Felipe González se ofreció como mediador entre gobierno y oposición venezolana

Felipe González se ofreció como mediador entre gobierno y oposición venezolana

felipe_gonzalez.jpg

felipe_gonzalez

 

El expresidente español Felipe González manifestó que sigue dispuesto a mediar entre el gobierno de Nicolás Maduro y la oposición venezolana, aunque con una condición: que Caracas acepte como punto de partida el cumplimiento de la Constitución venezolana.

En una entrevista con The Associated Press (AP), Gonzáles reveló que el 2016 Maduro lo invitó en dos ocasiones a visitar su país. “Yo para ayudar a Venezuela como para ayudar a la paz en Colombia estoy siempre disponible, pero para perder el tiempo no”, remarcó el político.

Pese a sus conocimientos sobre Venezuela, no todos los ciudadanos creen que el exmandatario sería buen candidato para interceder en la crisis del país. Además de asesorar a los abogados que ejercen la defensa internacional del opositor preso político, Leopoldo López, González ha protagonizado duros argumentos con altos cargos del gobierno de Caracas y con el propio Maduro.

Por su parte, el expresidente español, José Luis Rodríguez Zapatero, ha protagonizado los últimos intentos de mediación que el Vaticano impulsó en el 2016. La irrupción de González en el escenario se podría interpretar como un desplante a Rodríguez Zapatero, cuyo papel siempre fue criticado por la oposición.

“El supuesto diálogo nunca lo fue porque no cumplía que la mediación fuera aceptable por las dos partes ni tampoco había puntos concretos de un acuerdo previo para empezar a dialogar”, señaló González a AP. “Era una especie de diálogo por el diálogo que no consiguió sino malgastar un tiempo que Venezuela no tiene”.

González dijo que no se habían celebrado encuentros entre los dos expresidentes españoles para conversar sobre Venezuela. “Después de que se veía fracasar el diálogo pero mucho antes de que se verbalizará, a mí Maduro me invitó a ir”, afirmó González a AP.

“Yo le contesté que estaba dispuesto a ir a verle a él (a Maduro) y a la oposición, sobre un papel que ya le había entregado a la oposición y que le entregué a él, en el que constaban los puntos de crisis institucional, económico-social y de seguridad”, dijo a AP.

La tensión en el país se ha recrudecido dado que Maduro ha convocado para el 31 de julio la formación de una Asamblea Nacional Constituyente que redacte una nueva carta magna para el país, González dice que “el tiempo se agota para Venezuela”. También afirma que no excluye viajar a Caracas durante las próximas semanas a pesar de la incertidumbre.

La tensión entre Gobierno y oposición se produce en un clima de protestas antigubernamentales que se han extendido durante casi tres meses y que han dejado al menos 79 muertos, 1.400 heridos y más de 500 detenidos, según AP.

El expresidente español dijo que ve tres posibles escenarios de salida a la crisis de Venezuela. Frente a la posibilidad de crear una nueva asamblea constituyente o un hipotético levantamiento de las fuerzas armadas que dé paso a un gobierno de transición antes de unas elecciones, González aboga por una solución similar a la que se barajó en el contexto de la última reunión de la Organización de Estados Americanos (OEA), con la creación de un panel mixto de países para la mediación.

Enviar Comentarios



© Manapro Consultores

Enviar Comentarios