Los Runrunes de Bocaranda de hoy 09.02.2017: MEDIO: Desnutrición

ninoscomida

 

MEDIO

¿SORPRESA O CRUELDAD?:

Cáritas de Venezuela, con base en estándares internacionales y la asesoría y apoyo de un equipo debidamente entrenado, ha monitoreado sistemáticamente la situación nutricional en niños menores de 5 años en 4 entidades federales: Dto. Capital, Zulia, Vargas y Miranda, en  12 Municipios y 18 parroquias, con un total de 819 registros. Las cifras agregadas para 3 meses de evaluación revelan que el 52% de los niños presentaban algún grado de desnutrición aguda (pérdida reciente de peso). De estos, el 9% presentaban las formas de desnutrición moderada y severa con alto riesgo de mortalidad. Es, específicamente este tipo de desnutrición aguda más grave, la que cuenta para los marcos internacionales de evaluación humanitaria según los cuales, se puede dar una alarma de crisis a partir del 10% de prevalencia de desnutrición. En parroquias de estados específicos como Vargas y Zulia estos criterios de alarma ya se rebasaron, en toda la zona estamos solo a 1% de ese umbral. El estudio revela que no solo es alta la proporción de niñas y niños con desnutrición aguda reciente, sino que se registra también una proporción alta (18%) de retardo de crecimiento, es decir, niños que no solo han perdido peso recientemente, sino que han acumulado ya la suficiente privación nutricional para que se haya retardado su crecimiento en forma permanente, lo cual, solo sucede en períodos de 2 a 5 años. Esto desmonta todo argumento de que la situación actual tenga sus causas en crisis recientes atribuibles a factores puntuales como las sequías del último año o la reducción del precio de petróleo, y deja ver que estamos ante una crisis de instalación lenta que ha ocurrido ante la mirada de todos sin que se haya respondido en forma adecuada. Los rangos de edad más afectados son los menores de 2 años y, entre estos, los menores de 6 meses. Tiene implicaciones irreversibles para el desarrollo afectivo, cognitivo y metabólico de la niñez y refleja, no solo la desnutrición del propio niño, sino la situación de mujeres que cursaron su embarazo con hambre. Los datos no son representativos del país, ni de los estados específicos, pero sí de las parroquias en las que Caritas despliega su programa de Supervivencia Infantil. Esta situación refleja gran precariedad, no solo del Sistema Alimentario nacional, sino de los sistemas de protección social que el Estado debió poner en marcha hace mucho tiempo. Ayer conocimos otra desgraciada acción de Maduro y su régimen. No aceptaron ayuda con medicinas del gobierno de Brasil pues el gobierno de Temer es “de facto”. Hasta Xi Jinping, Putin, Mercosur&OEA lo reconocen. Bolserías impías …

runrunesalto

runrunesbajo

Enviar Comentarios

Entradas relacionadas