Señalan a Pedro Carvajalino y "Cabeza e' mango" de terroristas y de crear caos en Bolivia - Runrun

El ministro del gobierno interino de Bolivia, Arturo Murillo, en compañía del director de la Fuerza Especial de Lucha Contra el Crimen de Santa Cruz (FELCC),  Óscar Gutierrez, denunciaron a principios del mes de diciembre un supuesto plan de desestabilización en el país que estaría siendo operado por el régimen de Nicolás Maduro, corriente que a juicios de autoridades bolivianas, buscan crear caos en la región.

“Todo esto está siendo manejado con hilos desde Venezuela (…) Hay una corriente de desestabilización desde el señor Maduro, que está buscando desestabilizar a países en América”, aseveró Murillo.

Las investigaciones se llevaron a cabo luego de la captura y posterior interrogatorio de Facundo Molares Schoenfeld, guerrillero de las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC), conocido por el alias de “Camilo”, quien confesó a las autoridades que su trabajo ha sido como ideólogo aunque estuvo implicado en un enfrentamiento en la localidad de Montero donde resultó herido, refiere Infobae.

El comandante Gutiérrez refirió que Molares ingresó al país el 10 de julio de 2019 por el paso fronterizo de Pisiga, lo que refiere que lo hizo vía terrestre desde Chile y permaneció en la nación del altiplano cerca de un mes cuando se registró su salida por el aeropuerto de Viru Viru a Venezuela.

Dos meses más tarde regresa a Bolivia, es decir, el 13 de octubre, y lo hace en compañía de los conductores del programa Zurda Konducta, transmitido por VTV, Pedro Carvajalino y Oswaldo Rivero, mejor conocido en Venezuela como “Cabeza e’ Mango”, quienes fueron calificados de “terroristas informáticos” que llegaron a Bolivia “con fines de generar desestabilización, son personas altamente capacitadas para manipular armas y capacitadas en actos de este tipo”.

 

*Vea la nota completa en TalCual