Aseguran que hermano de Tareck El Aissami se radicó en Uruguay - Runrun

Aseguran que hermano de Tareck El Aissami se radicó en Uruguay

ElAissami_.jpg

El hermano del ministro de Industria y vicepresidente del Área Económica de Venezuela, Tareck El Aissami, quien tiene acusaciones por narcotráfico, lavado de activos, vínculos con terroristas de Medio Oriente y crímenes de lesa humanidad, se radicó a vivir en Uruguay, según una investigación del programa Santo y Seña de Monte Carlo TV.

Feras El Aissami, señalado como el operador financiero de las actividades del clan familiar que lidera su hermano mayor Tareck, llegó a Montevideo a mediados de año y obtuvo la residencia provisoria junto a su esposa, Esperanza Arellano, y sus hijos, reveló Santo y Seña.

En el mes de julio, la familia alquiló una casa en la esquina de Cooper y Mones Roses, en Carrasco. La operación fue hecha a nombre de Arellano y pagaron un año de alquiler por adelantado, a razón de US$ 4.000 por mes, mediante una transferencia bancaria desde Venezuela a un banco privado de Montevideo.

Además, adquirieron una camioneta también registrada a nombre de la mujer, de acuerdo a la investigación hecha por Santo y Seña, que también accedió a los números de cédula de identidad que les fueron asignados al realizar sus trámites migratorios. Los niños, por su parte, fueron inscriptos en un colegio privado de Carrasco.

Al ser abordado por Santo y Seña, Feras El Aissami dijo que aquí en Uruguay no tiene ninguna actividad y que en Venezuela es abogado y tiene empresas.

Joseph Humire, director ejecutivo del Centro para una Sociedad Libre y Segura, una organización de investigación con sede en Estados Unidos, detalló que Feras El Aissami es el financista de una red de empresas que opera en Venezuela, en Centroamérica y en Medio Oriente para el lavado de activos del narcotráfico, “pero también estaban lavando dinero que era proveniente para financiar actividades de Hezbolá”.

Según el investigador, el mecanismo de lavado de activos era el de sobrefacturación en el comercio y Feras tenía especial control de las actividades en Venezuela y en Panamá.

De hecho, una nota del diario ABC de España de mayo de este año señala que Feras “es la parte oculta en la estructura de negocios de Tareck, se encarga de ejecutar en su nombre muchas de las operaciones, desde las finanzas familiares hasta los negocios de sobornos y el ingreso en Venezuela de residentes de países árabes”.

A su vez, consultado por Santo y Seña, el periodista y exdiputado opositor venezolano Miguel Ángel Rodríguez afirmó que en 2010, cuando el mayor narcotraficante venezolano del momento, Walid Makled, cayó preso, “llegó a decir que tenía bajo su nómina personal a Feras El Aissami, con lo cual, además, se infería que podía llegar a través de Feras el Aissami a su hermano Tareck El Aissami”, que en ese momento era ministro.

Luego de años de investigaciones, en febrero de 2017 Tareck El Aissami fue sancionado por el Departamento del Tesoro de Estados Unidos como traficante de drogas de acuerdo a la Ley de Designación de Capos del Narcotráfico Extranjeros.

En cuanto a los vínculos con organizaciones del Medio Oriente, Vanessa Neumann, una venezolana residente en Estados Unidos especialista en redes criminales, recordó una investigación de la cadena CNN divulgada en febrero de 2017 sobre la entrega de pasaportes venezolanos en medio oriente que pudieron llegar a manos de miembros de diversas organizaciones terroristas, especialmente Hezbolá, que es la más grande del mundo.

También recordó los “vuelos de aeroterror” como se conoció a una ruta entre Caracas, Damasco y Teherán que operó durante algunos años desde 2007 para trasladar personas y cargamentos desconocidos.

Según Humire, “Irán usó todo este esquema que se estaba armando para mover sus actores subversivos del Medio Oriente a América Latina”.

Por otra parte, Neumann señaló también que un tío abuelo de Tareck y Feras “trabajaba para (el extinto dictador iraquí) Sadam Husein”.

Neumann dijo a Santo y Seña que no cree que en Uruguay se desarrollen actividades terroristas, pero sostuvo que el hecho de que Feras El Aissami esté en Uruguay “es muy peligroso” porque “sí infiltrarán el sistema financiero”, ya que “Uruguay es donde terminan desafortunadamente muchos criminales con mucho dinero; es como una mini Suiza dentro de Latinoamérica”.

Por su parte, la abogada venezolana y activista de derechos humanos Tamara Sujú, quien en 2016 presentó ante la Corte Penal Internacional una denuncia contra el régimen de Nicolás Maduro por crímenes de lesa humanidad, dijo a Santo y Seña que los El Aissami “están implicados en todo lo que significa la narcotiranía venezolana”.

Enviar Comentarios



© Manapro Consultores

Enviar Comentarios