La hija de Cammarano, acusado por tráfico de drogas: "El Cicpc extorsionaba a mi papá"
Hija de presunto narcotraficante detenido en Maiquetía: “El Cicpc extorsionaba a mi papá”

 

Cammarano

 Richard José Cammarano Jaimes, acusado por delitos de tráfico de drogas y detenido el sábado pasado en Maiquetía junto a la exmagistrada del TSJ, Mirian Del Valle Morandy Mijares, en una gráfica con una de sus hijas
 
 

Richard José Cammarano fue detenido el sábado en la noche en el principal aeropuerto del país, cuando pretendía abordar un vuelo de TAP a Portugal, donde vive desde hace cuatro años. Estaba acompañado por la exmagistrada Miriam Morandy. Desde la ciudad de Porto, en Portugal, la hija de Cammarano desmintió las acusaciones de narcotráfico y acusó un supuesto complot orquestado por agentes del Cicpc

@albertoyajure

Betsy Irene Esusy Araujo afirma que no ha podido hablar con Richard José Cammarano Jaimes. Le llama “papá”, aunque no comparten apellidos. “Para mí es mi papá. El único que conozco”, afirma a Runrunes en entrevista desde la ciudad de Porto, en Portugal.

El sábado 23 de mayo, Cammarano Jaimes descendió de un taxi en el terminal aéreo junto a la exmagistrada del Tribunal Supremo de Justicia (TSJ), Miriam Del Valle Morandy Mijares, y Tibisay Pacheco, asistente de esta última. Los tres pretendían abordar un vuelo de la aerolínea TAP con destino a Lisboa, cuando fueron interceptados por funcionarios del Comando Antidrogas de la GNB. Dos tribunales requerían desde 2011 a Cammarano Jaimes por delitos de tráfico internacional de drogas.

Los juzgados lo asocian con el decomiso en 2011 de 478 kilos de cocaína en una embarcación de bandera libanesa en el puerto de Ferrominera, en Bolívar; también con la incautación en 2012 de 1.200 kilos de cocaína en una vivienda de su propiedad en Prados del Este, en Caracas; y se menciona en el asesinato de su ex esposa, Betty Araujo, ocurrido en Los Chaguaramos el 29 de marzo de 2008. Su nombre también aparece en un expediente de una investigación de la Justicia de Andorra por supuestos delitos de lavado de dinero a través de la Banca Privada de Andorra (BPA), según reveló un reportaje del Consorcio Iberoamericano de Periodistas de Investigación (CIPI).

Esusy Araujo afirma que Cammarano se desplazó hasta Venezuela en abril para intentar resolver “el problema”  con la justicia venezolana y “presentar todas las pruebas certificadas” que supuestamente demuestran su inocencia. Asegura que su padre viajó con documentos y pendrives que contienen archivos, vídeos y grabaciones de llamadas telefónicas que probarían una trama de extorsión que supuestamente involucra a los funcionarios del Cicpc. Alega también que detectives de este organismo de seguridad “le montaron” los casos por tráfico de drogas porque Cammarano se negó a pagar altas sumas de dinero.

 

—¿Por qué viajaba Cammarano con la exmagistrada del TSJ Miriam Morandy?

—La exmagistrada Morandy es amiga de mi papá, es amiga de la familia. Ella viajaba con él porque venía a Portugal a resolver un asunto familiar.

—¿Desde hace cuánto tiempo conocen a la exmagistrada Miriam Morandy?

—Desde 2010.

—¿Cómo se conocen la exmagistrada Miriam Morandy y Cammarano? ¿Sabe qué asunto familiar era ese?

—Nosotros somos amigos aquí (en Portugal) de un señor que se llama Cristóbal Quintal Pereira, y de su esposa Xiomara Hernández Acevedo. Ellos son venezolanos, pero viven en Madeira. Ellos son quienes nos presentan a Miriam Morandy. Ellos [Cristóbal y Miriam] dicen que se criaron juntos. Y que son compadres. Eso es lo que yo sé. Cristóbal tiene cáncer terminal y estuvo en el hospital. La esposa de mi papá habló con Miriam para pedirle que se viniera a ayudar a Xiomara. Morandy venía a Portugal a ayudarlos.

—¿Morandy también estaba ayudando a Cammarano?

—Ella estaba intentando ayudar pero la idea era hacerlo con las pruebas que él tiene y no por otros lados. El problema en todo esto es que como Miriam fue magistrada están juntando una cosa con otra, que no tienen nada que ver y están armando un show político enorme.

—¿A qué vino Cammarano a Venezuela?

—Él fue allá a demostrar su inocencia. Si él fuera un narco, o culpable de algo, ni de broma iría a Venezuela a que lo metan preso. Él estaba seguro de sus pruebas y de su inocencia. El problema se puso más personal la primera vez que mi papá publicó el video en Youtube en el que aparece Roger Graterol en el que lo desprestigia.

—¿Por qué afirma que el comisario Graterol extorsionaba a Cammarano?

—Mi papá tenía la única fábrica de vidrios blindados en Venezuela. Se llama Blindadora Walash. Por ese entonces era muy reconocido, hacía negocios con CADIVI e importaba aparatos electrónicos. Incluso le blindó un carro a Miriam Morandy. Y bueno, por ser conocido querían quitarle dinero. Graterol quiso extorsionar a mi papá, pero él no se dejó, porque no tenía nada que temer. Roger Graterol le dijo a mi papá que lo iba a meter en un peo sin ser culpable y que le iban a quitar hasta los hijos. Palabra de él.

—¿Por qué lo extorsiona? ¿Cuál era el motivo?

—Como mi papá no se dejó extorsionar, Graterol se aprovechó de la casa que era de mi mamá. Mi papá nunca vivió ahí porque ellos estaban divorciados. Además, mi mamá ya había vendido esa casa antes de morirse a un tipo que yo ni idea de quién. Lo que sí puedo asegurar al 100% es que la casa sí estaba vendida. Hay documentos que lo prueban y en la Fiscalía saben todo esto, pero no le paran bolas porque Roger Graterol tenía poder e influencias. Dicen que en esa casa donde consiguen la droga era de mi papá, pero en el expediente aparece el nombre de quien es el verdadero propietario de la casa. Siendo realistas, ni los narcos de las películas guardan las drogas dentro de sus propias casas.

—¿Tiene pruebas?

—Hay todo un expediente en el que se demuestra la corrupción de este montaje. Es en la Fiscalía 68 de Anticorrupción de Caracas con el número 01DDC-F68-0161-2012. Ahí fue donde se inició y paralizaron posteriormente con el mismo nº fue enviado a la Fiscalía 26 a nivel nacional de anticorrupción y ahí fue que lo guardaron y nunca más quisieron saber de eso por influencia de Graterol. Y en el expediente que está en la Tribunal 31 de Control N-19076-13 estan los documentos del verdadero propietario del inmueble donde encontraron toda esa droga. Mi papá siempre grabó todas las conversaciones cuando comenzó todo esto.

—¿Por qué lo relacionan también con el asesinato de su mamá, Betty Araujo? [La versión oficial del caso apunta al sicariato]

—Esto es todo una cadena, a ella la intentan secuestrar. Ella se resiste y le da una patada al tipo o forcejean, él asesino se cae y dispara dos veces. Un tiro pega en el techo y otro le da justo debajo del seno derecho y la mata. Cuando le hacen la autopsia y la prueba balística determinan que la persona que disparó tenía que ser como de 1.20 m de estatura. Es decir, es imposibleeeeeeeeeeeeeeee que alguien sea de ese tamaño porque la trayectoria de la bala venía desde abajo. El asesino se cayó. Este es el cuento de lo que le pasó. Ahora, lo relacionan a él [Cammarano] con eso porque ya lo habían intentado extorsionar desde hace demasiados años y mi papá tenía pruebas, pues. Además, intentaban buscar cualquier cosa para implicarle y ponerlo como lo peor. Todo esto parece una película, un show detrás de otro. En resumen: Esto es lo que pasa cuando alguien tiene dinero y los del CICPC se enteran, lo intentan extorsionar y el no cede. Porque la mayoría paga por miedo y lo que hacen es crearles una renta mensual porque esta gente nunca se cansa de pedir plata y mi papá no es el único ni el último.

—Su padre también está vinculado a un caso de lavado de dinero en Andorra, ¿Sabe algo de eso?

—La esposa de mi papá sabe lo de Andorra. Me dijo que mi papá tiene una cuenta allá que abrió con una transferencia mínima hace muchísimo tiempo.

“Mi papá no es ningún narco”

“Él se casó con mi mamá, Betty Araujo, cuando yo tenía ocho meses. Él es mi papá y no es ningún narco”, escribe la joven de 27 años. Y asegura que toda su familia acabó en Portugal tras el intento de secuestro de uno de sus hermanos y el supuesto acoso por  funcionarios de un cuerpo de seguridad del Estado. La familia de Cammarano —esposa y cinco hijos— vive en ese país desde hace cuatro años, donde son propietarios un restaurante de comida italiana.

La joven relata el periplo que llevó hace cuatro años a “su papá” a irse a Portugal; que lo trajo de vuelta a Venezuela el 22 de abril; y que culminó el pasado sábado 23 de mayo en la noche, cuando agentes de la Guardia Nacional Bolivariana lo detuvieron en el Aeropuerto Internacional Simón Bolívar, en Maiquetía.

“No he podido hablar con él, pero la esposa de mi papá sí pudo comunicarse con él. Dice que está bien y que no le han hecho nada, pero el miedo que tenemos es cuando lo vayan a transferir a otra cárcel, porque Roger Graterol lo amenazó de muerte. Le dijo que cuando lo agarrara preso lo iba a mandar a matar con alguien dentro de la cárcel. Mi papá tiene muchas pruebas que vinculan a Graterol con la implantación que le hicieron a él”, escribe Esusy.

Se refiere a Roger Antonio Graterol Gómez, exjefe de la División Contra Robos del Cicpc, quien presuntamente huyó del país en octubre de 2014 después de que el Tribunal Séptimo de Control del Área Metropolitana de Caracas le dictara una orden de aprehensión por su vinculación con el asesinato de cinco personas durante un procedimiento policial en el edificio Manfredir, en la esquina de Glorieta, en Quinta Crespo, Caracas. Las víctimas eran integrantes de los colectivos Frente 5 de Marzo y Escudo de la Revolución, ambos afectos al oficialismo.

Graterol aparece como funcionario actuante en las actas judiciales que señalan a Cammarano Jaimes de los delitos por los cuales los tribunales lo requieren. Específicamente, en los allanamientos practicados  por el Cicpc a sus propiedades. De allí que Esusy Araujo señale a Graterol de extorsionar a su padre, a quien le habría pedido dinero —hasta un millón de dólares— para “arreglar” todo el asunto.

 

Lo que no encaja

Betty Araujo, la ex esposa de Cammarano, fue asesinada de dos balazos en el pecho en marzo de 2008. Conducía una camioneta BMW color plata cuando fue abordada por dos motorizados en la calle Las Aulas de Los Chaguaramos. Araujo se dirigía a una cita médica frente al edificio Cujín. El parrillero descendió y sin mediar palabra le disparó. Cammarano se presentó en el sitio y sufrió “una crisis de nervios” que ameritó que fuese trasladado a un centro de salud, según reseñó Noticias24. La versión policial, que apuntó hacia un sicariato, indica que los asesinos esperaron a que Araujo descendiera del vehículo, que estaba blindado. Un testigo del hecho afirmó que escuchó un grito de la víctima y luego las detonaciones. Los asesinos no despojaron a la víctima de ninguna de sus pertenencias, ni se llevaron el vehículo, indica una nota publicada por El Universal.  Los medios publicaron también versiones de que Cammarano era “asesor financiero” y “comerciante presuntamente vinculado a casinos y bingos en la capital”.

También la declaración tomada a la hermana de Cammarano en un acta judicial se reconoce la propiedad de la vivienda donde se práctico el allanamiento en el que se incautaron vehículos y otros bienes. Esta es también el inmueble en el que el Cicpc habría hallado el alijo de 1.200 kilos de cocaína: “En la Quinta la chapa, calle amazonas, de la urbanización Prados del Este, propiedad de mi hermano Richard Cammarano Jaimes, que ocupo en calidad de cuidadora, fue practicado un allanamiento el día 09 de febrero del presente año, con motivo de la investigación que cursa en este despacho con el Nro.00-DCD-F7-00002-2012, debidamente comisionada por el Tribunal Décimo Segundo de Control de esta misma jurisdicción penal, según la causa Nro. 12C-1794-2011, practicando el incautamiento preventivo de varios bienes muebles e inmuebles, que aparecen a nombre de mi hermano: Richard Cammarano…”

***

Betsy Irene Esusy Araujo abrió esta semana un blog en el que ha publicado información sobre el caso. También ha divulgado fotografías de Roger Antonio Graterol Gómez, exjefe de la División Contra Robos del Cicpc, al que señala de varios delitos. También ha divulgado videos y la grabación de una llamada telefónica entre un sujeto que se hace llamar Richard [ella afirma que es su padre adoptivo, Richard José Cammarano Jaimes] y supuestos funcionarios que practicaron un allanamiento en un inmueble. En el audio se escucha a dos personas discutiendo en lo que parece ser una extorsión durante el allanamiento de tres inmuebles.