5 cosas que todos los hombres deben saber sobre la próstata

medico

 

Se estima que uno de cada seis hombres  será diagnosticado con cáncer de próstata a lo largo de su vida, convirtiéndolo en el tipo de cáncer mas frecuente en hombres. Sin embargo la gran difusión que ha tenido la información sobre esta enfermedad en las últimas décadas ha permitido que los hombres entiendan la importancia de los screening para una detección temprana, lo cual es considerado clave en la batalla contra esta enfermedad.

  1. ¿Qué es la próstata y para que sirve?

La próstata es una glándula ubicada en la pelvis, entre la vejiga y el esfínter urinario. Esta glándula está encargada de producir, junto con la vesículas seminales, líquido seminal, quien a su vez es el encargado de nutrir y proteger a los espermatozoides en su paso por el aparato reproductor femenino.

  1. ¿Qué enfermedades puede desarrollar la próstata?

Apartando las infecciones, que pueden ocurrir en cualquier parte del aparato genitourinario, y que en el caso  de la próstata se llamaría prostatitis, las dos principales enfermedades de esta glándula son: la hiperplasia benigna y el cáncer de próstata.

La primera de estas,  es  muy común en el adulto, no tiene una edad de presentación fija y ocurre por el crecimiento de la próstata a consecuencia de los estímulos hormonales. El verdadero problema con la hiperplasia no es el tamaño como tal que adquiere la glándula, sino los síntomas que causa este crecimiento, como lo pueden ser: el aumento de la frecuencia urinaria, un chorro miccional débil, sensación de vaciado incompleto, urgencia y la necesidad de levantarse durante la noche a orinar. Como su nombre lo indica es una enfermedad benigna y no está demostrada ninguna asociación con el cáncer de próstata.

Por su parte el cáncer de próstata, como hemos mencionado anteriormente representa el tumor maligno más frecuente en los varones, llegando a estimarse que uno de cada seis hombres puede llegar a padecer de esta enfermedad a lo largo de su vida.

  1. ¿Cuáles son los factores de riesgo del cáncer de próstata?

Existe una conexión clara entre el cáncer de próstata y la edad. Así pues, es un tumor poco frecuente en el varón antes de los 50 años, pero va aumentando dramáticamente su incidencia a partir de esta edad para convertirse en el cáncer con la tasa de incidencia mas alta después de los 70 años. Otra clara asociación  ocurre con la raza, los hombres de raza negra tienen una mayor predisposición a presentar esta enfermedad que sus contrapartes europeos  o asiáticos.

Por su parte, otros factores como la actividad sexual, estilo de vida, la dieta, e incluso la vasectomía,  no han podido asociarse de forma directa con el desarrollo de esta enfermedad, sin embargo, hay que mencionar que los paciente obesos podrían mostrar una tendencia a presentar enfermedades con características mas agresivas que aquellos pacientes sin sobrepeso.

  1. ¿Cuándo debo empezar a preocuparme por el cáncer de próstata?

Las principales guías clínicas recomienda comenzar con la detección temprana o screening oportunista del cáncer de próstata entre los 50 y 55 años. El despistaje o screening consiste en una visita al urólogo donde se realizará un examen prostático  y la determinación en sangre del “antígeno prostático específico” o PSA por sus siglas en ingles. El PSA es una proteína que se produce en la próstata en condiciones normales la cantidad de esta proteína en sangre es baja, pero cualquier alteración que sufra la glándula prostática  puede elevar sus valor. Si cualquiera de estas dos pruebas estuviese alteradas, el siguiente paso será realizar una biopsia prostática par encontrar la causa de esta alteración.

  1. ¿Qué tratamientos existen actualmente para tratar el cáncer de próstata?

Existen distintos tratamientos para el cáncer de próstata, todos  ellos pueden llegar a tener una alta tasa de éxito, siempre y cuando se encuentre un balance entre la agresividad que pueda mostrar el tumor, los riesgos y efectos secundarios del tratamiento y los beneficios que se puedan obtener de este.

Los tratamientos pueden ir desde la vigilancia activa, es decir, el no realizar ningún tratamiento al diagnostico y simplemente seguir la evolución del paciente. Esta modalidad ha ganado popularidad en aquellos pacientes de edad avanzada y con tumores poco agresivos. Luego estan los llamados tratamientos focales, estos consisten en destruir el tejido afectado pero sin necesidad de removerlo, los mecanismos mas utilizados para la ablación o destrucción del tejido son el calor o bien el frío. Son tratamientos con una baja tasa de efectos secundarios pero al mismo tiempo una tasa de éxito un tanto menor que los tratamientos mas agresivos.

Por ultimo, están los tratamientos mas radicales, como lo son la radioterapia o la cirugía. La cirugía consiste en la total remoción de la glándula, el nombre que recibe es Prostatectomía Radical. Hoy por hoy, esta cirugía se realiza en la mayoría de los casos por vía laparoscópica o robótica, lo que permite entre otras cosas una recuperación mas rápida del paciente, menos tasa de complicaciones y mejores resultados tanto en el control del tumor como en los resultados funcionales, dígase el control de esfínter y recuperación de las erecciones

Enviar Comentarios

Entradas relacionadas