ALTO

EL PACIENTE:

Hasta ahora cinco presidentes latinoamericanos y Fidel Castro  han sido los voceros más crudos  -¿o realistas?- en torno a la enfermedad cancerígena del presidente Hugo Chávez y las secuelas en su humanidad.

Rafael Correa cuando alertó de la delicada operación; Fidel anunciando que habrá que seguir luchando aunque no esté; Evo reconociendo que no lo visita por lo delicado que está; Ortega que conmovido abogó por su difícil recuperación; Santos que espera mantener buenas relaciones con su supuesto sucesor y Dilma que llamó más bien para informar a Maduro que para saber del paciente.

Me dijeron que la brasilera -que tiene diario contacto con los médicos del hospital Sirio Libanés de Sao Paulo que han visto a Chávez en anteriores operaciones- llamó para indagar hasta dónde el vicepresidente sabía la realidad de las dolencias del caudillo pues al tenor de lo que leía en la prensa a través de los comunicados oficiales llegó a pensar que era por desconocimiento-y por secretismo cubano- que no decían nada más. Ella sabe, día tras día, la evolución del enfermo. Ayer, desde la noche del lunes, el presidente pasó por momentos de un estado estable a uno crítico.  Le volvió la fiebre. Fue llevado al pabellón para practicarle una traqueotomía de emergencia debido a las complicaciones respiratorias. El esfuerzo médico es para evitar a toda costa una descompensación de sus signos vitales. Es lo más importante así como evitar que cualquier infección se propague. Por ello lo tienen aislado…

ESCARAMUZAS:

Ante las enormes interrogantes que se le abren al partido de gobierno y a sus militares, más que a sus militantes, comenzaron a surgir reuniones de todo tipo. Desde puentes de tres sectores del chavismo con igual número de dirigentes políticos demócratas hasta conspiraciones internas para asegurarse cuotas de poder en la eventualidad, cada vez mas cierta, que el caudillo de la revolución no asuma su mandato en enero. Desde planteamientos de llamar a una constituyente hasta demorar las elecciones requeridas. Hasta ahora se impone el criterio de llamar a elecciones muy rápido para aprovechar el huracán electoral. Los temores internos pasan tanto por los civiles como por los uniformados. Y en éste último sector no confían en los llamados “institucionales”. Podríamos estar en el filo de la espada…y no de Bolívar precisamente. Ojalá que la sindéresis triunfe…

 

MEDIO

LECTURAS DEL 16D:

Tras escuchar varios analistas recojo éstas. La merma de votos fue igual para los dos polos políticos. No hay tierra arrasada. Ante el descarado ventajismo del gobierno se engendró una perplejidad suicida por parte de la MUD. Nunca  se enfatizó -al menos públicamente- la necesidad de depurar el registro electoral. Hubo incapacidad o desdén para liderar el descontento denunciando la inequidad de condiciones, el no haber sido la del 7O -y luego la del domingo- una elección libre plagada de delitos electorales. Cerraron la frontera del Táchira sin aviso previo pero la de Apure siempre estuvo abierta. Ya no hay voto castigo pues el clientelismo lo ha superado con creces. Lo más que hacen es abstenerse pero no votar en contra. Chávez ha logrado que todas las elecciones hayan sido un plebiscito en torno a su figura. El clientelismo se ha venido convirtiendo en una especie de religión del actual poder. Los partidos deben reinventarse pues la afinidad con los votantes no pasa del 18%.

Claudio Fermín dice que con el PSUV no hay nada nuevo con lo de las comunas pues eso es calcado de las viejas juntas parroquiales donde nacía el entusiasmo partidista en los barrios y que hoy se ha perdido ante la falta de comunicación de la dirigencia con los electores de las clases más desposeídas. Como alguna vez confesó Guaicaipuro Lameda haberle escuchado a Jorge  Giordani  (¿lo reemplazará José Rojas?) decir en un gabinete que no se podía acabar con los pobres pues allí estaba el caldo de cultivo del chavismo, esta vez se volvió a demostrar  -en lo que es una línea de clases- que donde hay más pobreza, mas ruralidad y menos educación el clientelismo rojo rojito tiene su abono seguro. Lo definen con la ecuación “a mas pobres más Chávez”…

 

OTRA LECTURA:

En el Tal Cual del martes Santiago Boccanegra desnuda algunas falsas verdades del PSUV: “Obviando Trujillo, Delta Amacuro y Guárico, donde el PSUV se lo llevó todo, en el resto de las entidades el rojo no es tan intenso. Es, más bien, un color desteñido marcado por el ausentismo electoral y las diferencias cercanas. Es lo que se evidencia cuando uno ve que en siete estados la brecha entre ambas opciones ronda los 5 puntos. En otras tantas no hubo nocaut, y la abstención perjudicó a ambos bandos… En Lara y Amazonas dos ex chavistas resultaron vencedores y por diferencias grandes, entre 14 y 20 puntos aproximadamente… Evidentemente el control político lo tienen, el institucional. Pero no es verdad que se trate de una sociedad roja rojita, uniformada, militante. Sí es verdad que desde la oposición deben surgir análisis serios y fríos del asunto, para no caerse a coba tampoco. Pero más peligroso es que el chavismo asuma las riendas de las regiones pensando que son una aplanadora. Lean bien.”

 

BAJO

VARIAS ROJAS:

A través del control que ejerce  el SADA (Superintendencia Nacional de Silos Almacenes y Depósitos Agrícolas) obligan a todos los centros de distribución de alimentos del sector privado a llevar sus productos a todas las cadenas de automercados y supermercados antes que a las zonas populares para que sirvan de “vitrina” contra la escasez. Un simple engaño. El jueguito lo hacen principalmente con las diferentes harinas de maíz  ya que como la producción del gobierno es deficitaria quieren aparentar que todo está normal para  las hallacas. Allí entran las mafias buhoneriles que lo compran en esos mercados y luego lo venden al doble en la calle. Con la masa para las hallacas engañan, sin pudor, a su masa de electores…

Los constructores rusos, aquí denunciados respecto a las viviendas en Ciudad Tiuna, parece que se fueron con la cabuya en las patas. En reunión en la Vicepresidencia se habían comprometido a pagar los pasivos laborales. Les dieron 130 millones para que pagaran a los obreros. Con ese dinero pagaron a los proveedores y los gastos operacionales y no a los obreros. Los llamaron de nuevo a la Vicepresidencia y firmaron otro documento para cancelarles a los trabajadores. El sábado les bajaron los recursos solicitados por tres evaluaciones, limpiaron cuentas y se fueron. Lo dijeron ayer  los obreros que volvieron a protestar…

Las relaciones con Estados Unidos volvieron a su punto más bajo tras el gobierno rojo  haberse sentido ofendido por las declaraciones del presidente Obama sobre la salud de Chávez. Reuniones previstas entre funcionarios del Norte y sus pares venezolanos, incluyendo DEA y ONA, quedaron canceladas “hasta nuevo aviso”. Ya Maduro había aprobado algunos puntos de cuenta y se tenía una hoja de ruta…

@nelsonbocaranda