Los Runrunes de Bocaranda de hoy 31.08.2017: MEDIO: Sin rumbo

ProductoresVenezolanos

 

MEDIO

ROJA REALIDAD: 

Para nadie es un secreto la dura circunstancia que enfrentan a diario los productores de alimentos. El gobierno, tratando de esconder su rotundo fracaso tras arrasar con todas las tierras productivas cual Atila y sus hunos en versión tropical de “Hugo, Albarrán, Jaua, Loyo, Gil, Berroterán y otros sicofantes rojos rojitos”, no quiere cambiar de rumbo pues además en el camino se presentaron los negocios de importación, de uniforme y de civil, creyendo que los reales del petróleo eran eternos para ellos, sus compinches y sus aliados (y ex aliados) en el globo. Solo entre abril/1 y agosto/8 se han producido 8.500 protestas por escasez de alimentos. El tema de los saqueos ha crecido y es en los caseríos donde más los provocan precisamente porque los centros más poblados están lejos. El informe confidencial discutido en el sector alimentario da cuenta que en algunos casos conductores y transportistas han estado involucrados en ello. Ante una turba violenta, armada, que los amenaza han tenido que desprenderse de la carga. Muchos choferes se niegan a hacer determinadas rutas por temor a ser lesionados o asesinados. Hablan de la odisea en que se ha convertido el reparto de alimentos. En toda Venezuela hay protestas diarias por falta de alimentos, no solo porque no hay comida en abastos sino porque las cajas CLAP no llegan a tiempo. A pesar de los esfuerzos del sector privado, la mas de las veces en concordancia con los organismos gubernamentales, la crisis va escalando, se teme que la violencia aumente pues además los entes de seguridad del estado (cuyos objetivos se han desvirtuado hacía lo político y contra los manifestantes) han estado enfocados en los temas de orden público y no de esos delitos. La ansiedad de las familias se incrementa y esa angustia genera que cada día aumenta el número de hijos que por hambre buscan comida en la basura, roban alimentos o piden plata. El síndrome creciente es el de “indefensión por parte del Estado”. Se sienten desatendidos. Otro asunto delicado es el que los transportistas sacan sus camiones a riesgo de que nadie los ayude. Los entes asignados no cumplen con la protección. Las incidencias de robo van en aumento. Hay una crisis moral brutal, se perdió el respeto y los principios. Los organismos de seguridad ya no sirven. Están documentados casos donde funcionarios del Estado han estado involucrados en robos y secuestros de productores agropecuarios. Igualmente crecen los problemas en las empresas por destrozos y robos sin solución y se añade el costo en moneda extranjera de la reposición de maquinaria como tractores y equipos de recolección. Las estadísticas también muestran el éxodo del capital humano con experiencia en el campo agricultor y ganadero. La expropiación y destrucción de Agropatria fue la puñalada más certera a la yugular de los agricultores y ganaderos que eran más que sus clientes, sus amigos y prestamistas en cuanto a los insumos y los ciclos de recolección. La farsa de Agropatria, montada tras el saqueo oficial, no cumple con las necesidades actuales. La infraestructura del país se destruye más a diario…
runrunesalto
runrunesbajo

 

Enviar Comentarios

Entradas relacionadas