No es “El Niño” ni es “el problema de Guri”. Son “los niños” corruptos e indolentes del gobierno, por Damián Prat

corpoelec3

Unos 15 días atrás, en Corpoelec circuló la orden: “a partir de hoy hay que recortar otros 800 MW diarios, repartidos entre todas las ciudades y regiones pero estrictamente sin decir nada a la gente ni mencionar la palabra racionamiento. Que aparezca como ‘fallas intempestivas’ y en tres horarios distintos”.  A los técnicos que conocen bien su trabajo les pregunté y me explicaron que la directriz era hacer cortes de energía por zonas de ciudades, en varias simultáneamente, nunca la ciudad completa y programarlos de modo que sumaran 800MW al final del día. Sin explicación. Sin anuncio previo de cual es el programa de racionamiento, aunque eso significara que ninguna familia podía tomar previsiones para sufrir menos. Lo importante era recortar, por un lado, y tratar que la imagen política del gobierno no resultara tan afectada por el uso de la fea palabra “racionamiento”. Aunque esto último –solo el poder les quita el sueño- es absurdo ya que aunque lo disfrazaran, igual el padecimiento de millones termina por acusar a los irresponsables y corruptos que han estado al frente del gobierno todos estos años.

La información que recibí de esa orden del “alto mando eléctrico”, de racionar con disfraz, la pude confirmar luego por varias fuentes del sector eléctrico y –lo mas importante- lo comprobamos millones de venezolanos con la cadena de “apagones” parciales de los últimos diez días.   A la misma hora  -muchas veces de madrugada-  docenas de zonas de varias ciudades sufren apagones de tres y cuatro horas.   Son apagones programados aunque lo disfracen como “fallas del servicio”.

El racionamiento es durísimo hoy en nuestro país.  A esos 800 MW de ahora, (cifra que Corpoelec parece querer aumentar) hay que sumar que la industria de Guayana sufre un criminal apagón de mas de 2 mil MW, quizás 2.500 MW,  casi todos ya permanentes.  Sidor hoy usa casi cero% de la energía eléctrica que le es habitual. Apenas para alumbrado de oficinas y algo mas. De hecho, todos sus grandes hornos eléctricos están apagados del todo.  Producción cero desde hace mas de dos meses y antes era un menguado 23%.  Peor racionamiento imposible.   Toda la industria del aluminio y en especial las celdas de reducción electrolíticas de Alcasa y Venalum funcionan a no mas de 20% de lo que les era habitual y necesario hasta 2009. Y muchas otras industrias estatales o las pocas privadas que sobreviven sufren racionamientos parecidos, “a juro” o por causa de la destrucción robo-luconaria.  La Guayana industrial condenada a la improductividad por este gobierno, ya “aportaba” al racionamiento eléctrico impuesto por la desidia gubernamental el recorte de mas o menos el 80% del uso de la energía.

 Hay que agregar el racionamiento impuesto a los centros comerciales y el de las oficinas públicas trabajando medio turno.   ¿Alguien podrá calcular cuanto racionamiento impuesto por la destrucción de “lo productivo venezolano” ha causado el gobierno al llevar a la ruina a todas las empresas estatizadas y a miles de industrias y comercios en todo el país que han cerrado o trabajan menguadamente?.  Pongo otro ejemplo:  las acerías de Sidetur en Lara y Guayana han estado semi paralizadas, produciendo a no mas del 20% en los últimos años tras la estatización de 2009.   Hoy producen cero.  Y el gobierno acaba de aprobar importar de Dominicana y Brasil el acero en palanquillas que ellas, con todo y la mengua, aportaban para que las plantas de Antímano y Guarenas produjeran algo de cabillas.    ¿Quién es el que se disfraza de “patria” mientras destruye lo “productivo nacional”?

Ahora, quienes dirigen el sistema eléctrico nacional acaban de hacer un “ensayo”, paralizando del todo la Casa de Máquinas 1 de Guri, es decir, la mas vieja, la que ha funcionado ininterrumpidamente desde mediados de los 70.   ¿Solo por racionar otros 1.500 MW?  Ojalá no estén causando nuevos daños al Sistema, a las propias turbinas o a las Líneas de transmisión de 230kv y 400kv que distribuyen esa energía por medio país, además de los padecimientos a cientos de miles de familias.

Todas estas cuentas del horror, nos llevan al punto central del problema.   ¿Cómo es posible que cinco años después de la crisis de 2010 volvamos a entrar en crisis e incluso a estar peor si el gobierno apabulló al país con “cadenas”, alardes, “anuncios” y mucha propaganda sobre “inversiones” en el Sistema Eléctrico?.    ¿Cómo es que ahora hay que racionar mucho mas que en 2010 si se han “invertido” (¿?) cerca de 40 mil millones de dólares en obras termoeléctricas e hidroeléctricas?

Ya en 2010 fue una vergüenza que el sistema eléctrico entrara en crisis por un año “Niño”, es decir, mas “seco” de la habitual si esos períodos estaban claramente calculados en el diseño del Sistema Hidroeléctrico del Caroní para ser compensados con generación termoeléctrica.   El lago de Guri y las presas Guri I y II, Caruachi, Macagua I, II y III (además de Tocoma si el gobierno corrupto algún día la termina o esa tarea le quedará a los gobiernos del cambio) son una maravilla donde se entrelazan la naturaleza y la obra humana de mucha gente calificada y varios gobiernos.  Energía limpia, barata, confiable, que le ahorra al país (y al medio ambiente) mas de 300 mil barriles/día de petróleo. La misma agua, una y otra vez moviendo turbinas y generando energía –hasta 17 mil MW- en Guri, Caruachi y Macagua.

Esa maravilla puede cubrir hasta el 70% de las necesidades de energía eléctrica de toda Venezuela, incluyendo calidad de vida en hogares, recreación, educación y full producción industrial.  El restante 30% debe ser producido en centrales termoeléctricas. Y en los años “niño”, el parque termoeléctrico debe aportar un 5% u 8% mas para que el Lago de Guri no baje mas de lo habitual.  Eso está diseñado así.  No debe sobre explotarse a Guri en los períodos de sequía.  Por ejemplo, ya a inicios de 2015 se sabía que a finales de año e inicios de 2016 habria una vez mas, un período seco.  Aquí mismo, en Público & Confidencial lo alertamos en una columna de abril 2015 (“¡Otra vez crisis eléctrica! O sea… ¿no hicieron casi nada en 5 años?” que ud puede leer en  http://correodelcaroni.com/index.php/opinion/item/30847-otra-vez-crisis-electrica-o-sea-no-hicieron-casi-nada-en-5-anos ) y en otra de dos meses antes.  Eso era “vox populi” entre los científicos y profesionales que estudian el fenómeno.

Si tuviésemos un gobierno que no fuera mega corrupto y terriblemente indolente, habría tomado medidas con tiempo.  Asegurando la conclusión de obras termoeléctricas y la reparación de varias.  Para que desde Julio pasado se redujera un 5% (observen que no es mucho) el aporte de Guri, es decir, el agua turbinada.  De haber hecho eso, hoy no habría racionamiento y el Lago de Guri tendría un nivel aceptable lejos de la crisis.  ¿En que gastaron los 40 mil millones de dólares anunciados como inversión eléctrica desde 2010?. ¿Cuánto se fue en el desaguadero de la corrupción por los contratos “a dedo” aprovechando el decreto de emergencia eléctrica de enero de 2010?

Hago una lista breve.  Planta Centro, existente desde los 70, tiene capacidad para 2 mil MW.  Tiene 5 años que no aporta ni 400MW aunque lleva 8 años en “reparación” y “rediseño”.  Durante meses no funcionó ni una sola Unidad. Aportaba cero. TermoTuy, nunca terminada (pero los jerarcas rojos si cobraron la comisión de 5% para abrir cuenta corrupta en Andorra).  TermoSucre en Cumaná para mil MW. Llevan 13 años en eso y nada. Terminaron una sola Unidad para 170 MW pero no funciona porque no hay gas.  Es aquel gas de Paria que según las cobas revolucionarias “llegaría hasta la Patagonia” pero no llega ni a Güiria.  Las Termoeléctricas de Sidor. Inútiles como lo denunciamos desde 2011 porque en Sidor no hay líneas de suministro de gas ni gasoil en la cantidad como para que funcione.   Otro “negocio” de los bolichicos y jerarcas rojos.  Una sola planta terminada pero inactiva.  Mas de 500 millones de dólares mal gastados y nada.  Y, por supuesto, Tocoma, con cuatro años de atraso y mas tres mil millones de dólares gastados por encima de la proyectado. Asunto jamás explicado. Ni una sola turbina activa pero con mas de 1.500 millones de UsD en deudas. La lista es mas larga.  Pero basta con que la mitad de eso estuviera activo y no habría déficit. Por lo tanto el Lago de Guri estaría normal.

En fin. La culpa no es del “Niño”.  El problema no es Guri.  Los culpables, los responsables y los que son un problema son “los niños” mega corruptos del gobierno que además son marcadamente indolentes e incapaces.  Del 2000 a 2010 abandonaron las inversiones en el Sistema Eléctrico. Tras la crisis de 2010, anunciaron y anunciaron pero hoy estamos peor que entonces, con racionamientos jamás vistos y para colmo  sobre explotaron a Guri y lo tienen hoy al borde del colapso. Otra tragedia nacional causada por un gobierno que debería renunciar por el bien del país en lugar de aferrarse al poder desatando obstáculos al pueblo soberano.

Cada vez que usted, amiga lectora o amigo lector sufra y padezca un brutal apagón de racionamiento, recuerde quienes son los culpables. Quienes los corruptos. Quienes los indolentes.  Y ratifique su voluntad de luchar por el cambio. Luchar por Guayana y por Venezuela.

Damián Prat C
[email protected]
@damianprat

Enviar Comentarios

Entradas relacionadas