La tercera vía por Reyes Theis
Reyes Theis Ago 11, 2015 | Actualizado hace 6 años
La tercera vía por Reyes Theis

CNE13

 

Un grupo de venezolanos ha postulado en forma independiente sus candidaturas fuera de las planchas del Gran Polo Patriótico  y de la Mesa de la Unidad Democrática (MUD). Integran lo que algunos de ellos bautizan como la “tercera vía”

Entender a quienes se autodenominan la “tercera vía” no es algo sencillo. En un país pleno de democracia el hecho que surjan múltiples opciones políticas, más bien hablaría en forma positiva de la pluralidad de alternativas en un escenario de transparencia y pulcritud electoral.

En este sentido, el contexto es un elemento sustancial y no complementario. ¿Estamos en democracia? ¿Es un escenario de transparencia y pulcritud electoral? A nuestro entender la respuesta negativa es obvia.

Apartando el contexto, podemos comenzar a analizar las motivaciones que mueven a la “tercera vía”. Algunos inscriben sus candidaturas con el resabio de haber quedado fuera de las planchas de la MUD, otros lo hacen con una clara intención divisionista, para hacerle el juego al Gobierno y recibirán en consecuencia su remuneración. Un tercer grupo lanza su postulación disgustados con la forma de conducción de la Mesa de la Unidad y se autoproclaman como “los verdaderos líderes de las regiones”.

En todo caso, no siendo el contexto normal, ni pleno de virtudes democráticas, la hora menguada que atraviesa el país exige de los factores opositores unidad de discurso y acción. El campo minado por el que está atravesando la oposición, producto de las incontables trampas que el Gobierno pone y pondrá en el camino hasta el 6D, reclama una gran cohesión.

El ejemplo que en ese sentido dio María Corina Machado es loable: Pocos como ella tiene tantas razones para cuestionar las decisiones de la MUD, pero su sindéresis la lleva a tomar la que consideramos la mejor decisión: respaldar a la plancha de la unidad. Después habrá tiempo para hablar de candidaturas y postulaciones, en estos momentos el país no solo reclama, sino le urge un cambio y cualquier postulación paralela atenta contra ese objetivo. Muchas veces las autopistas llevan al cementerio político, mientras las carreteras sinuosas conducen al poder.

@reyestheis