Colombia y Ecuador van tras asesinos de reporteros

 

Miles de militares de Colombia y Ecuador están en la búsqueda de Walter Artízala, alías “Guacho”, jefe del grupo que asesinó en cautiverio a los tres integrantes de un equipo de prensa ecuatoriano, cuyos cuerpos no habían sido recuperados este sábado.

El municipio Municipio de Tumaco ha sido militarizado, y es el centro de la ofensiva del lado colombiano, mientras que en el ecuatoriano las acciones se enfocan en San Lorenzo, donde rige desde enero el estado de excepción a causa de la inusitada violencia.

“Va a haber una arremetida más contundente”, dice a la AFP el general Mauricio Zabala, comandante de la Fuerza Despliegue Rápido Número 2 del Ejército colombiano.

Las acciones se encaminan a dar un gran golpe a Artízala, líder de una disidencia reducida de la disuelta guerrilla de las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC) que secuestró y ejecutó al  periodista Javier Ortega (32 años), el fotógrafo Paúl Rivas (45) y el conductor Efraín Segarra (60) del diario ecuatoriano El Comercio.

De momento la atención se centra en que Ecuador pueda recuperar rápidamente los cuerpos a través de una sigilosa operación del Comité Internacional de la Cruz Roja (CICR).

Sin embargo, todavía es incierto el paradero de los cuerpos, si están en manos del grupo Oliver Sinisterra que comanda Guacho o si fueron dejados en algún punto de la zona limítrofe donde se produjo el secuestro el 26 de marzo último.

“No conocemos el tiempo transcurrido desde la muerte pero las condiciones de temperatura, humedad y dificultad de acceso a los sitios donde pueden estar, hacen presumir que los cuerpos ya se encuentran en un estado avanzado de descomposición”, dijo a la AFP el director de Medicina Legal de Colombia, Carlos Eduardo Valdez.

Enviar Comentarios

Entradas relacionadas