Empresa brasileña que provee carne a Venezuela entre las acusadas de adulterar productos vencidos

Carne

La empresa brasileña que provee a Venezuela la mayor parte de la carne que consume, JBS, se encuentra entre el grupo acusado de adulterar carnes no aptas para consumo para poder venderlas en el mercado

La Policía Federal de Brasil, a través de la Operación Carne Débil, descubrió que varias de las empresas más importantes que exportan carne al resto del mundo cambiaban la fecha de vencimiento, y usaban químicos –algunos considerados cancerígenos– para “maquillar” su aspecto y disimular el mal olor. También fueron señaladas por inyectar agua a sus productos para aumentar su peso, entre otras prácticas fraudulentas, de acuerdo a Mauricio Moscardi, jefe de la Policía Federal.

Entre las más nombradas están dos de las mayores exportadoras mundiales de carnes, BRF y JBS. Esta última provee el 50 % de la carne bovina que se consume en Venezuela y una quinta parte del pollo, y al menos el 10% de sus ingresos por exportaciones los obtiene por sus negocios con el país caribeño.

En junio de 2015, Diosdado Cabello fue a Brasil para “trabajar por la patria” –según tuiteó él– y su primera reunión fue con el multimillonario Joesley Batista, una de las cabezas de JBS. Tres de los cuatro días de su estadía los pasó en compañía del brasileño. Con esto cerró un contrato de dos mil cien millones de dólares, pagados en los primeros 90 días, a diferencia de la atrasada deuda que mantiene el Gobierno venezolano con otras empresas.

A principios de 2016, los diputados de la Asamblea Nacional solicitaron a las autoridades brasileñas abrir una investigación sobre estos acuerdos establecidos y conocer el nivel del convenio suscrito con JBS, poseedora del monopolio cárnico en el país, pues a pesar de esto la situación de escasez continuaba empeorando.

JBS, dueña de las marcas Big Frango, Seara Alimentos y Swift, es el mayor exportador de carne de res del mundo, con unos ingresos de US$55.000 millones y un mercado que abarca 150 países.

 

Sobornos para todos

 

Tanto inspectores sanitarios como directivos de empresas han sido detenidos por parte del operativo policial, que descubrió además que parte del dinero de los presuntos pagos de las empacadoras JBS y BRF fue canalizado a dos partidos políticos importantes, al PMDB del presidente Temer y a su aliado PP, dos formaciones igualmente embarradas en el gigantesco esquema de sobornos de Petrobras.

 

Asimismo, se supo que las compañías falsificaron documentos para realizar exportaciones a Europa, China y Medio Oriente.

El ministro brasileño de Agricultura, Blairo Maggi, emitió un comunicado en el informó que había ordenado la suspensión de 33 funcionarios del gobierno acusados de estar involucrados en el escándalo.

 

*Con información de BBC Mundo

 

Enviar Comentarios

Entradas relacionadas