuerdo al diario, Pernalete no habría sido asesinado con una bomba lacrimógena disparada por un GNB, sino con una pistola de perno, la cual solo posee aproximadamente el 2% de la población, pues son difíciles de adquirir.

Incluso el mismo día del homicidio, apenas unas horas después del hecho, ya el diputado del Psuv Diosdado Cabello, en su programa Con el Mazo Dando, daba por cierta la versión, considerada como descabellada por algunos expertos.

 

“El gobierno busca contaminar la investigación. Con la publicación de la supuesta autopsia y las fotos buscan desvirtuar la investigación, darle una connotación política con fines propagandísticos. Ojalá que los funcionarios del MP, quienes son los responsables de la acción penal, no se presten a una vagabundería como sesgar la investigación”, sostiene el abogado Joel García, miembro de la ONG Fundeci.

La responsabilidad de esclarecer e informar la verdad sobre el asesinato de Juan Pernalete está en manos del Ministerio Público. Fuentes extraoficiales de ese despacho han filtrado a periodistas de la fuente de sucesos la versión de que aún no está confirmado cuál fue el objeto que golpeó al joven. Descartan que se trate de una pistola de perno.

 

tweets

Enviar Comentarios

Entradas relacionadas