Observadores por la Democracias de Venezuela: Participación nacional es la más baja de las últimas tres elecciones

Observadores por la Democracias de Venezuela: Participación nacional es la más baja de las últimas tres elecciones

escasezcomida.jpg

 

El Observadores por la Democracias asegura que la participación más baja de las últimas tres elecciones.

De acuerdo con su seguimiento, para la 1:00 p.m, la participación electoral nacional se calcula en un 25,8% alrededor de 5.325.000 electores inscritos en el Registro Electoral Permanente (REP).

 

Este representa que casi la mitad de la participación registrada para la misma hora en las elecciones presidenciales de 2013, cuando a la 1:00 p.m. había votado un 57% del REP. En las elecciones parlamentarias de diciembre de 2015, habían ejercido su voto un 48% de los electores inscritos a la 1:00pm. Y en las elecciones de gobernadores de octubre de 2017, este mismo corte registró una participación de 39% de votantes.

Según cifras del Consejo Nacional Electoral, un 57% de las mesas de votación fueron conformadas con miembros de mesa accidentales — es decir, electores que estaban en cola e incluso testigos electorales — y no aquellos que fueron seleccionados aleatoriamente previo al proceso electoral y que fueron debidamente capacitados para ejercer
dicha función.

Información verificada desde adentro de los centros electorales monitoreados por este observatorio arroja que la mitad del total de las mesas carecen de testigos electorales, y que en cerca de un 40% de las mesas se obviaron los protocolos de iniciación de la votación: verificar que la máquina haya impreso el Acta de Inicialización en cero, que los cuadernos estaban sin firmas previas, que la urna vacía se haya mostrado a los miembros de mesa.

Para las 3:00 p.m. el 20 de Mayo, nuestro Sistema Nacional de Recepción de Denuncias arroja que los Puntos Rojos siguen siendo el mecanismo principal de intimidación a los electores y continúan activos en el 96% de los centros de votación. Se comienza a evidenciar una profundización de la movilización en los centros. Se ha evidenciado con respecto al último reporte un ligero incremento de la presencia de grupos violentos en las afueras de los centros.

Incidencias verificadas de voto asistido utilizado de forma ilegal, es decir —agentes del gobierno acompañando a electores a ejercer el voto—e incluso electores inducidos, amenazados o coaccionados durante el momento de la votación fueron reportadas en más de un 60% de los centros de votación.

En el 79,3% de los centros monitoreados se han documentado incidencias de movilización de electores utilizando bienes y recursos del Estado. En el 20,87% de los centros de votación se ha reportado presencia de funcionarios del Plan república adentro de las mesas electorales—un hecho flagrantemente ilegal. Una proporción parecida de centros han reportado la ausencia o mala colocación de parabanes garantizan el secreto del voto, dejando al descubierto al elector al
momento de ejercer su voto.

 

[divide icon=”circle” color=”#2506ad”]

Para las 10:00 a.m, este mismo grupo registraba una participación electoral nacional de 13% de los electores inscritos.

Esta cifra es sustancialmente menor a la cantidad de votantes —un 24% del registro electoral permanente— que habían acudido a votar para la misma hora en todos los procesos electorales de los últimos cinco años: Las elecciones presidenciales de Abril 2013, elecciones legislativas de Diciembre 2015, elecciones de gobernadores en Octubre de 2017 e incluso las elecciones municipales de Diciembre 2017, en las cuales no participó la oposición por considerar viciado el proceso electoral.

 

Enviar Comentarios



© Manapro Consultores

Enviar Comentarios