Presidenta de la Academia sobre la COVID-19: "Hubiésemos deseado no tener razón" - Runrun
Presidenta de la Academia sobre la COVID-19: “Hubiésemos deseado no tener razón”
En el mes de junio, la Academia proyectó un pico de entre 1.000 y 4.000 casos diarios de COVID-19. Esta información les valió amenazas por parte del oficialismo

Mireya Goldwasser, presidenta de la Academia de Ciencias Físicas, Matemáticas y Naturales, habló sobre los reportes y contagios de COVID-19 en el país.

En una entrevista que ofreció a Voz de América, Goldwasser advirtió que Venezuela todavía no experimenta el tope de casos diarios y la curva de contagios está lejos de aplanarse.

Por otra parte, dijo que las cifras de la administración madurista, de entre 600 y 1.000 casos al día, “no son reales”.

En el mes de junio, la Academia proyectó un pico de entre 1.000 y 4.000 casos diarios de COVID-19. Esta información les valió amenazas por parte del oficialismo. “Hubiésemos deseado no tener razón”, sostiene la presidenta de la Academia.

“Ya de 1.000 casos pasó. Todavía, las cifras oficiales siguen sin reflejar el tamaño de la epidemia o de la intensidad de la transmisión. La capacidad diagnóstica que tienen está saturada. Para poder nosotros hacer una predicción correcta de lo que puede pasar, tenemos que tener datos confiables que nos suministre el Estado. No los tenemos. El número de pruebas PCR que se hacen no son suficientes. Se están haciendo alrededor de 2.000 [al día], pero deberían de estar alrededor de 8.000 y 10.000 pruebas diarias, como mínimo”, dijo.

 

Además, consideró que es necesario activar laboratorios, clínicas, hospitales y universidades que puedan hacer análisis que no duren más de tres días.

“Una persona que esté en Zulia, otra que esté en el sur. Toman las pruebas cuando tienen los síntomas. Mandan esas pruebas al Instituto Nacional de Higiene, en Caracas, que dura ocho días. El instituto está saturado, porque le llegan más pruebas de las que puede procesar. Duran 15 días para dar respuesta y, a veces, cuando llegan, ya la persona falleció o pasó la cuarentena. Es importantísimo que el número de pruebas que se haga sea el mayor posible y, segundo, la rapidez de hacer esas pruebas”, agregó.

En cuanto al futuro del país, manifestó su preocupación, considerando que hay que usar métodos científicos para decir qué se hará para controlar. 

“Esa fórmula de siete por siete no es una de las mejores soluciones. Hay que ir con base en un estudio científico para permitir la salida de las personas. No puede ser por una manera arbitraria o por el número de cédula. Eso no funciona”, sumó.

Lea la entrevista completa en Voz de América