No seas cómplice de los ardides bellacos por Thaelman Urgelles
No seas cómplice de los ardides bellacos por Thaelman Urgelles

EleccionesParlamentarias3

 

Está circulando profusamente un video en la red, en el que un “típico joven de clase media”, prototipo bien montado de un opositor, hace indignadas preguntas sobre otro video que tiene montado en un monitor detrás de el.

El fulano video del monitor es una cuña donde Jorge Rodríguez “enseña” a votar, con tan pérfida intención que en fulana instrucción “queda demostrado” que las máquinas captahuellas no impiden que una persona suplante a otra en el ejercicio del voto.

Con base en ese video, el indignado “joven opositor” hace unas preguntas a un genérico interlocutor que el espectador del video termina concluyendo que se las formula a la oposición y en particular a sus dirigentes. O sea, el típico lloriqueo que algunos repiten por ahí: “para qué votar si eso es un fraude… etc… etc…” Y por supuesto los culpables de ese fraude no son los que lo cometen sino los que supuestamente lo toleran por ir a elecciones en tales condiciones.

Denuncio enérgicamente esa nueva bellaquería para hacer caer nuevamente a incautos opositores en las leyendas urbanas montadas por los laboratorios del régimen. Y denuncio a quienes, llamándose opositores, difunden esos mensajes con el supuesto interés de “denunciar el fraude”.

Sobre el videito de marras sólo les diré: ¿no estábamos nosotros pidiendo la eliminación de las captahuellas? Entonces, si queremos que se las elimine, ¿que nos debe importar si ellas no sirven para un carajo…? ¿Ahora vamos a pedir que funcionen bien unas máquinas cuya eliminación estamos pidiendo? Por mí que las fulanas captahuellas se dañen o funcionen, que se apaguen o que las vendan, me importa un carrizo!

En mi opinión, los problemas de nosotros se reducen a esta breve lista:

  1. Completar de una vez las benditas planchas unitarias. El acuerdo perfecto.
  2. Alcanzar el acuerdo de la Tarjeta Única, para lo cual la ciudadanía debe presionar al partido Voluntad Popular, que a esta hora es el único que se niega a adoptar esa fórmula tan importante para garantizar una amplia victoria.
  3. Desarrollar una campaña electoral eficaz y unitaria para llevar el mayor número de electores a votar por nuestros candidatos.
  4. Cubrir el 100% de las mesas electorales con testigos confiables, valientes e incorruptibles (algo que no se ha logrado jamás en estos 16 años), para evitar que los bellacos del PSUV efectúen la mayor trampa de todas las que hacen, consistente en meter votos en la máquina al final de la tarde, en los lugares de  quienes no se presentaron a votar en las mesas electorales donde no hay testigos de la oposición que lo impidan.

Y por supuesto, el más desgastante esfuerzo de todos: andar desmintiendo los ardides que elaboran los bellacos del régimen, apoyados en la entusiasta difusión que les brindan supuestos “opositores indignados”.

Si tanto les preocupa el fraude, métanse a testigos. Y vayan a cumplir en los centros más rudos: en barrios arrechos de las ciudades, o en apartados pueblos y caseríos de la provincia, donde los colectivos amenazan a los testigos para que se vayan a las 4 de la tarde para hacer sus pillerías en las máquinas.

Por cierto, la inutilidad de las captahuellas ya la sabíamos. Si no, ¿cómo habrían hecho los bellacos para meter miles de votos en lugar de los abstencionistas, en aquellos centros donde no tenemos testigos a las 4 pm?  #NMJ

@TUrgelles