Venezuela pierde derecho al voto en la ONU por no pagar contribución anual

ONU5

El secretario general de la ONU Ban Ki-moon informó a la Asamblea General que 15 países, incluido Venezuela, están atrasados en su pago de contribución anual al presupuesto regular del organismo internacional de 193 miembros, lo que significa que no pueden votar a menos que existan circunstancias excepcionales.

La carta de Ban fechada el lunes y que circuló el viernes también incluye a Irán, otro importante productor de petróleo que estuvo bajo sanciones de la ONU por su programa nuclear hasta el sábado, cuando fueron retiradas. Pero Daniel Thomas, vocero de la Asamblea General, dijo el viernes que Irán “acaba de pagar”, así que ahora puede votar.

La pérdida de derecho de voto en la Asamblea General es quizá más bochornosa para Venezuela, que en la actualidad es miembro del Consejo de Seguridad y tendrá la presidencia rotativa del mismo el próximo mes. Estar atrasado en el pago de cuotas no afecta su derecho a voto en el Consejo de Seguridad, pero estar en la lista puede ser visto como una pérdida de estatus en la ONU.

El Ministerio de Relaciones Exteriores de Venezuela no respondió de inmediato una solicitud de The Associated Press para que comentara sobre su pérdida de derecho a voto en la Asamblea General.

Venezuela está en una profunda crisis económica. Su economía se contrajo 10% el año pasado, según el Fondo Monetario Internacional, y la inflación es de más de 100%. El país depende del petróleo para casi todos sus ingresos por exportaciones, y su ya severa escasez de dólares ha empeorado exponencialmente a medida que el precio del crudo se ha desplomado.

El gobierno culpa de la falta de divisas a enemigos de derecha del Estado, quienes, asegura, están tratando de sabotear decididamente la economía.

La carta del secretario general señala que la Asamblea General puede permitir que los Estados miembros voten “si queda conforme de que la falta de pago es debida a condiciones más allá del control del miembro”.

La asamblea sí aprobó una resolución que otorga a cinco naciones pobres y a países desgarrados por conflictos que se encuentran en la lista de incumplimiento de contribuciones el derecho a votar durante la actual sesión que termina en septiembre. Dichas naciones son: Comoros, Guinea Bissau, Sao Tome y Príncipe, Somalia y Yemen.

La carta señala el pago mínimo que las otras nueve naciones deben hacer para recuperar su derecho a voto.

Las cantidades varían desde poco menos de tres millones de dólares para Venezuela y 2,1 millones para República Dominicana, a 2.155 dólares para San Vicente y las Granadinas, y 1.360 dólares para Burundi.

Las otras cinco naciones que han pedido su derecho a voto son Bahréin, Libia, Mali, las Islas Marshall y Vanuatu.

 

Enviar Comentarios

Entradas relacionadas