#EstoNoEsNormal | 15 pisos y contando - Runrun

#EstoNoEsNormal | 15 pisos y contando

FORMATO-NOTAS-RR-49.png

VIVO EN NAGUANAGUA, ESTADO CARABOBO, EN UN PISO 15. Así que allí estaba el primer desafío. Las escaleras son totalmente cerradas y mi teléfono ya no tenía batería. Teníamos que bajar contando los 8 escalones de cada tramo y, cuando llegaba al final de cada piso, sentía que me caía.

Perdí parte de la comida refrigerada. Para sobrevivir compraríamos alimentos que no necesitan ser refrigerados. Otra odisea. Aun cuando el comercio tuviera planta, los puntos no pasaban. No se podía transferir, no había señal. Entonces había que buscar dólares, que te recibían por debajo de su valor. Redondeando a 3000 bolívares por dólar, y aún así, seguíamos perdiendo porque no te daban cambio.

Los negocios que vendían agua potable estaban cerrados. Y de los grifos no salía agua. Llegó el momento en que hubo que bajar a buscar agua y subirla 15 pisos.

Habíamos logrado cargar los teléfonos y hasta la laptop en centros comerciales: el lado bueno de la historia es que le permitían a las personas poner multitomas y podías ver cualquier cantidad de aparatos cargando mientras iba aumentando cada minuto la lista de espera. Una carnicería cercana nos regaló agua para los baños. Y ofreció sus cavas para mantener refrigerado alimentos y medicamentos que lo requirieran.

Solangel Monasterio

Naguanagua, Carabobo

Enviar Comentarios



© Manapro Consultores

Enviar Comentarios