Hoy, 1 de diciembre, se conmemora el Día Mundial de la lucha contra el Sida, fecha dedicada a dar a conocer los avances contra la pandemia del VIH.

La propuesta de este año es “llegar a cero”: cero infecciones por VIH, cero discriminación y cero muertes relacionadas con el Sida.Con el apoyo de las Naciones Unidas, la campaña apunta a lograr que todos tengan acceso a los tratamientos. También, es fundamental que todos tengamos “cero” dudas sobre el VIH y el Sida. Para ello, ¡conoce la verdad detrás de cada mito!

Mito 1 “Un hombre infectado inyectó su sangre en la salsa de tomate”

Los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC) no han recibido ninguna denuncia parecida, ni tampoco tienen información acerca de alguien que se haya infectado a través de alimentos. El VIH no se transmite por la comida. Los ácidos del estómago destruirían el virus, en caso de ser ingerido.

Mito 2 “Una revista publicó que hay una nueva mutación del VIH que se transmite por el aire”

De todos los estudios que se han hecho, ninguno ha demostrado que el VIH pueda ser transmitido por el aire, el agua, los insectos o el contacto casual. Sólo el contacto sexual o las agujas y jeringas compartidas con alguien que está porta el virus pueden transmitir la infección.

Mito 3 “Las toallas femeninas pueden transmitir el VIH”

Los CDC desmintieron este rumor: no hay evidencia científica de que existan riesgos de contraer el virus por medio del aire, el agua, los insectos u objetos comunes. No obstante, sugirió que las toallitas usadas sean envueltas y luego bien desechadas.

Mito 4 “No puedes tener hijos si eres VIH+”

Hay diferentes alternativas para tener un bebé y no infectar a tu hijo. Si todavía no tuviste síntomas, puedes comenzar el tratamiento luego de las semanas 10 a 12 de embarazo. Según tu recuento de linfocitos CD4, carga viral y resistencia, debes recibir al menos zidovudina (AZT), además de los medicamentos que prescriba tu médico.

El contagio se produce en el parto. Por eso, es importante tomar medicamentos en el embarazo, para proteger al bebé de la infección. Además: se aconseja un tratamiento antirretroviral de gran actividad (TARGA), recibir durante el parto AZT por vía intravenosa y que el bebé tome AZT en forma líquida, cada 6 horas por seis semanas después de nacer.

Mito 5. El VIH sólo afecta a los homosexuales

No es cierto. Si bien los hombres que tienen sexo con hombres (HSH) representan el 53% de la población que tiene sida, también pueden contagiarse los heterosexuales (31%) y los usuarios de drogas inyectables (16%).

Mito 6. “Un niño en Texas murió por infectarse con una aguja en una plaza”

En realidad, la historia que se difundió decía que el niño había muerto a causa de una sobredosis de heroína, luego de ser pinchado accidentalmente por una aguja en un área de juegos. Pero la historia, tal como confirman los CDC, es falsa.

Mito 7. “Una persona en Virginia se pinchó accidentalmente con una aguja dejada en la ranura de una cabina telefónica”

Han circulado una gran cantidad de historias por Internet y por correo electrónico sobre personas que se pinchan por accidente y se contagian de VIH. El incidente de Virginia fue investigado por la policía local. Unos días después de ese episodio, se encontró una aguja en un distribuidor de comidas, pero no hubo ningún herido.

Los contagios con agujas “abandonadas” son puro mito. Los CDC no han recibido ninguna información sobre alguna persona que se haya contagiado de VIH a través de una aguja desechada, en algún lugar que no esté relacionado con la atención médica. Además, son los trabajadores de mantenimiento y saneamiento quienes corren más riesgo

Mito 8. “Las mascotas pueden transmitir VIH”

Los perros, gatos, pájaros y otros animales no pueden transmitir el virus. La confusión proviene de las precauciones que deben tomar los portadores de VIH, que conviven con mascotas, ya que éstas pueden ser portadoras de infecciones peligrosas como toxoplasmosis y el complejo Mycobacterium avium.

¿Cómo convivir con el VIH y una mascota? Simplemente se deben adoptar ciertas medidas que prevengan infecciones como lavarse las manos con agua y jabón después de jugar o atender al animal, tener cuidado con lo que comen y beben los animales, no tocar a las mascotas que tienen diarrea, no adoptar animales enfermos y no tocar los excrementos de ningún animal.

Mito 9. Los latinos son los menos afectados

Todo lo contrario: la epidemia del VIH/sida es una seria amenaza para la comunidad hispana. Los latinos representan el 15% de la población, pero presentaron el 17% de todos los nuevos casos de infecciones por el VIH en los Estados Unidos. Durante 2006, la tasa de nuevas infecciones fue 2.5 veces mayor a la de los blancos.

Mito 10. “El VIH no se contagia a través del sexo oral”

Eso es falso. Se cree que el riesgo es menor del que se sufre por tener relaciones sexuales anales o vaginales sin protección, pero si uno de los dos amantes tiene VIH, podría existir la posibilidad de que la sangre de su boca entre al cuerpo de la otra persona.

Ahora bien, el riesgo de transmisión del VIH aumenta si se tienen cortaduras o heridas alrededor o dentro de la boca o garganta; si la persona que recibe relaciones sexuales orales eyacula en la boca de la persona que realiza relaciones sexuales orales; o si tiene otra enfermedad de transmisión sexual (ETS).

Prevenir es la clave. ¡Así que usa el condón!

Enviar Comentarios