.
LO MAS RECIENTE

6 de cada 10 venezolanos considera que existe desinformación en el país

Noticias Hace 5 horas

«Es un tarado quien crea que el gobierno no se ocupa de los salarios» y otras perlas de Iris Varela

Noticias Hace 8 horas

España ordena bloquear cuenta en Luxemburgo con 40 millones de euros a Nervis Villalobos

Noticias Hace 10 horas

Reportan 10 casos de COVID-19 y un fallecido en el balance del #07Feb

Noticias Hace 12 horas

Sanciones vs. salarios, por Froilán Barrios Nieves*

Opinión Hace 14 horas

El Mañanero del #8Feb: las 8 noticias que debes conocer

Noticias Hace 18 horas

Piden a la oposición «superar pugnas» y concentrar esfuerzos en elección primaria

Noticias Hace 21 horas

¿Todo sigue igual?… por ahora, por Orlando Viera-Blanco*

Opinión Hace 21 horas

Guaidó sobre las primarias: Son una necesidad para derrotar a la dictadura

Noticias Hace 1 día

ONG esperan que oficina de la ONU cumpla con su mandato de promover y proteger los derechos humanos

Noticias Hace 1 día

José Gregorio Hernández por Francisco José Virtuoso

 

Celebramos el 150 aniversario del nacimiento de José Gregorio Hernández. Científico eminente, egregio docente universitario y el médico de los pobres, como se le recuerda. Fue un cristiano ejemplar, uniendo su fe y su amor al prójimo coherentemente. El pueblo venezolano lo venera como santo desde el mismo día de su muerte.

En aquella Venezuela de comienzos de siglo XX, pobre, rural y atrasada, en donde la atención a la salud era tan precaria, José Gregorio aportó ciencia, talento y saber. Fue pionero en la transformación de los estudios médicos y en la investigación, contribuyendo activamente en el proceso de modernización de la medicina venezolana. Fue fundador de varias cátedras en la Facultad de Medicina de la Universidad Central de Venezuela, que desde su fundación por el Dr. José María Vargas, había tenido poco progreso. Su contribución al desarrollo de la medicina experimental está ampliamente documentada.

José Gregorio Hernández tiene méritos suficientes para gozar del reconocimiento y aprecio de todos los venezolanos. Pero más allá de ello, como bien dice Roberto Briceño León, es el más popular de todos los santos populares. Su fervor, ha trascendido las fronteras del país y reclama con vehemencia el reconocimiento de su santidad por la Iglesia católica.

Comparto también su respuesta a la pregunta sobre cómo puede explicarse sociológicamente el fervor popular por José Gregorio Hernández: «el culto a José Gregorio es un reflejo de la modernidad mestiza de Venezuela. En la fe a José Gregorio se combina la ciencia y la religión, la modernidad y la tradicionalidad, el pensamiento racional y el pensamiento mágico».

Coincido en la respuesta, pero creo que es necesario completarla. Creo que en José Gregorio hay algo más que ha cultivado el imaginario popular y es la valoración de un símbolo del proyecto de la modernidad deseada y no alcanzada en las realizaciones prácticas ejecutadas en los dos últimos siglos en Venezuela. 

La modernidad, en términos culturales, es la búsqueda de la racionalidad científica y técnica para potenciar las capacidades de transformación de la naturaleza para la creación de oportunidades de desarrollo que acrecienten el bienestar material y social. La modernidad es la utilización de la razón científica e instrumental en todos los campos de la vida social para crear oportunidades de crecimiento.

Sin embargo, hay una búsqueda no satisfecha en los modelos implementados de modernidad en el país desde el mismo nacimiento de la nacionalidad en 1811, cuando decidimos constituirnos en una República moderna. Y es la ausencia de una ética de la solidaridad como orientadora del progreso. Que es precisamente lo que representa José Gregorio Hernández.

José Gregorio es el científico y el médico moderno, emblema de lo que admiramos, pero orientado por una moral de servicio y responsabilidad, de entrega y compromiso, de abnegación y servicio desinteresado, que dotaba de sentido a la modernidad naciente para los más pobres y excluidos, que eran y siguen siendo la gran mayoría. José Gregorio hace de la modernidad una bendición para los pobres, una promesa de salvación.

 

Francisco José Virtuoso

El Universal 

Categorías: Impacto

Esta web usa cookies.