Estamos a punto de presenciar una guerra de proporciones mayores para todos los que tenemos un celular en nuestras manos o en nuestros bolsillos, una guerra que puede que nos beneficie a todos los usuarios sin importar nuestro modelo de celular, o una que puede distanciarnos inclusive un poco más.

Se trata de la guerra de las aplicaciones de mensajería, un tema que hemos venido tocando en esta sección por algún tiempo. Pero conozcamos un poco más acerca de los rivales que encontraremos en los meses que vienen y un poco acerca de la historia de esta guerra de aplicaciones de mensajería.

Todo comienza con RIM, la empresa canadiense encargada de fabricar Blackberries, ya que desde sus inicios deciden otorgarle a cada dispositivo que crean un “PIN”, un numero que hace que cada uno de sus celulares pueda ser contactado mediante una red de servidores privados y cifrados de la empresa en Canadá.

Este pequeño detalle hace que sus usuarios gocen de una privacidad exclusiva y excluyente, lo que hace que Blackberry se convierta en un poderoso amigo de las empresas.

Con el tiempo RIM perfecciona el sistema de mensajería entre Blackberries dándole al usuario la capacidad de saber cuando el mensaje es entregado y cuando es leído por el receptor. Eliminándonos la otrora popular excusa: “Es que no me llegó el mensaje” o “Es que no lo leí”.

Con la llegada del Blackberry Messenger el mundo de la mensajería instantánea se ve revolucionada por completo con extras innovadores que situarían a Blackberry como líder del mercado, entre algunas de ellas: la posibilidad de mandar mensajes de voz, imágenes, mensajes grupales o masivos, conversaciones grupales privadas y personalizar perfiles de los usuarios con fotos.

Todo esto le sumaba a Blackberry un grandísimo potencial, siempre y cuando no existiera un rival que ofreciera lo mismo en otro dispositivo.

Es aquí donde entra WhatsApp, una empresa privada que decide desarrollar una aplicación que emule la experiencia que tienen los usuarios de Blackberry… La gran diferencia es que no es excluyente y es lanzada para casi todos los sistemas (Android, iOS de Apple y Blackberry) de manera simultanea.

WhatsApp no inventa, ni innova sobre lo que Blackberry ya había inventado… Tan solo replica la experiencia para los usuarios de otras plataformas, con algunas cosas menos sofisticadas ya que WhatsApp no protege lo que se transmite en sus redes de la misma manera que lo hace RIM con el Blackberry Messenger.

Cuando sale WhatsApp, Blackberry pierde esa exclusividad, ese diferenciador que tenían sus celulares y pasa a entrar en una competencia por ese usuario al que no le importa la altísima seguridad de sus mensajes.

Tanto les molestó la salida de WhatsApp que comienzan a plantearse abrir el Blackberry Messenger a otras plataformas para ofrecerle a los usuarios de otros dispositivos una prueba de lo que su empresa ofrece.

Las conversaciones de abrir el Blackberry Messenger llevan años, hace 3 años mientras atendía a una conferencia de Apple ya se escuchaban comentarios sobre las conversaciones de Apple con RIM, hace un año ambas empresas no pudieron llegar a un acuerdo. Pero con la salida del WhatsApp se reanudaron las conversaciones.

En poco tiempo WhatsApp se montó en la lista de las aplicaciones más bajadas en todos los sistemas operativos, pero como suele pasar en el mundo de las aplicaciones no pasaría mucho tiempo antes de que alguien ofreciera algo un poco mejor.

Es aquí cuando aparece Live Profile, un App que si logra innovar en esta área para los usuarios que no tienen Blackberry. Y es que a diferencia de WhatsApp donde la misma aplicación busca los contactos que ya tienen WhatsApp instalado, Live Profile funciona con un sistema de PIN, donde cada usuario tiene un código para que sus amistades puedan buscarlos en la aplicación.

Mientras WhatsApp se popularizó de manera exponencial cobrando U$ 1.99 por descarga Live Profile es gratuito y cuenta con algunas ventajas adicionales al compararlo con WhatsApp ya que podemos compartir nuestros famosos “status” en Facebook y Twitter, tiene Emoticons incluidos, y cuenta con una interfaz gráfica superior al BB Messenger y a WhatsApp.

Pero en Otoño aparecerá un nuevo competidor, esta vez de la mano de Apple… el iMessage. Una suite de mensajería instantánea inicialmente única para usuarios de iPhone que pretende copiar el éxito de Blackberry protegiendo los mensajes de sus usuarios al pasarlos por su nuevo parque de servidores (mucho de esto son rumores ya que no han dado mucha información oficial al respecto).

Con iMessage Apple podría lanzar una aplicación al mercado para competir con WhatsApp, Live Profile y Blackberry en todos los sistemas y dispositivos del mercado.

Ahora Google anuncia que también entrará en este mercado en crecimiento y aunque ya cuentan con Google Talk estarían desarrollando una nueva aplicación que permite el envío de archivos (audio, photo, video, etc…) de manera segura mediante los servidores de la empresa.

En definitiva lo que estamos presenciando es una batalla que la ganará el servicio que logre sumar la mayor cantidad de usuarios. Un concurso de popularidad.

En el mundo de la mensajería instantánea gana quien convenza al mayor número de usuarios, y para hacerlo cada una de estas empresas tendrá que innovar… Así que el ganador final seremos nosotros los usuarios ya que ahora podremos pedir más de nuestros servicios de mensajería si quieren que les seamos fieles y no nos vayamos con la competencia.

Por @Randompiece