10 cosas que hacen la toma de posesión de Trump un show de segunda

10 cosas que hacen la toma de posesión de Trump un show de segunda

DonaldTrump_.jpg

DonaldTrump_

 

Este viernes 20 de enero de 2017, el empresario multimillonario Donald Trump será investido como el presidente número 45 de los Estados Unidos en una ceremonia conocida como la inauguración. Jurará lealtad a la Constitución y pronunciará su primer discurso en el National Mall.

La Constitución americana no específica sobre cómo debe ser la gran cita, solo la fecha y el juramento. La ceremonia pública no es obligatoria, pero forma parte de una tradición que data de 1789, cuando George Washington prestó juramento en Federal Hall en Nueva York, primera capital de EEUU.  

La ceremonia de investidura, tildada por el magnate como “la más grande de la historia”, comenzará a las 9:30 de la mañana, hora de Venezuela, y se dedicará las dos primeras horas a la música para luego pasar a la parte protocolar.

Trump, el presidente con más edad al asumir el cargo (70 años), no ha escapado de las polémicas desde que comenzó la carrera presidencial. Y su investidura no escapa de ello. A continuación 10 peculiaridades y diferenciadores de la ceremonia:

1. Después del juramento, Trump tendrá un desfile corto y asistirá sólo a tres bailes de gala.

2– El comentarista del evento, por decisión de Trump, será Stevie Ray, de 58 años, y no Charlie Brotman, quien desde que Dwigth Eisenhower asumió su segundo mandato en 1957 había narrado todas y cada una de las tomas de posesión. “Fue el golpe de mi vida. Me sentí realmente mal, como si Muhammad Ali me hubiera golpeado en el estómago”, dijo Brotman, de 89 años.

3– Más de 40 legisladores del partido Demócrata anunciaron que boicotearán la ceremonia de investidura, casi todos en apoyo del legislador John Lewis, de 76 años y un ícono vivo de la lucha por los derechos civiles en el país. Un portavoz del equipo del presidente electo de EEUU, Donald Trump, calificó hoy como una “lástima” que algunos legisladores hayan anunciado que se ausentarán de la toma de posesión.

4– El magnate podría ver frustrado uno de los dos sueños confesos que tenía para su investidura: superar el récord histórico de Obama. Según estimados del Departamento de Seguridad Nacional, se espera que alrededor de 900.000 personas llenen las calles de Washington el viernes. Una diferencia de casi la mitad en comparación a la primera inauguración del presidente Barack Obama en el 2009, que batió récord de asistencia con una participación de 1.800.000 personas.

5– A Trump se le complicó ponerse de acuerdo con los artistas para una de las partes más esperada de la investidura, el acto musical. Por el momento, se sabe que en la ceremonia participarán el coro The Mormon Tabernacle (uno de los miembros decidió renunciar antes que participar en ella), el grupo de baile The Rockettes y Jackie Evancho, una soprano de 16 años finalista del programa ‘America’s Got Talent’. A última hora  la cantante Jennifer Holliday se negó a participar. En la ceremonia de Barack Obama cantó Aretha Franklin, para George W. Bush lo hicieron Ricky Martin y Jessica Simpson y para Bill Clinton, Fleetwood Mac y Bob Dylan. Voceros de Trump han explicado la ausencia de grandes estrellas musicales alegando que el magnate ya es de por sí la celebridad más importante.

6– No se permitirá usar drones durante la inauguración. Pilotear uno de estos populares vehículos aéreos no tripulados será sujeto a una multa de más de $1.400.

7– Hasta la primera dama ha sido objeto de polémica para esta inauguración. Debido a la impopularidad de su marido, por primera vez muchos diseñadores reconocidos se niegan a vestir a Melania Trump. La diseñadora francesa Sophie Theallet, neoyorquina de adopción, fue la primera.“La retórica racista, sexista y xenófoba utilizada por la campaña presidencial de su marido son incompatibles con los valores compartidos que respetamos”. Otros diseñadores siguieron sus pasos, entre ellos Marc Jacobs, Derek Lam, Phillip Lim y Christian Siriano. Sin embargo, otros diseñadores, como la venezolana Carolina Herrera y Tommy Hilfiger, han dicho que sería un honor vestir a la primera dama. Desde el vestido de seda rosa de Mamie Eisenhower al vestido largo blanco de Jason Wu que Michelle Obama escogió para la investidura de su marido en 2009, los vestidos de las primeras damas terminan muchas veces en el Museo Nacional de Historia Estadounidense del Smithsonian.

8– Trump va ser nombrado presidente sin haber delineado un plan concreto de las relaciones de EE UU con América Latina, reseñó la agencia AFP. No se ha esbozado una estrategia general o una doctrina que pueda guiar las relaciones de Washington con el resto del continente. Durante toda su campaña electoral y en declaraciones posteriores a su victoria, sugirió que podría revertir lo avanzado en las relaciones con Cuba e insistió en la construcción de un muro en la frontera con México para impedir la entrada de inmigrantes. También criticó los acuerdos comerciales que Estados Unidos ha suscrito y prometió renegociarlos, en una amenaza que en principio afecta directamente a México, con quien está unido –junto a Canadá– en el Tratado de Libre Comercio de América del Norte. Igualmente trascendió que durante un reciente encuentro en su despacho, mostró una particular disposición de ahondar en la tensa situación venezolana, haciendo especial énfasis en los presos políticos del país, como el alcalde Metropolitano de Caracas, Antonio Ledezma y el dirigente de Voluntad Popular, Leopoldo López.

9– El millonario asumirá la presidencia como el más impopular mandatario en cuatro décadas, desde los años de Jimmy Carter. El futuro presidente cuenta con la aprobación del 40% de los electores y el rechazo del 55%, la mitad de la popularidad que tenía Barack Obama cuando se preparaba a asumir la Casa Blanca en enero de 2009, de acuerdo con un sondeo del Washington Post y ABC.

10- 99 grupos pro y anti-Trump planean llevar a cabo manifestaciones en toda la ciudad. Se han convocado simultáneamente varios actos como: una manifestación contra la guerra, una concentración de apoyo a la legalización a la marihuana, protestas durante el desfile de los partidarios de Trump, entre otros eventos. Para el 21 de enero, un día después de la investidura, activistas y organizaciones también han convocado en Washington una gran manifestación en defensa de los derechos de las mujeres. AFP informó que se proyecta que asistirán cientos de miles de participantes y ya han confirmado su asistencia numerosas personalidades del país, incluidas mujeres del mundo del cine y del espectáculo como Scarlett Johansson, Julianne Moore, Cher y Katy Perry.

Enviar Comentarios



© Manapro Consultores

Enviar Comentarios