Atacante archivos - Runrun

Atacante

Testigo cuenta cómo fue el ataque al Banco Central de Venezuela
Un hombre de aspecto descuidado y mirada perdida entró este lunes al BCV disparando al aire. Aquí el relato de una mujer que quedó a merced del pistolero

 

@loremelendez

SU CABEZA ESTABA REVUELTA. Nunca, jamás, había estado en una situación similar: una en la que se convirtiera en la víctima potencial de un hombre armado. Ella, una trabajadora del Banco Central de Venezuela (BCV), estuvo a pocos metros del pistolero que este lunes en la tarde ingresó a la sede de la institución con una pistola y un presunto artefacto explosivo en un bolso. Decía que quería matar al presidente Nicolás Maduro.

Los hechos ocurrieron a las 2:30 de la tarde. La empleada entraba al edificio junto a un grupo de compañeros de su oficina y, cuando apenas había traspasado los torniquetes, el hombre que venía detrás de ella comenzó a disparar al aire.

Algunos corrieron hacia los sótanos, otros salieron de la sede. Pero ella y otras dos personas quedaron a merced del pistolero. “Gritaba cosas, preguntaba dónde estaba Maduro, decía que iba a matar a Maduro, que había que salir de él”, aseguró la mujer que apenas se recomponía de la escena.

El hombre armado –delgado, moreno, cabello oscuro, estatura baja, ropa sucia y aspecto descuidado – le ordenó a ella y a sus dos compañeros que se echara al suelo. Fue allí cuando empezó la negociación con los custodios del Banco Central, quienes le pedían que bajara la pistola. Él, todo vestido de negro y con un bolso terciado en el cuerpo, se negaba y afirmaba que haría explotar la bomba que llevaba consigo.

A la mujer se le hicieron eternos los minutos que pasó tirada en el suelo, por eso no pudo precisar cuánto tiempo estuvo allí protegiendo su cabeza de cualquier herida u observando la cara de terror que tenían quienes se quedaron con ella. Durante ese período, miró varias veces al pistolero a la cara para pedirle clemencia. En él encontró una mirada “perdida”. “No parecía un experto, no como los que salen en las películas. Era un hombre que no estaba coordinado, no estaba centrado. No sé si estaba drogado”,  contó.

El atacante, tiempo después, perdió la paciencia en la negociación, traspasó los torniquetes y se puso delante del trío que estaba en el piso. Comenzó a apuntarlos mientras caminaba de espaldas y gritaba las mismas exigencias que pronunció desde que llegó. Buscaba subir a la torre.

El próximo paso del hombre fue disparar varias veces hacia los vigilantes y herir a uno de ellos. Los custodios respondieron con más fuego y lo lesionaron, pero no lograron que cayera. Tuvo fuerzas para retirarse corriendo hacia las escaleras de emergencia.

“Allí falló algo porque esas escaleras debieron estar bloqueadas en el piso 2. Él no debió salir de allí, pero logró burlar la seguridad”, comentó la mujer. En el camino de las gradas, hirió a otro de los custodios y al salir a la segunda planta tomó a una muchacha como rehén para que ésta lo llevara a donde estaba el presidente del BCV, Nelson Merentes.

bcv

La mujer pudo huir del banco cuando el hombre subió. Las puertas de la entidad se bloquearon justo cuando salió. Frente a la sede, del otro lado de la avenida, un hombre con una braga gris y una máscara de soldar había gritado más temprano que el BCV debía explotar, que por culpa del banco Venezuela estaba en crisis. Desconoce si lo atraparon o si se trata de la misma persona armada.

Lea también: Atacante amenazó con estallar una bomba en el BCV y disparó contra custodios

Entre los nervios por lo sucedido, la empleada escuchó varias detonaciones dentro del edificio y también los gritos del hombre armado. Llamó a los compañeros que estaban adentro para advertirles que un pistolero había subido al edificio. Poco después, el atacante murió por las balas. Quedó en el suelo de la segunda planta.

La trabajadora recuerda que, justo la tarde de este lunes cuando entraba a la institución, sentía que estaba a salvo de los peligros de la calle que tanto le preocupan. “Yo no sé cómo voy a hacer mañana para regresar al banco. Si esto pasa en un institución como el Banco Central de Venezuela, entonces esto es una alerta”, advirtió.

Un peritaje afirma que Nisman estaba de rodillas cuando recibió el disparo

fiscalnisman1

Con información de La Nación

La investigación sobre la muerte del fiscal argentino Alberto Nisman ha dado este jueves un giro inesperado: según las conclusiones científicas de los peritos contratados por la exesposa, Nisman indican que el mismo estaba de rodillas al recibir el disparo que terminó con su vida el 18 de enero en su apartamento de Buenos Aires. El informe también habla de un posible «atacante» en la escena del crimen y menciona la detección de manchas de sangre «lavadas» en el baño donde se halló el cuerpo.

El documento fue elaborado por tres especialistas en medicina forense y criminalística involucrados en la investigación por la exmujer de Nisman, la jueza federal Sandra Arroyo Salgado, quien es querellante en la causa y no confía en los peritajes oficiales de la Fiscalía, que apuntan a que Nisman se suicidó. Según Arroyo, «Nisman fue víctima de un homicidio sin lugar a dudas».

El informe de la querella guarda serias diferencias con el peritaje oficial –a cargo del Cuerpo Médico Forense, dependiente de la Corte Suprema de Justicia–, ya que introduce supuestas pruebas que apuntarían a un asesinato: no había pólvora en la mano de Nisman; algunos de sus dedos no presentaban manchas de sangre cuando deberían haberlas tenido; es poco probable que el cuerpo haya quedado en la posición en la que fue hallado sin la intervención de otra persona; se observaron manchas lavadas en el baño; y se consideró probado que hubo agonía luego del disparo.

De acuerdo con los peritos de parte, otra prueba central de la presunta intervención de un tercero es una mancha de sangre hallada en la mano izquierda de Nisman, cuando el disparo habría sido efectuado con la derecha. Los expertos afirmaron que no podría haber ocurrido esa transferencia desde su propia mano derecha debido a la posición en que se encontraba.

Los especialistas contratados por Arroyo Salgado también están convencidos de que, en el momento del disparo, Nisman estaba frente a la bañera, con el torso erguido y la rodilla derecha apoyada en el piso. Llegaron a esa conclusión teniendo en cuenta que el fiscal no tenía marcas de golpes en la espalda ni en la cabeza; que la sangre que cayó sobre el lavabo, a su derecha, vino de una altura baja, por lo que la cabeza estaba cerca; y que la rodilla izquierda estaba separada del piso porque en su cara interna, cerca de la pantorrilla, tenía sangre que cayó hacia el tobillo.

Versiones opuestas

La investigación sobre la muerte del fiscal se ha convertido en un verdadero campo de batalla entre la fiscal Viviana Fein, cuya oficina sostiene la hipótesis del suicidio, y Arroyo Salgado, quien cuestionó duramente al peritaje oficial e insiste en que fue un homicidio.

Días atrás, Arroyo había dado una conferencia de prensa en la que había brindado las conclusiones generales de sus peritos, pero se había reservado un punto del informe referido a la «mecánica de muerte»de Nisman. Ese párrafo fue revelado el jueves en detalle por el periódico argentino «La Nación». Tanto Fein como Arroyo Salgado admitieron luego la existencia de ese punto.

Esta guerra de peritajes se libra en torno a la muerte de un fiscal que, pocos días antes de morir, había acusado a la presidenta Cristina Kirchner y a otros dirigentes afines a su gobierno de orquestar un supuesto «plan criminal» para encubrir a los funcionarios iraníes imputados por la Justicia argentina en relación al atentado a la mutual israelita AMIA en 1994, en el que murieron 85 personas. Un día después de la fecha de su muerte, Nisman iba a presentarse ante el Parlamento argentino para brindar más detalles sobre su polémica investigación.

Pocos días después del fallecimiento del fiscal, la propia Kirchner avaló la hipótesis de un asesinato, supuestamente perpetrado para ensuciar a su gobierno. La presidenta coincide con Arroyo Salgado en cuanto a la teoría del asesinato, aunque no está para nada claro que la exesposa de Nisman esté de acuerdo con la tesis de la mandataria sobre el móvil del crimen.

imageAN

1. Rodilla al piso

Según el estudio de la querella, Nisman tenía la rodilla derecha en el piso al recibir el disparo; el peritaje oficial no llega a esa conclusión.

2. De cara a la bañera

El informe, de 93 hojas, indica también que el fiscal miraba hacia la bañera y no en dirección al espejo del baño cuando se produjo el disparo que lo mató.

3. Huellas de sangre

Los peritos llegaron a estas conclusiones por las manchas de sangre en el lavabo producido por el disparo, y por la ausencia de golpes en su cuerpo..