La ciberguerra fría, por Luis De Lión – Runrun
Lo último

La ciberguerra fría, por Luis De Lión

ciberespionaje.jpg

ciberespionaje

Entre los EEUU y Rusia una nueva guerra fría ha sido declarada. En esta ocasión, la confrontación, se desarrolla exclusivamente en el terreno cibernético.

Las primeras sospechas de ciberataques rusos, se hicieron públicas el 14 de junio pasado cuando The Washington Post reveló que unos hackers que trabajan para el gobierno de Putin, lograron infiltrarse en la base de datos de la dirección del Partido Demócrata. Decenas de miles de correos electrónicos de la alta dirigencia del partido y del jefe de campaña de Hillary Clinton, John Podesta, fueron sustraídos. En ese inmenso botín, también había documentos, que hacían referencia al candidato republicano, Donald Trump.

Más tarde, en octubre, un mes antes de la elección presidencial, los mails sustraídos por los piratas rusos, fueron publicados por Wikileaks y el portal The Intercept. Así descubría el mundo entero, el tras bastidores, de la campaña electoral.

Luego de la victoria de Donald Trump, un informe de la CIA, fue publicado de nuevo por The Washington Post, en el mismo se acusa directamente a Putin de haber deliberadamente hecho todo para que Trump triunfara en la presidencial de noviembre pasado. A lo que, desde Moscú, siempre contestaron alegando que era una acusación absurda.

Así las cosas, la muy esperada reacción de Obama llegó al final de ésta semana. Pero tratándose del mismo presidente que evocó la línea roja ante Bachar en Siria y que a su vez le queda solo un mes en la Casa Blanca, no podía esperarse más que retórica.

Mientras que, el presidente electo Donald Trump, se mantiene firme en su posición desde la campaña, dudando del origen de los hackeos, muy a pesar de los múltiples informes de inteligencia. Sin dejar, por ello, de atacar a Obama al interrogarse Trump vía twitter, si sabía Washington que Moscú los estaba hacking, por qué el presidente tardó tanto para actuar en consecuencia.

Comentario éste, por cierto que, no lo comparten los congresistas compañeros de partido de Trump.

En ésta nueva guerra, las acciones de Moscú, mezclan técnicas de espionaje clásico con un nuevo frente de batalla de propaganda en las redes sociales. En la acción propiamente dicha, estarían una suerte de franquicias informales, en conexión con el Kremlin sin que desde occidente se pueda establecer con certeza un vínculo de subordinación.

Pero los EEUU no están moralmente mejor ubicados que Rusia para dar lecciones en temas de espionaje informático. El escándalo de la NSA es mucho más amplio y basto que el escándalo actual.

Así las cosas, justo cuando Obama daba su última rueda de prensa, Pekín, anunció la captura de un dron submarino espía norteamericano en aguas del mar de la China meridional.

Esta ciberguerra fría, se escenifica en un mundo tripolar, donde las tres potencias, China, Rusia y EEUU, aspiran conservar cueste lo que cueste sus respectivas zonas de influencia geoestratégica.

De momento parece que el más fuerte estaría perdiendo la batalla. La incapacidad de Washington de utilizar toda su fuerza es un handicap (democracia), que no padecen ni Moscú, ni Pekín.

@ldelion

Enviar Comentarios



© Manapro Consultores

Enviar Comentarios