China se propone liderar tecnología 5G y 4ta Revolución Industrial, por Víctor Álvarez y Davgla Rodríguez - Runrun

China se propone liderar tecnología 5G y 4ta Revolución Industrial, por Víctor Álvarez y Davgla Rodríguez

CHINA5G.png

EN LA PROVINCIA CHINA de Guizhou, se realizó en mayo de 2019 la Exposición Internacional de Big Data de Guiyang. En los últimos años, esta región ha experimentado una gran expansión y ha atraído a numerosas firmas tecnológicas que se han instalado allí para ubicar sus gigantescos servidores informáticos. Guizhou se está transformando en el Big Data Valley de China, compitiendo con el legendario Silicon Valley de Estados Unidos.

El gobierno chino otorga gran importancia al desarrollo de la industria de los big data y desde hace 6 años ha logrado posicionar internacionalmente esta exposición cada vez más concurrida y exitosa. En abril del 2019, un mes antes de la Exposición Internacional de  Big Data, el gobierno propició una alianza entre Huawei y China Unicom -segundo operador de telefonía celular de China-, para poner en marcha las pruebas del 5G en siete ciudades, a las que se unieron otras 50 empresas tecnológicas. Hoy son más de 200 miembros que están expandiendo la cobertura de esta tecnología a otras 33 ciudades. 

Desde hace diez años, Huawei, el líder global de las telecomunicaciones, ha invertido $ 2.000 millones en el desarrollo de la tecnología 5G. Hoy cuenta con un sistema operativo propio para sus teléfonos celulares, Hongmeng, que es compatible con aplicaciones de Android.

El 5G cambiará el mundo

La tecnología 5G se ha convertido en una poderosa fuerza motriz de la estrategia de desarrollo nacional en China. No solo traerá mayor conectividad y velocidad, sino toda una revolución económica y social. 

El gobierno chino ha otorgado licencias para el uso comercial de la tecnología 5G a China Telecom, China Mobile, China Unicom y China Broadcasting Network y lograr que estas grandes corporaciones complementen sus capacidades y recursos para avanzar en el desarrollo de una infraestructura de información de nueva generación. Su conexión rápida y segura ofrecerá oportunidades para impulsar el crecimiento de la economía digital china. Incluso, permitirá la revitalización tecnológica en industrias tradicionales que se encontraban en declive.

El nuevo internet lo va a cambiar todo, desde la realidad virtual en 3D, hasta la automatización y la conducción autónoma, pasando por la difusión de la domótica como un conjunto de tecnologías aplicadas al control y la automatización inteligente de viviendas para lograr un uso eficiente de la energía, así como el control sin cables del hogar. 

En pocos años serán comunes en los hogares, empresas e instituciones innovaciones radicales que hoy nos parecen ciencia-ficción, tales como las operaciones quirúrgicas por control remoto y las emisiones de televisión con realidad virtual gracias a la estabilidad de las conexiones sin hilos del 5G.

Un largo y paciente camino de aprendizaje tecnológico

Desde las reformas económicas iniciadas en 1979, China transitó un largo proceso de aprendizaje tecnológico. De ser un país cuestionado por copiar productos y procesos de otros para competir con productos de poca calidad y bajos precios, con base en su propio proceso de aprendizaje ha logrado avances científicos y tecnológicos que le han permitido llegar a la frontera tecnológica en muchos sectores en los que ahora supera los productos y procesos que antes copiaba. 

El gobierno chino ofrece incentivos fiscales y financieros a la inversión en ciencia y tecnología, subvenciona la inversión industrial de punta y avanza en la creación de 15 centros de innovación que serán inaugurados en 2020, los cuales ascenderán a 40 centros en 2025. El desarrollo de tecnologías de punta por medio de una intensiva inversión en investigación científica y desarrollo tecnológico está convirtiendo a China en uno de los países que más patentes registra. 

Atrás quedaron los tiempos de copiar, en adelante China se propone inventar, innovar y patentar para liderar la 4ta Revolución Industrial (4RI). Entre los sectores clave para China están la biotecnología, ingeniería genética, nanotecnologías, neurotecnologías, robots, drones, impresoras 3-D, inteligencia artificial, almacenamiento de energía, redes inteligentes y el Internet de las cosas o interconexión de artefactos electrodomésticos y objetos físicos a través de internet. 

La 4ta Revolución Industrial

En el ámbito económico, China coexiste y compite con el mundo occidental. La rivalidad económica con Occidente ha estimulado crecientes cambios en la estructura de su economía y la ha preparado para sacar el mejor provecho a la 4RI que está cambiando radicalmente los medios de producción a través de la innovación, la automatización, la inteligencia artificial y las fábricas inteligentes.

El gobierno chino ha seleccionado diez sectores en los que se propone estar a la vanguardia internacional del desarrollo tecnológico, estos son: nueva tecnología avanzada de información, máquinas herramientas automatizadas y robótica, aeroespacio y equipo aeronáutico, equipamiento marítimo y barcos de alta tecnología, equipos modernos de transporte ferroviario para la Nueva Ruta de la Seda, auto eléctrico y otros vehículos y equipamiento con nuevas formas de energía, equipos de energía alternativas y renovables, equipamiento agrícola, desarrollo de nuevos materiales, biofarma y productos médicos avanzados.

Al calor de la 4RI en marcha, la automatización de la producción y los servicios está ocurriendo a gran velocidad e impactará la seguridad geopolítica global. La convergencia de tecnologías computacionales, digitales, físicas y biológicas afectará como nunca antes al mercado laboral, los tipos de trabajo, las carreras universitarias, las nuevas fuentes de riqueza, la distribución del ingreso, el ranking de potencias económicas y hasta la supremacía militar estadounidense. Todo esto explica en buena parte la guerra comercial que ha declarado el gobierno de los EEUU contra China, cuyo objetivo encubierto es el de perturbar, obstaculizar y detener el incesante avance y consolidación de China como la potencia líder de la tecnología 5G y de la 4RI que tienen a consolidarla como la nueva potencia económica global.

 

@victoralvarezr / @davroalvarez

Enviar Comentarios



© Manapro Consultores

Enviar Comentarios