Los Runrunes de Bocaranda de hoy 20.03.2018: BAJO: La criptomoneda

 

BAJO

EL OTRO PETRO:

La investigación de Associated Press entregada ayer a los medios afiliados (www.runrun.es) coincidió con las medidas del gobierno de Trump contra la criptomoneda de Maduro por considerar que lo que buscaba era obviar las sanciones a funcionarios y a las transacciones en mercados financieros globales. La sorpresa mayor es que “uno de los estrategas de la moneda virtual respaldada por el gobierno de Venezuela fungió como pasante en el Congreso de Estados Unidos y alguna vez organizó protestas contra el mismo gobierno socialista al que ahora ayuda a evadir las sanciones financieras impuestas por Washington”. Detallan como “Gabriel Jiménez, de 27 años, se vio catapultado a una especie de estrellato tecnológico en Venezuela el mes pasado cuando apareció en la televisión nacional junto con el presidente Nicolás Maduro y dos empresarios rusos a la hora de firmar un contrato para posicionar al Petro, el nombre de la moneda cibernética, entre los inversionistas internacionales”…”Es una empresa fundada y dirigida por jóvenes genios de Venezuela, muchachos y muchachas de Venezuela que tienen una de las empresas más avanzadas en tecnología blockchain del mundo”, afirmó un sonriente Maduro al develar el Petro, refiriéndose a la compañía de Jiménez, de nombre The Social Us. “Fue un cambio de imagen notable para Jiménez que hasta hace poco tiempo había estado manifestándose en favor de esas mismas acciones de Washington para castigar al líder de Venezuela por encarcelar a sus opositores y destruir la economía petrolera”. En 2014, Jiménez trabajó cinco meses como pasante en Washington para la republicana Ileana Ros-Lehtinen, dura crítica de Maduro. Un sondeo escrito que llenó al ser contratado, del cual la oficina de la legisladora proporcionó una copia, enlistaba en un inglés deficientemente escrito que sus metas en la pasantía eran obtener “conocimiento y experiencia acerca de la defensa de la democracia”. Sus colegas lo recuerdan como un animoso opositor gubernamental que ayudó a organizar una caravana, conocida como Trip For Freedom (Recorrido por la Libertad), en la que miles de exiliados venezolanos viajaron en autobús a Washington para presionar al gobierno de Barack Obama para que sancionara al de Maduro. En fotografías de ese evento se puede ver a Jiménez de pie en un podio junto a Ros-Lehtinen en el Capitolio mientras se dirige a sus partidarios frente a una bandera estadounidense y fotografías de estudiantes venezolanos presuntamente torturados por las fuerzas de seguridad. Ahora su exjefa cree que él o cualquier otra persona detrás del Petro también deberían ser sujetos de sanciones”. Añada que el respaldo total se lo esta dando el gobierno ruso con las garantías suficientes en petróleo, oro y otros negocios conjuntos. Ni cortos ni perezosos  …

 

Enviar Comentarios

Entradas relacionadas