Nos vemos en la escena postcréditos, Stan Lee - Runrun

Nos vemos en la escena postcréditos, Stan Lee

StanLee.jpg

 

Juan Andrés Fermín González

 

SI LOS SUPERHÉROES PUEDEN SER METÁFORAS DE DIOSES, ENTONCES, ¿cuál sería la denominación de un creador de superhéroes? Stanley Martin Lieber, mejor conocido como Stan Lee, fue un ícono del mundo geek por haber asentado las bases de la industria de las historietas y las novelas gráficas. El neoyorkino no fue el inventor de los superhéroes, pero sí la personalidad más conocida entre los realizadores de cómics.

Muchos consideran a El Zorro como el primer superhéroe, pero en realidad, este personaje enmascarado entra en la categoría de justiciero, ya que busca hacer justicia por sus propios medios; por fuera de la ley. El Zorro tuvo su primera aparición en 1919 y es uno de los primeros héroes de la modernidad. El primer superhéroe es, en realidad, Superman, quien debutó en la edición número uno de Action Comics en 1938. Su símbolo es el segundo más conocido del mundo, después de la cruz de Jesucristo. ¿En qué se diferencia un héroe clásico de un superhéroe?, ¿en que el superhéroe tiene superpoderes? ¡No! En que el superhéroe tiene la responsabilidad de proteger a la humanidad. A partir de este punto, cientos de escritores y dibujantes se adentraron en una nueva era de la literatura.

A pesar de que los primeros superhéroes surgieron en la empresa hoy conocida como DC Comics (Detective Comics), fundada en 1934, la industria de las historietas no se quedó ahí. En 1941, Stan Lee publicó su primer trabajo como guionista para la editorial Timely Comics, una historieta de dos páginas de Capitán América, personaje creado por Jack Kirby y Joe Simon. Sin embargo, el objetivo de Lee era convertirse en novelista. Él utilizó el apodo “Stan Lee” para firmar sus obras, pero luego terminó adoptándolo como su nombre legal.

Al inicio de su carrera, Stan The Man (otro de sus pseudónimos) no se sentía orgulloso de su trabajo, ya que veía cómo ingenieros hacían puentes y grandes estructuras, cómo médicos ayudaban a las personas, etcétera. Luego de un tiempo, el dibujante y escritor se dio cuenta de que el entretenimiento era muy importante para las personas y de que, si alguien era capaz de entretener, ya estaba haciendo algo bueno para la sociedad.

Aunque ya había tenido éxito dentro de la empresa, el auge de Stan Lee comenzó en 1961 con la publicación de Los Cuatro Fantásticos, creación con el objetivo de competir en ventas contra la Liga de la Justicia, de DC Comics. Este mismo año, la empresa Atlas Comics (antigua Timely Comics) adquirió el nombre de Marvel Comics.

Stan Lee, junto con otros escritores y dibujantes, creó a la mayoría de los personajes más famosos de Marvel durante la década de los sesenta. Y así, la compañía dio sus primeros pasos para convertirse en un titán de las historietas. El Hombre Araña, Hulk, Thor, el Hombre Hormiga, el Hombre de Hierro, Pantera Negra, Daredevil, X-Men, Doctor Extraño, entre otros, fueron algunos de los títulos que originaron los superpoderes de Marvel Comics y que se convirtieron en bloques esenciales de la historia de los superhéroes.

Una de las características que Stan Lee les dio a muchos de sus personajes fue la misma inicial en sus nombres y apellidos. Tales son los casos de: Peter Parker, Sue Storm, Reed Richards, Bruce Banner, Stephen Strange, Silver Surfer, Matt Murdock, Pepper Pots, Doctor Doom, Scott Summers, Otto Octavius, J. Jonah Jameson, por mencionar algunos. Otros escritores de Marvel adoptaron este sello para otros superhéroes que no contaron con la autoría de Lee como: Jessica Jones, Rocket Racoon, Wade Winston Wilson (Deadpool), etcétera.

El éxito del neoyorkino no lleva solo su nombre en los créditos. Otros guionistas y caricaturistas fueron coautores y cocreadores de los personajes de Stan Lee. Principalmente, figuraron Jack Kirby, Steve Ditko y Larry Lieber (hermano de Lee), pero otras personas también trabajaron con The Man a lo largo de su carrera.

Marvel y DC Comics son conocidos como los grandes rivales de la industria de las historietas. La competencia que estas dos compañías han tenido a lo largo de los años es tan épica como un enfrentamiento entre el Real Madrid y el F.C. Barcelona, un partido de los Leones del Caracas contra los Navegantes del Magallanes, alguna batalla publicitaria entre Pepsi y Coca-Cola o una pelea de nerds entre fanáticos de ‘La guerra de las galaxias’ y ‘Viaje a las estrellas’. A pesar de esto, Marvel y DC han realizado alianzas que pudieran provocarles infartos a los seguidores más radicales, como historietas combinadas en las que los personajes principales de ambas editoriales colaboran entre ellos o se enfrentan en diversas aventuras, pero quizá el caso más impactante es la colección Just Imagine… de DC Comics, en la cual Stan Lee presenta sus propias versiones de: Batman, Supermán, Mujer Maravilla, Linterna Verde, Aquaman, Flash, Robin, Capitán Maravilla (Shazam), Gatúbela, Sandman y la Liga de la Justicia.

A pesar de todo su éxito, la fama de Stan Lee era local en el universo geek, pero se expandió cuando las adaptaciones televisivas y cinematográficas de sus obras comenzaron a incluirlo a través de breves apariciones o cameos. En estas participaciones, Stan Lee era desde un simple extra de alguna escena hasta un figurante que decía algunas líneas que, generalmente, agregaban un chiste a la situación. La inclusión del caricaturista como un personaje de su propio universo se convirtió en un ícono de las películas y series de Marvel que rompió con las fronteras de la popularidad del estadounidense para alcanzar a un público no lector de sus historietas. Estas entregas de Marvel, en su mayoría, contaban con Stan Lee como productor ejecutivo. El canal History Channel también realizó una serie documental de televisión llamada Stan Lee´s Superhumans, conducida por el mismo Lee, en la cual el escritor y dibujante buscaba personas reales con habilidades extraordinarias para demostrar que los superpoderes existían.

 

Luego de varios años luchando contra la neumonía, Stan Lee falleció el pasado 12 de noviembre a los 95 años de edad. Su muerte fue motivo de centenares de homenajes a su memoria con referencias a sus personajes. Muchos de sus fanáticos se despidieron dejándole recuerdos sobre su estrella en el Paseo de la Fama de Hollywood. El legado de Lee es considerado por muchos como una de las contribuciones más importantes a la cultura pop.

 

Enviar Comentarios



© Manapro Consultores

Enviar Comentarios