Nuevo magistrado amenaza con despedir a personal del TSJ

tsj

 

El magistrado entrante del Tribunal Supremo de Justicia, Francisco Velásquez, amenazó con despedir a los abogados y personal administrativo a su cargo en la Sala de Casación Civil, un total de 13 personas, si no entregaban la renuncia antes del 15 de enero, informó una fuente de esa institución.

La advertencia fue hecha por Velásquez el pasado viernes 8 de enero, tras lo cual aumentó la tensión laboral dentro del máximo tribunal del país, sumergido desde hace unas semanas en la diatriba política por la súbita designación de jueces que hiciera la mayoría oficialista de la anterior Asamblea Nacional (2010-2015), entre ellos Velásquez. Los nueva mayoría legislativa, de signo opositor y juramentada hace una semana, inició hoy el proceso para invalidar los nombramientos judiciales, por considerarlos inconstitucionales.

“La decisión es un atropello porque existe inamovilidad laboral, decretada por el presidente Chávez y prorrogada por Nicolás Maduro en diciembre pasado”, indicó una fuente de la sala que pidió mantener su nombre bajo reserva.

La situación afecta en principio a 13 empleados de uno de los tres despachos de la Sala de Casación Civil, donde está adscrito Velásquez. Sin embargo, el resto del personal de la sala teme que las amenazas y los despidos se extiendan a los demás despachos, con lo cual la medida alcanzaría a 25 personas más. Las otras dos oficinas que conforman la sala son las de los nuevos magistrados Vilma Fernández e Ivan Bastardo. Ninguno ha informado de despidos al personal a su cargo, pero tampoco los ha negado.

Se conoció que el grupo amenazado por el magistrado Velásquez, de 13 personas, no tiene intenciones de renunciar. “Es una ironía que los llamados a hacer justicia en sus cargos son los ejecutores de la ilegalidad”, indicó el abogado fuente.

Velásquez, Fernández y Bastardo fueron designados como magistrados principales de la Sala de Casación Civil por la Asamblea Nacional el pasado 24 de diciembre. Ese día los partidos oficialistas del saliente Poder Legislativo (2010-2015) nombraron y juramentaron 13 magistrados principales y 21 suplentes. Los legisladores tuvieron que agotar cuatro sesiones extraordinarias para realizar la votación necesaria por no contar con las dos terceras partes requeridas para que el proceso fuera más rápido.

Los diputados de oposición salvaron sus votos por considerar que estaban en presencia de un acto nulo, dado que el cuerpo legislativo había finalizado sus sesiones a mediados de diciembre y la decisión de nombrar nuevos magistrados correspondía a la nueva Asamblea.

El despido de funcionarios públicos es irregular bajo la actual situación de inamovilidad laboral. Incluso en el caso de que no existiera esa condición, según la ley, los empleados del Estado sólo pueden ser despedidos a través de un procedimiento administrativo que determine que la persona incurrió en una falta.

El TSJ está compuesto de 6 salas: Constitucional, Político-Administrativa, Civil, Penal, Social y Electoral. En cada sala hay cinco magistrados, tres principales y dos suplentes. Los jueces principales cuentan con un equipo de trabajo de alrededor de 13 personas: 6 abogados, cuatro secretarias, un mensajero, un chofer y un escolta, aunque las cifras pueden variar. En total hay un promedio de 39 personas adscritas a cada sala.

Enviar Comentarios

Entradas relacionadas