Murió Oliver Sánchez, el niño que protesto para conseguir medicinas para su tratamiento

Murió Oliver Sánchez, el niño que protesto para conseguir medicinas para su tratamiento

OliverSánchez.jpg

OliverSánchez

 

Oliver Sánchez, el niño de 8 años que participó en una protesta en febrero de este año para pedir por quimioterapias, murió tras pasar 10 días en terapia intensiva en la Clínica Loira, en El Paraíso, confirmó un familiar cercano a la periodista de María Emilia Jorge a El Nacional.

La fotografía de un pequeño con un cartel que decía “quiero curarme paz salud” en una manifestación que pretendía llegar al centro de Caracas, se esparció por medios de comunicación y redes sociales.

Diagnosticado de linfoma no-Hodgkin hace poco más de un año, estuvo recluido en el hospital Elías Toro, en Catia, pero esta vez, por falta de camas, fue trasladado al recinto privado.

Oliver, el menor de su familia, estudiaba segundo grado en el Colegio Arandu de Charallave hasta que la enfermedad los obligó a mudarse a Caricuao, donde residían sus abuelos maternos. Su madre, empleada del Seniat, tenía un año sin trabajar. Estaba dedicada a cuidar a su hijo. El principal sustento familiar era el padre de Oliver, quien  hace viajes y traslados.

En su familia, además, hay otras dos personas con cáncer a las que se les ha hecho complicado acceder a los medicamentos: su abuela materna y una de sus primas.

Las reacciones de su muerte no se hicieron esperar. Diputados, periodistas que cubrieron la protesta, estudiantes, ONGs y venezolanos lamentaron su fallecimiento y concordaron que pudo haberse evitado si hubiese conseguido sus medicinas.

 

 

*Con información de El Nacional y Efecto Cocuyo

Enviar Comentarios



© Manapro Consultores

Enviar Comentarios