Henrique Capriles: “Tibisay Lucena retó a los venezolanos, bueno vamos a ver quién puede más, si usted o nosotros”

Capriles: “Tibisay Lucena retó a los venezolanos, vamos a ver quién puede más, si ella o nosotros”

henrique-capriles.jpg

henrique-capriles

Alejandro Hernández

 

Henrique Capriles sigue firme. La intervención de la presidenta del Consejo Nacional Electoral (CNE), Tibisay Lucena, el pasado 8 de agosto, no le hace desistir de su posición sobre el referéndum revocatorio contra Nicolás Maduro. El gobernador del estado Miranda sostiene que aún si el paso de la recolección del 20% se realiza a finales de octubre, el revocatorio podrá realizarse en 2016. “El referéndum revocatorio está vivo”, insiste.

El ex candidato presidencial considera que el fin del chavismo y el inicio de la reconstrucción nacional pasan por la salida constitucional del Gobierno, a través de una iniciativa legitimada por la gente. “Aquí debe haber una victoria popular que cambie a Nicolás Maduro y elija a un nuevo Gobierno”.

En ese camino, la jornada del 1 de septiembre está marcada en el calendario del gobernador como el día para demostrar la voluntad de cambio que hay en el país y que las encuestas sitúan en, al menos, 80% de la población. “Creo que es muy importante que ese día los venezolanos nos hagamos sentir”.

Capriles advierte que la mediación del ex presidente español José Luis Rodríguez Zapatero busca oxigenar al Gobierno porque le han hecho ofrecimientos de financiamiento y préstamos internacionales si logra iniciar formalmente un proceso de diálogo con la oposición. Interpreta, además, que con la militarización del poder político, Maduro busca arrastrar a la Fuerza Armada Nacional (FANB), que lo “sostengan”, y repartir las “culpas” de un Gobierno impopular.

-¿Sigue confiando que habrá referéndum revocatorio luego de la intervención de la rectora Tibisay Lucena?

-El referéndum revocatorio está vivo y se mantiene el proceso para que se haga este año. La intención de la rectora Lucena fue, claramente, desmoralizar y confundir. Todo es intimidatorio y está dirigido a atacar la mente del venezolano para que nos resignemos y abandonemos la lucha por el cambio. Por eso no cambiaría nada de lo que venimos haciendo, por el contrario, creo que hay que hacer mucho más en términos de organización y movilización, para que se escuche nuestra voz y hagamos valer nuestros derechos.

-Pero la estrategia del CNE parece ser la de incluir lapsos nuevos o extender al máximo los tiempos del reglamento…

-Incluso si la fecha del 20% fuera a finales de octubre todavía hay chance para hacer el revocatorio este año, pero eso dependerá de todos los venezolanos. Tiene que ser un pueblo movilizado defendiendo su derecho. Yo quiero ver si el gobierno va a mantener la actitud que ha mostrado hasta ahora, si este país se le moviliza de punta a punta. En un escenario de deterioro económico como el que tenemos, las colas no han reventado porque la población tiene esperanza en el revocatorio, pero si la gente empieza a sentir que le van a robar esa ventana aquí puede pasar cualquier cosa.

-¿El Gobierno no estará buscando escenarios de caos que le permita tener una excusa para usar la fuerza?

-Quizás están subestimando porque creen que el ánimo de la gente va a ser de resignación. Es claro que el Gobierno quiere desesperanzar al país, pero ahí es donde entra la responsabilidad de nosotros: es trabajo nuestro lograr que la gente no se desmoralice ni decaiga. Esto es un reto que nos ha puesto el Gobierno y debemos responderlo con fuerza. Tibisay Lucena retó a los venezolanos, bueno vamos a ver quién puede más si usted o nosotros los venezolanos.

“Yo quiero ver si el gobierno va a mantener la actitud que ha mostrado hasta ahora, si este país se le moviliza de punta a punta”

-¿Por qué cree que Tibisay Lucena dejó la fecha abierta para finales de octubre sin precisar los días para la recolección del 20%?

-A una persona que no tiene credibilidad no se le puede aceptar un “podría ser”, porque entonces puede pasar que de repente no es a finales de octubre, sino después. Hoy tendríamos otro escenario si la señora Lucena hubiese dado fecha, pero ella una vez más se burló del país y salió con su ‘podría ser’. Insisto en que aquí el tablero sería otro si tuviéramos fecha del 20%, pero ¿Quién le cree a Tibisay Lucena un “podría ser”?

-¿La marcha del 1 de septiembre será la prueba de calle del revocatorio?

-Yo no diría la prueba, pero sí creo que es muy importante que ese día los venezolanos nos hagamos sentir. Es una campanada para decirle al Gobierno que estamos movilizando a todo el país para tener la fecha y para exigir el revocatorio este año. Pero esto es un tema de todos los días, ejercer presión ciudadana sobre el CNE, hasta ahora ha funcionado, por eso nos dieron la planilla, valoramos las firmas y hemos llegado estar a un solo paso del revocatorio.

-Usted ha dicho que no se atreven a matar el revocatorio, ¿Sigue pensando eso?

-El Gobierno se levanta y se acuesta pensando en el revocatorio porque ellos tienen un problema: perdieron el apoyo popular y entonces si no hacen el revocatorio puede pasar cualquier cosa y si lo hacen pierden el poder. Por eso tienen un debate interno. Este es un Gobierno muy solo, no tiene apoyo interno ni tampoco internacional. Nadie quiere inmolarse con Maduro y la bandera de Hugo Chávez fue hacer elecciones. Si Maduro tranca el referendo destruiría la narrativa del chavismo.

-¿Cuál sería el costo político que pagaría el Gobierno si le da un zarpazo al revocatorio?

-Si yo fuera el Gobierno y tuviera un poquito de sensatez, permitiría que el país siguiera su proceso porque lo otro es jugar al estallido. El Gobierno debe tener en cuenta que toda la rabia y los sentimientos negativos del país están dirigidos hacia ellos con nombre y apellido: Nicolás Maduro, Diosdado Cabello y todo lo que es el alto mando político, y si aquí hay un estallido podrían quedar barridos.  ¿Y después qué? ¿Un golpe militar? ¿Qué militar quiere ponerse al frente del país con esta crisis y sin tener apoyo popular? No creo que ninguno quiera. Vamos a ver qué ocurre, los próximos días parecen ser decisivos, precisamente por eso estamos preparando la Gran Toma de Caracas.

-Es difícil pedir esperanza a la gente cuando el Gobierno desmoraliza a diario

-Eso es lo único que sabe hacer el Gobierno. Son especialistas en robarle la esperanza a la gente, en generar pesimismo e indignación. No se deje quitar la esperanza. ¿Quién puede más, una cúpula o todos los venezolanos unidos en una causa común? Esta gente es enemiga de la patria, los verdaderos enemigos de la patria son los del Gobierno, por eso no se deje llevar por la propaganda oficial.

“Este es un Gobierno muy solo, no tiene apoyo interno ni tampoco internacional. Nadie quiere inmolarse con Maduro”

-¿Cuál es el estatus del diálogo hoy?

-El diálogo como esperanza ni aparece en las encuestas, es decir, cuando las encuestadoras le preguntan a la gente qué le genera esperanza el diálogo no existe. El revocatorio tiene 40% y eso es porque el país lo siente como una solución a la crisis política, económica y social. La oposición tiene que seguir firme en que no habrá una foto de un diálogo hasta que aquí no esté garantizado el revocatorio, que empieza por ponerle la fecha al 20% en condiciones viables. Esa foto desesperadamente la quiere el Gobierno porque le han ofrecido créditos, dinero y financiamiento internacional si logra iniciar un proceso de diálogo en Venezuela y según la información que tenemos el ex presidente José Luis Rodríguez Zapatero es uno de los que está ayudando en ese proceso de auxilio económico sujeto al diálogo.

-¿Qué pasará con las elecciones regionales?

-Aquí no va a haber elecciones regionales, eso ya lo decidieron. Ellos no harán esas elecciones porque perderían todas las gobernaciones; y eso sería una catástrofe pre-revocatorio. Sin embargo, revocatorio y regionales son procesos electorales, no chocan, sino que se complementan. Yo se lo he dicho a todos los precandidatos: el Gobierno pretende pegar elecciones de gobernadores y alcaldes para el segundo semestre de 2017.

-¿No es eso una prueba del control de las instituciones por parte del Gobierno?

Nadie las va a protestar. La gente sabe que con elecciones regionales se alcanzan posiciones políticas, pero no se resuelve la crisis. El país está con el revocatorio, con el proceso nacional. Si salieran las regionales bienvenidas serán, sin nunca dejar de lado el referendo.

“El Gobierno debe tener en cuenta que toda la rabia y los sentimientos negativos del país están dirigidos hacia ellos con nombre y apellido: Nicolás Maduro, Diosdado Cabello y todo lo que es el alto mando político”

-¿Cómo interpreta la evidente militarización del Gobierno?

-Yo no creo en Padrino ni en la cúpula militar, porque son corresponsables de la tragedia que estamos viviendo. Maduro lo que ha hecho es darle posiciones de poder a la cúpula militar para que lo sostengan en Miraflores. Ahora su estrategia ante los principales problemas del país es repartir culpas. Maduro decidió pasarle el problema de comida a la Fuerza Armada y lo que puede pasar es que la gente le ponga toda la responsabilidad de la escasez a la institución militar y esta termine completamente repudiada por los venezolanos.

-¿Y esa subordinación a lo militar tiene que ver con una eventual transición?

-Para nada, esto un asunto de supervivencia. Maduro lo que ha hecho es darle posiciones de poder a la cúpula militar para que lo sostengan en Miraflores. Su estrategia ante los principales problemas del país es repartir culpas y condicionar al sector militar a que si él se hunde, todos se van con él. Maduro podría llevar a la Fuerza Armada a un nivel de desprestigio tan alto que el militar no pueda ponerse el uniforme para salir a la calle por el rechazo popular. Por eso los militares tienen que exigir que haya una solución constitucional que permita la recuperación del país.

“Yo no creo en Padrino ni en la cúpula militar, porque son corresponsables de la tragedia que estamos viviendo”

-Se van a cumplir 4 años de la llamada que el ex presidente Hugo Chávez le hizo después de las elecciones del 7 de octubre de 2012, ¿Hay algo que rescatar hoy de ese episodio?

-Quien hace pública esa llamada fue Chávez, por su twitter. Esa llamada la conocen los del PSUV. Yo se lo dije una vez a Jorge Arreaza: la llamada de tu jefe fue un reconocimiento que él hizo a lo que yo represento y soy como líder. Hugo Chávez era una generación mayor que yo, tenía 18 años más que yo, y nos montamos en el ring. En esa llamada Chávez me dijo que lo puse a correr. Ellos Saben la relación y el respeto entre adversarios que hubo entre Chávez y mi persona. Sin embargo, para ganar las elecciones de 2012 el Gobierno gastó 12 mil millones de dólares en la campaña y 60 mil millones de dólares en importaciones ese año.

“Yo se lo he dicho a todos los precandidatos: el Gobierno pretende pegar elecciones de gobernadores y alcaldes para el segundo semestre de 2017”

Enviar Comentarios



© Manapro Consultores

Enviar Comentarios