Oficialistas acaban con el “efecto Bachelet” y agreden a periodistas y diputados a las afueras de la AN - Runrun
Oficialistas acaban con el “efecto Bachelet” y agreden a periodistas y diputados a las afueras de la AN

“VOY POR TI Y POR LAS CÁMARAS”, le dijo un miembro de un colectivo al camarógrafo de VPI, en la esquina del Palacio Federal Legislativo. El hombre, seguidor del gobierno de Nicolás Maduro e integrante de uno de los grupos armados que atacan a los parlamentarios opositores que entran y salen de las sesiones, venía de discutir -con manotones y escupitajos- con Fernando Orozco diputado chavista, miembro del partido Redes quien reconoció la legitimidad del Parlamento y se unió a las sesiones desde el 15 de mayo. También le había partido el vidrio de la camioneta con el casco de motorizado. 

Al finalizar la sesión ordinaria de este martes, 25 de junio, a la que los periodistas después de siete semanas pudieron ingresar sin mayor inconveniente por el llamado jocosamente “efecto Bachelet”, los grupos armados seguidores del Gobierno de Nicolás Maduro, se hicieron sentir en la entrada del Parlamento ante la mirada de la Guardia Nacional. 

“La Guardia Nacional está aquí para impedir que pasen los periodistas, pero no para que pasen estos colectivos”, fueron las palabras de reclamo de la diputada Nora Bracho (UNT-Zulia), luego de que el mismo simpatizante de Maduro abriera la reja que da paso a la entrada del Parlamento y golpeara con un casco de motorizado al reportero de VPI. Al final solo uno de los militares logró sacar al colectivo, quien entró sin ningún inconveniente al Parlamento. 

Luego del ataque físico y verbal, los diputados y periodistas se resguardaron dentro de los jardines del Palacio, aunque Nora Bracho dijo en varias oportunidades que había que salir y dejar el miedo. “No podemos estar culilluos todo el tiempo”. Pero, aunque los demás asentían, nadie realmente se atrevió a salir nuevamente a la calle.

Por defender al camarógrafo de VPI, al que se le rompió el trípode, la diputada Bracho tenía unos pequeños morados en las manos. Mientras, el mismo “colectivo” se cambiaba la camisa de cuadros a una de color rojo y se escondía detrás de un árbol en la salida que da hacia el metro de Capitolio, para seguir esperando a los periodistas y diputados. Sin embargo, no pasó a mayores y el personal que quedaba dentro del Palacio pudo retirarse sin más ataques.

Sesión sobre militares

La persecución política a los militares fue uno de los temas de la sesión parlamentaria. Una de las trabajadoras del Palacio se lo hizo saber, con gritos, a los Guardias Nacionales.

En el debate, el diputado Eliezer Sirit (AD-Falcón), también presidente de la Comisión de Defensa, aseguró que hay 198 militares detenidos, contando a los 6 de este fin de semana. Exactamente son 92 del Ejército, 23 de la Aviación, 25 de la Armada y 58 Guardias Nacionales.

Sirit explicó que todos son acusados del delito de traición a la patria. “Por el solo hecho de plegarse a la Constitución, porque se han atrevido a hacer reclamos, emitir criterio por presencia de grupos irregulares en Venezuela”, dijo el diputado.

Por su parte la diputada Karim Vera (PJ-Táchira), relató que a los militares detenidos este fin de semana, incluso antes de que la Alta Comisionada para los Derechos Humanos de Naciones Unidas, Michelle Bachelet, se fuera del país, fueron llamados a una reunión por el Coronel y Comandante del Destacamento de la Guardia Nacional en El Rodeo, Pedro Luis Pérez Silen, ordenándoles dejar sus carros en un centro comercial de Guatire, pues serían trasladados en un carro oficial. “Fueron detenidos por la Dirección de Contrainteligencia Militar (Dgcim) a su regreso y se desconoce su paradero”. 

Vera criticó que luego de que el Gobierno les dio tanta permisividad a los miembros de la Fuerza Armada Nacional, ahora se les persigue. “Nunca habíamos tenido tantos militares presos y perseguidos”. 

Los detenidos el fin de semana son el general de brigada Miguel Sisco Mora y los coroneles Miguel Castillo Cedeño y Francisco Torres Escalona, de la Aviación; el teniente coronel Pedro Caraballo Lira, del Ejército y, de la Marina, el capitán de corbeta Rafael Acosta. El diputado Luis Barragán (Vente-Aragua) agregó también los nombres de los comisarios Miguel Barrero y José Valladares.

El presidente de la Asamblea Nacional y presidente encargado, Juan Guaidó tomó la palabra para criticar que no se realizara el desfile militar del 24 de junio. “Nicolás Maduro tiene miedo de darle la cara al pueblo”. 

Guaidó aseguró que desde hace un tiempo Maduro solo hace actos en lugares cerrados o en algunos cuarteles donde “están bien descontentos todos”. Por eso hizo un llamado a la “familia militar” para que hablen con “contundencia y claridad” porque el régimen ha pretendido destruirlos.

Con la presencia de Raúl Emilio Baduel, denunció que su padre, el general Raúl Isaías Baduel tiene 15 días de desaparición forzosa y que el país vive el mayor número de deserciones en el sector militar. “Es momento de dar un paso y ponerse del lado de la Constitución”.

Hizo varios llamados a los miembros de la Fuerza Armada a “gritar por la libertad de la democracia para toda Venezuela” y ratificó la convocatoria de protesta para el próximo 5 de julio, día que la Alta Comisionada de Naciones Unidas, Michelle Bachelet, presentará el informe sobre la situación de Derechos Humanos en Venezuela.

 
Foto: Sarai Coscojuela