Militancia chavista pasó factura al gobierno en las primarias por su mala gestión

Militancia chavista pasó factura al Gobierno en las primarias por su mala gestión

elecciones-psuv-28j-8.jpg

elecciones-psuv-28j-8

La militancia del PSUV no se movilizó el domingo en castigo por la crisis económica, las eternas colas y la escasez de alimentos y medicinas

Hernán Lugo Galicia/@HLGNapita

Caracas. Aunque el Partido Socialista Unido de Venezuela (PSUV) celebró la “alta participación”, lo ocurrido en las primarias de este domingo obliga a tener que pedirle al Gobierno que revise la política económica, porque la militancia no se movilizó entre 8:00 am y 4:00 pm como esperaba la dirección nacional peseuvista, en protesta por la crisis económica, que se manifiesta en las colas y en la escasez de alimentos.

Las 1.600 unidades del Comando Estratégico Socialista de Tranportistas se quedaron “frías” en las primeras seis horas de la jornada, debido a que no se le solicitó sus servicios, como en 2010 y en las elecciones de los delegados al III Congreso, revelaron fuentes del CEST.

La Sala Situacional del CEST registró llamados a partir de las 4:00 pm, en especial para que buscaran a electores en los urbanismos de la Misión Vivienda. Los chavistas le cobran a Nicolás Maduro la mala gestión, sería la principal causa de la apatía electoral.

Maquinaria clave

El aparente triunfo de las primarias radicó en dos decisiones clave: la asignación de cuotas a los comandos regionales, gobernadores, alcaldes y precandidatos, para que trasladaran a militantes del PSUV y de los aliados hasta centros de votación y así cumplir lo que el gobernador de Anzoátegui, Aristóbulo Istúriz, llamó “la derrota de la MUD y de la oposición desde ya; desde el 28-JN para que sea como una especie de lo qué pasará en la elección del 6-D”.

La segunda pista estriba en el uso de la maquinaria que, al igual que en los comicios de 2010, se activó y pudo comprobar cuáles son las fallas, de caras al 6 de diciembre y logró –según el primer vicepresidente del PSUV Diosdado Cabello- que sumaran 3.162.400 votos. 15% del Registro Electoral; 30% de la data de militantes.

Sin embargo, fuentes extraoficiales aseguraron que la participación fue de 10%, algo creíble si se revisa el historial del oficialismo y se obtiene que, en un proceso interno, la maquinara oscila entre 900.000 y 1.500.000 votos en tiempos de Hugo Chávez.

Precandidatos desplazados

Durante la jornada la mayoría de los precandidatos, que no gozaron de la venia de la cúpula, pudieron percartarse que no tenían opción de ganar.

En Petare, por ejemplo, Yahir Muñoz, quien aparecía con mayor posibilidad de ganar, fue llamado desde Miraflores y le propusieron ser viceministro de Política Interior y Seguridad Jurídica del Ministerio de Interior y Justicia, para así garantizarle el puesto salidor al diputado William Ojeda, revelaron fuentes de los comandos de los 12 precandidatos de ese circuito petareño.

El caso se repitió con los tres principales rivales de Jesús Farías, en Caracas, quienes renunciaron tres semanas atrás y se les ordenó a la militancia sufragar por el actual diputado. En Barinas, se registraron presiones de la misma naturaleza, lo que pudo incidir en la apatía demostrada en algunos circuitos de la entidad llanera.

Los mitos de las primarias del PSUV:

– La cúpula del partido de Gobierno se empeñó en comparar los resultados de las primarias de la MUD con los del 28 de junio, lo que resulta débil. En primer lugar, la alianza opositora hizo procesos internos en 34 circuitos, en 12 estados; algunos con una baja cantidad de votos, como Trujillo. El PSUV, en cambio, convocó a internas en 87 circuitos, distribuidos en todo el país. Y, en segundo lugar, la maquinaria se activó en todas las 24 jurisdicciones, a diferencia de la MUD que solo movió a determinados partidos, unos 7, de los 34 que integran la alianza.

– El PSUV impuso una matriz de triunfo al decir que todas las entidades mantenían colas hasta altas horas de la noche, pero VTV enfocó su trabajo reporteril en estados con la población electoral pequeña; son los casos de Amazonas, Guárico y Apure.

– Jorge Rodríguez ordenó, a las 3:59 pm, a los gobernadores, alcaldes y comandos regionales del PSUV permanecer en los centros de votación: “No abandonen los puestos de combate”, emplazó, lo que dejó entrever que había que trasladar votantes.

– El gobierno y el PSUV intentaron posicionar que los chavistas “son fieles” y, por lo tanto, no ceden a la “guerra económica”. De esa manera, los discursos de la dirigencia responsabilizaban de la crisis a la oposición, a factores externos, y no a las fallas del equipo gubernamental, lo que en un futuro, puede perjudicarlos si terminan creyendo que eso es así.

– La jornada demostró que el PSUV tampoco puede creerse que, por si solo, gana elecciones. La realidad indica que necesita el pacto con el Polo Patriótico. Diosdado Cabello admitió este hecho cuando la madrugada del lunes dijo que en 2010 ganaron circuitos por los votos aportados por los aliados. Un caso ilustrativo es que en 2010, Dinorath Figuera logró ser diputada por Primero Justicia en Caracas porque el MEP se distanció y postuló a Wilmer Nolasco. El PSUV perdió por 700 votos; Nolasco sacó 7.000.

logo alianza voto 2015

Enviar Comentarios



© Manapro Consultores

Enviar Comentarios