Banca & Negocios, autor en Runrun - Página 2 de 3

Banca debe dejar de operar con Visa y Mastercard antes de enero de 2020

MEDIANTE RESOLUCIÓN CONJUNTA, EL BANCO CENTRAL de Venezuela y la Superintendencia de Bancos obligan al sistema financiero a desarrollar una red doméstica de procesamiento de transacciones que prescinda de los convenios con las franquicias Visa y Mastercard y el sistema Maestro, a partir del próximo 30 de noviembre, para las operaciones de débito, y del 30 de enero de 2020 para los pagos con tarjeta de crédito.

Además, la resolución SIB-DSB-04714, fechada el pasado 16 de mayo, instruye a los bancos generar un sistema «soberano» de pagos, a través de la masificación del uso de la identificación biométrica; de hecho, la normativa da un plazo de 60 días, contados a partir de la «fecha de recepción» de la resolución para que las entidades adopten un sistema de biopago que esté plenamente activo.

Asimismo, los bancos deberán «permitir la autorización de transacciones electrónicas de pagos validadas bajo el factor de autenticación de biometría, dado que las mismas estarán identificadas con un elemento de seguridad superior (Categoría 5) al uso de la clave o PIN asociada a la tarjeta de débito tradicional».

Por otra parte, la resolución en cuestión ordena a la banca impulsar y promover el uso masivo de Servicios de Pago Móvil Interbancario Persona a Persona (P2P) y Persona a Comercio (P2C).

Además, a partir del próximo 30 de julio, las entidades bancarias deberán ofrecer sistemas de Pago Móvil Interbancario Comercio a Personas (C2P), «para permitir a los clientes ordenar pagos en tiempo real a personas jurídicas, destacando que es obligatorio su uso, a través de la mensajería SMS».

La resolución ordena a cada banco entregar en un lapso de 10 días hábiles, a partir del 16 de mayo, cronogramas específicos para el cumplimiento de estas disposiciones a la Gerencia de Riesgos Tecnológicos de la Sudeban y a la Vicepresidencia de Operaciones Nacionales del BCV.

Claramente, la parte justificatoria de la resolución señala que estas medidas se toman como respuesta a las sanciones de Estados Unidos y específicamente en previsión de que las franquicias Visa y Mastercard -curiosamente, la resolución excluye a American Express y Diners- sean forzadas por la administración de Donald Trump a dejar de operar con bancos venezolanos.

Fuentes del área tecnológica del sistema financiero explicaron a Banca y Negocios que implantar este sistema de pagos íntegramente autóctono no es tan fácil, aunque es un tema que se viene manejando desde 2011, porque los entes reguladores no quieren que datos de transacciones originadas en Venezuela circulen en el exterior.

Trascendió que la banca pública gestionará su sistema de identificación biométrica con la empresa argentina Ex-Clé, la misma que gestiona el software y da soporte técnico a las máquinas del Consejo Nacional Electoral, desde el abandono de esta tarea por parte de Smartmatic en 2017, tras las controvertidas elecciones de la Asamblea Nacional Constituyente.

Ex-Clé también es la compañía que debía llevar la aplicación del modelo de biopago a las estaciones de servicio cuando, supuestamente, se iban a incrementar los precios de la gasolina, cosa que no ocurrió y, además, el sistema tampoco funcionó.

También se conoció que la empresa que podría actuar como proveedor del sector privado es Consorcio Credicard. La base de datos que se tendría que utilizar en primera instancia es la del CNE, lo que plantearía el primer problema de que hay más de 2.000.000 de cuentahabientes que no están inscritos en el Registro Electoral.

Las fuentes indican que los plazos son muy cortos para la implantación de estos cambios, para empezar por los problemas de conectividad que existen en Venezuela, aparte de que representan costos elevados en un momento cuando las instituciones financieras están sometidas a grandes presiones de caja.

Se espera que se produzca un proceso de negociación con los entes reguladores para viabilizar estos cambios en un plazo razonable.

La banca advierte al BCV que se podrían paralizar transferencias interbancarias

LA ASOCIACIÓN BANCARIA DE VENEZUELA (ABV) advirtió al Banco Central de Venezuela (BCV) que la política de encaje legal que se endureció desde febrero, pone en riesgo las transferencias entre bancos, en especial aquellas de montos grandes.

En una carta dirigida al presidente del organismo emisor, Calixto Ortega, los banqueros explican que el encaje legal de 100% (marginal) y 57% (ordinario) que rige desde el 11 de febrero ha reducido drásticamente la liquidez de los bancos, así como su capacidad para otorgar préstamos (intermediación). La misiva, a la que tuvo acceso Banca y Negocios, señala que es la segunda vez que comunican al BCV sus preocupaciones sobre este tema en menos de dos meses.

Como «consecuencia de estas medidas (de encaje), se ha incrementado significativa y rápidamente la tasa de encaje efectivo que mantienen las instituciones bancarias. Desde (…) el 11 de febrero de 2019, hasta mediados de marzo de 2019, la tasa de encaje efectivo promedio semanal se ha incrementado en más de 10 puntos porcentuales, llegado a ubicarse por encima de 60%. Para la banca privada dicho coeficiente se ubicó por encima del 70%. Esto ha tenido un profundo efecto sobre la liquidez de las instituciones bancarias y por tanto sobre su capacidad de intermediar fondos y para proveer servicios transaccionales», explican.

Los efectos de la drástica política de encaje le está causando a la banca una «severa estrechez de liquidez» que ha «generado relevante presiones sobre el manejo de caja de las entidades bancarias, afectando considerablemente la intermediación crediticia, la prestación de servicios transaccionales, los riesgos de liquidez (lo que se refuerza con los aumentos en los límites de crédito de los tarjetahabientes), los riesgos reputacionales y el costo de la gestión de las tesorerías».

En este contexto, los banqueros aseguran que es «necesario  el cese completo de las extremas exigencias de encaje», pero que en lo inmediato proponen una «flexibilización en el esquema de encaje legal vigente», por ello piden al BCV «establecer un mecanismo que de tratamiento preferencial, en términos de la normativa de encaje legal, a los financiamientos dirigidos a los sectores que participan en la producción, distribución y comercialización de bienes y servicios esenciales».

Citan como ejemplo de este tipo de medidas las adaptadas para el financiamiento de las temporadas de invierno y verano agrícola en los años 1994, 1995, 1999 y 2004.

Migrantes venezolanos enviaron más de $3.400 millones en remesas en 2018

LOS MIGRANTES VENEZOLANOS IMPULSARON EL ALZA de las remesas en América Latina al enviar unos $3.471 millones al país durante 2018, de acuerdo con un estudio de Diálogo Interamericano, elaborado a partir de encuestas en los principales países de destinos de la diáspora.

El informe señala que los migrantes “están tratando de ayudar a su familia en Venezuela a través de dinero en efectivo o remesas en especie, a menudo a través de mecanismos de envío muy limitados e informales, los únicos que actualmente están disponibles para ellos”.

Las estimaciones de Diálogo Interamericano se basan en los resultados de una encuesta que sugiere que 75% de los migrantes venezolanos envían entre 20% y 25% de sus ingresos en remesas.

Datos de las Naciones Unidas indican que aproximadamente 3,4 millones de venezolanos han salido del país desde 2015, cifra que va en aumento, a medida que la crisis económica y política se agudiza.

Diálogo Interamericano detalla los casos de envíos de dinero desde naciones como Costa Rica, que se hacen con una frecuencia de 18,1 veces al año, es decir, poco más de una vez al mes, con un promedio de envío de $117,6 a un costo de $9,71. La forma preferida desde ese país centroamericano es a través de “terceros”, que incluye cuentas bancarias distintas de personas distintas al migrante.

Continúa leyendo en Banca y Negocios.

Seniat comienza a cobrar impuestos en divisas y criptomonedas

 

LOS SUJETOS PASIVOS QUE REALICEN OPERACIONES en el territorio nacional en moneda extranjera o criptodivisas, autorizadas por la Ley, a través de los convenios cambiarios, deben determinar y pagar las obligaciones en moneda extranjera o criptodivisas, según el Decreto N° 3.719, publicado en la Gaceta Oficial Extraordinaria 6.420 del 28 de diciembre de 2018, que se divulga este 7 de enero.

La determinación y pago de las obligaciones tributarias en moneda extranjera o criptodivisas será aplicable al tributo, sus accesorios y sanciones derivadas de su incumplimiento. Para ello, la administración tributaria “dictará la normativa que establezca las formalidades para declaración y pago en moneda extranjera o criptodivisas”.

El decreto presidencial, adoptado bajo el Estado de Excepción y Emergencia Económica, señala en su artículo 5
que la Superintendencia de las Instituciones del Sector Bancario (Sudeban), dictará las normas regulatorias de las adecuaciones que deban realizar las instituciones que conforman el sector bancario para la ejecución de este Decreto.

El decreto, ya en vigencia, advierte que en caso de proceder la repetición de pago, recuperación o devolución de los tributos nacionales por los supuestos establecidos en este Decreto, se realizará en moneda nacional. A tal efecto, se aplicará el tipo de cambio oficial vigente para la fecha del pago del tributo o registro de la declaración de aduana, según sea el caso, de conformidad con el establecimiento establecido en las normas que regulan la materia.

Algunos municipios del país como Vargas y en Maracaibo, esta último fijó recientemente que para el pago de impuestos de los comercios se usará el petro como base de cálculo.

En Gaceta Oficial: Billete de Bs 100 vigente hasta circulación del nuevo cono

 

El gobierno nacional prorrogó la vigencia del billete de Bs 100 hasta la entrada en circulación del nuevo cono monetario y que de acuerdo con el decreto 3.332 el 22 de marzo, deberá ocurrir el 4 de junio.

La decisión, contenida en la Gaceta Oficial 41.399 del 17 de mayo, está en vigor desde el 20 de mayo, según el decreto 12 elaborado bajo el Decreto de Estado de Excepción y Emergencia Económica.

Esta es la décimo cuarta ocasión en la que se extiende la circulación del papel marrón desde que el presidente Nicolás Maduro anunció el 10 de diciembre de 2016, el retiro del billete de mayor denominación de la economía para ese momento, en un plazo de 72 horas, sin que hubieran llegado al país las denominaciones más altas que lo reemplazarían.

Inmerso en un proceso hiperinflacionario, el gobierno se prepara para arrancar una reconversión monetaria el 4 de junio en medio de una fuerte crisis de efectivo que obliga a las entidades l Banco Central de Venezuela a repartir as a las entidades bancarias.

 

Cendas: Canasta básica familiar subió 148,2% en un mes

CanastaBásicaF_

*Se ubicaba en noviembre en Bs. 13.883.365,39

* Se necesitaban Bs. 462.778,84 diarios para cubrir su costo, más de dos salarios mínimos cada día

* Alimentos subieron 83,5%, higiene personal 125,8% y servicios 2.081,7%

 

El Centro de Documentación y Análisis Social de la Federación Venezolana de Maestros (Cendas-FVM) informó que el precio de la Canasta Básica Familiar -CBF- de noviembre de 2017 es Bs. 13.883.365,39. Aumentó 8.289.245,66 bolívares (46.7 salarios mínimos), 148,2% con respecto al mes de octubre de 2017. Se necesitaban 462.778,84 bolívares diarios para cubrir su costo, más de dos salarios mínimos cada día.

La variación anualizada para el período noviembre 2017 / noviembre 2016 es 2.123,0%, Bs. 13.258.820,61, 74.7 salarios mínimos (Bs. 177.507,43).

Todos los rubros subieron de precio

La variación mensual de la Canasta Básica Familiar se debe al incremento de precio de los siete grupos que la integran.

En primer lugar, el rubro de servicios públicos básicos subió de 49.136,26 a 1.072.016,26 bolívares, 2.081,7%, debido al incremento de la tarifa del transporte interurbano en 112,5%, que subió de 800,00 a 1.700,00 bolívares en la línea de transporte de Charallave – Yare. Igualmente, la tarifa del transporte en rutas urbanas de Caracas aumentó de 280,00 a 700,00 bolívares, 150,0%.

El rubro de vestido y calzado aumentó 2.506.133,34 bolívares, de 330.822,22 a 2.836.955,56 bolívares, como promedio mensual, 757,5%.

Los artículos de higiene personal y limpieza del hogar subieron de Bs. 756.266,67 a Bs. 1.707.900,00, 951.633,33 bolívares más, 125,8%. La espuma de afeitar, de Bs. 13.000,00 a Bs. 149.666,67 1.051,3%; la esponja, de Bs. 4.500,00 a Bs. 26.400,00, 486,7%; la afeitadora desechable, de Bs. 8.500,00 a Bs. 25.000,00, 194,1%; el detergente, de Bs. 25.333,33 a Bs. 70.000,00, 176,3%; el champú, de Bs. 18.166,67 a Bs. 48.333,33, 166,1%; el papel toilet, de Bs. 38.333,33 a Bs. 93.333,33, 143,5%; el cloro, de Bs. 3.433,33 a Bs. 7.266,67, 111,7%; el jabón azul, de Bs. 15.000,00 a Bs. 30.000,00, 100,0%; la crema dental, de Bs. 19.666,67 a Bs. 34.000,00, 72,9%; las toallas sanitarias, de Bs. 24.966,67 a Bs. 41.833,33, 67,6% y el desodorante, de Bs. 28.666,67 a Bs. 41.566,67, 45,0%.

Educación subió 116,2%, de 427.920,00 a 925.167,92 bolívares.

Los alimentos subieron 3.271.817,73 bolívares, de 3.918.341,25 a 7.190.158,98 bolívares, 83,5%.

El rubro de salud aumentó 80,8%, de 29.133,33 a 52.666,67 bolívares, como resultado del incremento de precio tanto del Gengimiel para adultos como del pediátrico, de 10.433,33 a 22.200,00 bolívares, 112,8%.

El alquiler de vivienda aumentó 19,4%, de 82.500,00 a 98.500,00 bolívares.

Un almuerzo cuesta 35.500,00 bolívares en promedio

El costo promedio de un almuerzo para un trabajador es de 35.500,00 bolívares. El monto del ticket de alimentación es de 9.300,00 bolívares diarios, 31 veces el valor de la unidad tributaria vigente, de 300 bolívares: 279.000 bolívares mensuales.

ONU alerta de que 30 millones de latinoamericanos pueden volver a la pobreza

Pobreza

 

Entre 25 y 30 millones de personas en América Latina pueden regresar a la pobreza empujadas por la desaceleración económica y la ausencia de una red de políticas públicas consistentes, alerta un informe divulgado en Panamá por el Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo (PNUD).

El informe, “Progreso Multidimensional: bienestar más allá del ingreso”, señala que las políticas públicas de hace una década, que se basaron en la educación y la creación de empleo y que ayudaron a reducir la pobreza, aunque sin eliminar la desigualdad social, son insuficientes hoy en día, porque el mercado laboral está saturado y los países se han topado con un techo fiscal.

Además, esas políticas no consiguieron generar resilencia en 2 de cada 5 latinoamericanos (el 40 % de la población total), que a día de hoy son vulnerables a cualquier situación adversa como una recesión económica, un desastre natural o un problema de salud.

“Corremos el riesgo de retroceder los logros sociales que hemos alcanzado en los últimos 10 años”, dijo la directora del PNUD para América Latina y el Caribe, Jessica Faeita, durante la presentación en la capital panameña.

Entre 2003 y 2013, precisó Faeita, “la pirámide social, laboral y económica de la región se transformó” con la salida de 72 millones de latinoamericanos de la pobreza y la entrada de 94 millones de personas en las clases media.

Sin embargo, la tendencia se ha ido reduciendo en los últimos tres años, y por primera vez en una década ha aumentado el número absoluto de personas pobres, es decir, aquellas que viven con menos de 4 dólares al día, de acuerdo al PNUD.

El organismo de las Naciones Unidas estima que en 2016 se hubiesen sacado de la pobreza a un 80 % menos de personas que en los años del bum económico, aunque la región no hubiese entrado en crisis y hubiese seguido creciendo a una tasa anual del 4 %.

“América Latina ha sido muy innovadora en los últimos 15 años en temas de política social y laboral, pero nosotros creemos que hoy más de lo mismo, más crecimiento económico, no generará necesariamente más reducción de pobreza o desigualdad, o al menos al mismo ritmo que el pasado”, sostuvo por su parte el principal autor del informe y economista jefe del PNUD, George Gray.

Para evitar la recaída económica de 30 millones de personas, el organismo internacional recomienda a los gobiernos repensar la noción tradicional de progreso y abandonar las políticas públicas que tengan al producto interior bruto (PIB) per capita como único indicador de desarrollo.

El PIB per capita, añade el informe, subvalora los logros sociales y no mide aspectos importantes para el bienestar como la seguridad, la calidad del empleo, la igualdad o la conservación del medioambiente, entre otros.

De acuerdo con el documento, las nuevas políticas públicas tienen que aumentar la resilencia de los ciudadanos y centrarse en mejorar cuatros factores fundamentales: protección social, sistemas de cuidado, calidad laboral y acceso a activos físicos y financieros, como una casa, un vehículo o una cuenta de ahorro, que actúan como colchones durante la crisis.

“Los determinantes de salida de la pobreza son distintos que los determinantes de recaída a la pobreza”, concluyó la directora regional del PNUD.

The Economist realiza reportaje en el que compara a Venezuela con Zimbabue

vzla zimba

 

 

Este 2 de abril, la versión impresa de The Economist publicará un reportaje en el que se compara la situación económica y política que vive actualmente Venezuela con la que se vivió en Zimbabue a finales de los años 90’s.

El reportaje denominado “Spot the differences”, en español podría interpretarse como “Encuentre las diferencias”, se realizó en Caracas e inicia con el pronóstico del Fondo Monetario Internacional (FMI) que proyecta una inflación de 720% para Venezuela a finales de 2016.

Una inflación similar alcanzó Zimbabue en el 2006, dos años antes de sufrir hiperinflación.

 

Título de caja

 

También, en el reportaje se hacen comparaciones entre el fallecido presidente Hugo Chávez y Robert Mugabe, gobernador de Zimbabue desde 1980. Ambos líderes políticos se caracterizaron por ser revolucionarios y mantenerse en el poder durante varios periodos presidenciales.

La revista señala que ambos países han sufrido bajo el mandato de “carismáticos líderes revolucionarios”. Mugabe ha gobernado Zimbabue desde 1980. Hugo Chávez hizo lo propio en Venezuela desde 1999 hasta su muerte en 2013.

Mugabe tomó grandes granjas comerciales sin compensación, destruyendo la industria más grande de Zimbabue. Chávez expropió numerosas empresas, a veces en televisión y en vivo. The Economist recuerda que Chávez despidió a 20.000 trabajadores de la empresa petrolera estatal petrolera, PDVSA, y los reemplazó con 100.000 “empleados leales”.

Mugabe perdió un referéndum en 2000, pero aparejó la elección subsiguiente para mantener a la oposición fuera del poder. Los chavistas perdieron una elección parlamentaria el pasado diciembre, pero han utilizado su control de la Presidencia y la Corte Suprema de Justicia para neutralizar a la oposición.

Mugabe reclutó una milicia de “veteranos de guerra” para intimidar a sus oponentes. Chávez reclutó bandas de los barrios pobres, conocidos como colectivos, para aterrorizar a los suyos. El 5 de marzo, “maleantes en motocicletas” montaron alrededor de la Asamblea Nacional (controlada por la oposición) y rayaron consignas a favor del Gobierno, tales como “Chávez vive”, en sus paredes, apunta la revista. La policía militarizada estaba de pie y mirando.

NIVEL DE VIDA

Sin embargo, la similitud fundamental entre los dos regímenes es su situación económica. “En ambos casos, los resultados son similares: escasez, inflación y el nivel de vida por el suelo”, señala la revista.

Mugabe, al igual que el gobierno venezolano, profesa gran preocupación por los pobres, fijó los precios de varios productos de primera necesidad en la década de 2000 para que fueran “accesibles”. Desaparecieron rápidamente de los estantes. “Las subvenciones que se supone deben hacer los controles de precios a menudo han sido robadas en ambos países. Proveedores, en lugar de vender los bienes al precio oficial, prefieren venderlos en el mercado negro”, destaca la publicación.

“Mugabe ha culpado de todos los problemas económicos de su país a los supuestos especuladores, traidores, imperialistas y a los homosexuales. Maduro, no culpa a las personas homosexuales, pero insiste en que los capitalistas locales y sus aliados estadounidenses están librando una guerra económica en Venezuela. Esto es absurdo: en las dos economías, los ataques han venido de sus propios gobiernos”, resalta la revista británica.

¿QUÉ HIZO, AL FINAL, ZIMBABUE?

Zimbabue abandonó su moneda sin valor, no mucho después de la inflación mensual de 80.000.000% de noviembre de 2008. Los zimbabuenses ahora usan dólares estadounidenses y otras monedas extranjeras. Los ingresos reales en Zimbabue se redujeron en dos tercios entre 1980, cuando se hizo cargo Mugabe, y 2008. El país se ha recuperado parcialmente, gracias a la dolarización.

“Para Venezuela, la lección es clara. La oposición venezolana está dispuesta a cambiar el rumbo del país. El despiste de Maduro les da la oportunidad”, apunta The Economist.