EEUU amplia sanciones económicas al gobierno venezolano

EEUU amplia sanciones económicas al gobierno venezolano

dolaresg.jpg

 

El presidente Donald Trump firmó el lunes una orden limitando la capacidad del gobierno venezolano de vender propiedades públicas, luego que el país sudamericano celebró elecciones que Washington consideró “una farsa”.

La Casa Blanca informó que la orden de Trump limitará la capacidad del gobierno venezolano de liquidar activos públicos, incluida deuda pública y bonos de PDVSA, en un intento de restringir más su capacidad de financiación “a precios mínimos a expensas del pueblo venezolano”.

En esta ampliación de las sanciones económicas ya impuesta, se le prohíbe a ciudadanos y empresas estadounidenses la compra de cualquier tipo de deuda del gobierno venezolano, tanto financieras (bonos) o cuentas por cobrar.

Específicamente, la orden ejecutiva contiene tres prohibiciones:

1) La compra de cualquier deuda del gobierno de Venezuela y/o PDVSA, incluyendo facturas (cuentas por cobrar)

2) Cualquier transacción relacionada con deuda que se le deba al gobierno de Venezuela y/o PDVSA, que sea otorgada como garantía a partir de hoy, incluyendo facturas (cuentas por cobrar).

3) EEUU prohibió la venta, transferencia, asignación o adjudicación como garantía por el gobierno de Venezuela de cualquier participación accionaria en cualquier entidad en la que el gobierno de Venezuela tenga 50% o más de participación.

Las medidas estadounidenses, sin embargo, por ahora no incluyen al sector petrolero venezolano.

“La elección de Venezuela fue una farsa”

Horas antes el gobierno de Trump dejó claro que considera una “farsa” la elección en Venezuela y se comprometió a tomar medidas rápidas para aumentar la presión económica y diplomática sobre el gobierno de Nicolás Maduro.

Mientras líderes mundiales rápidamente condenaron el proceso electoral, el vicepresidente estadounidense Mike Pence afirmó el lunes que la votación no fue “ni libre ni justa”. Dijo que fue un “proceso falso” cuyo resultado es ilegítimo y agregó que la decisión de llevar a cabo las elecciones fue “un golpe más a la orgullosa tradición democrática de Venezuela”.

“Estados Unidos se opone a la dictadura y está con el pueblo de Venezuela”, dijo Pence.

Insistió en que Maduro debe permitir el ingreso de ayuda humanitaria en un país donde la escasez generalizada de alimentos y la hiperinflación han alimentado la crisis social y la oposición al gobierno de Maduro.

Al elevar la presión diplomática, el secretario de Estado, Mike Pompeo advirtió que el gobierno de Venezuela “enfrenta el aislamiento de la comunidad internacional” hasta que restablezca la democracia y celebre elecciones libres y transparentes.

Pompeo mencionó varios ejemplos de cómo el gobierno de Maduro habría intervenido en el proceso electoral, entre ellos la represión de la prensa, el dominio oficialista sobre el consejo electoral, el silenciamiento de la disidencia y la exclusión de los principales partidos de la oposición. También acusó al gobierno de Maduro de racionar “selectivamente” el alimento para manipular los votos de los ciudadanos hambrientos.

“Estados Unidos está con las naciones democráticas en apoyo del pueblo venezolano y tomará medidas económicas y diplomáticas rápidas para apoyar el restablecimiento de su democracia”, dijo Pompeo en un comunicado.

Enviar Comentarios



© Manapro Consultores

Enviar Comentarios