Maduro sigue "insaciable" con la milicia y exige llegar a 4 millones de efectivos en 2020 - Runrun

Nicolás Maduro aseguró la tarde de este domingo que se “sobrecumplió” la meta de sumar efectivos a la milicia boliviariana y sumar el 8 de diciembre un número de 3.300.000, cuando se había planteado llegar a los tres millones de uniformados en ese cuerpo armado.

En cadena obligatoria de radio y televisión, Maduro aseguró que estos “milicianos” están “organizados, entrenados, armados y dispuestos a defender la patria”, mientras que felicitó al Estado Mayor de la Fuerza Armada Nacional por haber alcanzado las metas establecidas.

Maduro, durante un acto de juramentación de las milicias en el estado Vargas, puso una “nueva meta” a los comandantes del cuerpo al querer aumentar a 4 millones de uniformados adscrito en ese componente para 2020 en todo el país. Resaltó que hay milicianos en 1.141 parroquias del país; 14.383 bases populares de defensa integral, que están situadas en escuelas y liceos del país, desde donde se coordinan las unidades populares de defensa integral que hasta el momento suman 63.890.

 

El incremento del número de milicianos obedece a la intención de fortalecer el Sistema de Organización Territorial de las Unidades Populares de Defensa Integral (SOTU), que comprende, además del adiestramiento para la defensa ante una agresión extranjera, labores en los mecanismos de producción y distribución de alimentos.

 

Las cifras dadas por el Ejecutivo aseguran además que estas organizaciones hacen tener presencia a la milicia en 163.967 calles “cada uno con un comandante”, siendo similar a la estructura de los CLAP respecto a los “jefes de calle”.

Aseveró que el ministro de la Defensa, Vladimir Padrino López, tiene listo el proyecto de convertir la Ley orgánica de la Fuerza Armada Nacional en la “Ley constitucional de la FAN”, que permitiría la incorporación de las funciones de la milicia como “cuerpo combatiente” y que ese articulado debe ser discutido en la cuestionada asamblea constituyente.

Destacó la necesidad de seguir avanzando en un sistema de armas “para que cada miliciano tenga su fusil y su misil”, al tiempo que afirmó que con la llegada de la milicia al sistema de alimentación de los CLAP la misma empezó a funcionar “con honestidad”. Los instó además a participar en el Censo Nacional de Población y Vivienda -proceso que ha sido cuestionado por la supuesta ubicación de viviendas desocupadas de aquellos que se fueron del país para ser “expropiadas”- y en los planes productivos, que incluye el sembradío de conucos en todo el país.