Si lo duda o no sabe, averigüe, por Francisco J. Quevedo

Opec
Si los venezolanos se tomaran el tiempo de investigar, o el Gobierno se dignara en informarles, conocerían de primera mano la gravedad de la crisis que vivimos, y sabrían a ciencia cierta que no hay forma de evitar que todo empeore, más si seguimos por este camino con el mismo chofer.
Si usted quiere saber cuánto petróleo produce Venezuela, vaya a la fuente, el portal de la OPEPhttp://www.opec.org/opec_web/en/about_us/171.htm, y allí verá que no es 3,2 millones de barriles diarios, como nos dijo Chávez y nos siguen repitiendo, es 2.683.000 bbl/d (promedio 2015). Y si quiere saber de precios, vaya a la página del Ministerio del Poder Popular para Energía y Petróleohttp://www.mpetromin.gob.ve/portalmenpet/secciones.php?option=view&idS=45, y así podrá precisar que es US$ 25,27 bbl actualmente, cayendo desde US$ 95,14 en 2014. Al hacerlo se dará cuenta que dilapidaron la bonanza petrolera, que la regalaron o se la robaron.
Lo que no dice el portal es que el Lunes, tras la “exitosa” reunión del Ministro Del Pino en Arabia Saudita, el barril retrocedió 3,55%.Ahora, saber cuánto del petróleo producido se consume dentro del país es algo más evasivo. Ricardo Sanguino, cuando presidía la Comisión de Economía de la Asamblea Nacional, habría dicho que eran 700.000 barrilles diarios, cosa que certificaría un estudio del IESA (ver http://servicios.iesa.edu.ve/portal/CIEA/EC_2012.pdf). Vamos a creerlo, para fines de cálculo. En consecuencia, Venezuela produce 2.683.000 bbl/d y consume de ello 700.000, lo cual resta para exportar unos 1.983.000 bbl/d. Ahora, veamos cuánto de eso se cobra, porque China se lleva una buena tajada para cobrarse la hipoteca que nos dejó Chávez, y Petrocaribe le fía otra tajadita a Cuba y los amigos del Gobierno que votan con Venezuela en la OEA y la ONU.En este tema, la información es aún más difusa.
Bloomberg recoge declaraciones de Rafael Ramirez que indicaban que más de la mitad de las exportaciones al gigante asiàtico, es decir, unos 310.000 bbl/d, eran para el pago del llamado Fondo Chino (ver http://www.bloomberg.com/news/articles/2014-02-04/venezuela-selloff-worsens-as-u-s-oil-exports-sink-andes-credit). esto reduce el monto cobrable, pero sabemos que los chinos presionan por subir la cuota a un millón de barriles por la caída en los precios petroleros. Luego, aunque la alianza caribeña tiene su portal, http://www.petrocaribe.org, por supuesto, no ofrece estadísticas, así que nos guiamos por Platts Oil Diagram (ver http://www.platts.com/) que sugiere que se envían 176.000 bbl/d a los Castro y sus amigos. Restemos, entonces, del saldo exportado, esos 486.000 barriles diarios, por lo menos, y estarían cobrándose unos 1.497.000 bbl/d. 

Multipliquemos ahora ese repele, 1.497.000 bbl/d, exportados y cobrables, por US$ 25,27 p/bbl, y tendríamos en 365 días, ingresos de divisas por US$ 13,8 millardos para el 2016. Con esto, la Nación debe hacer frente a vencimientos de deuda que nos dicen son de US$ 10,3 millardos pero que algunos estiman sobre los US$ 16.000 millones, y para pagar importaciones que no deben bajar de US$ 26 millardos, aún con los severos recortes y la inmensa deuda que se viene acumulando con los exportadores de leche de Uruguay, con la Zona Libre de Colón en Panamá, con los proveedores de PDVSA, con las aerolíneas, los importadores y pare de contar, porque Venezuela le debe a cada santo una vela. ¡Y no contamos lo que regalan, ni lo que se roban, ¡ojo!
Ahora bien, aún si el Banco Central de Venezuela que se dice anda negociando el oro en sus bóvedas, quemara las reservas que dice tener en su portal, http://www.bcv.org.ve/, supuestamente de US$ 15,39 millardos, para pagar los vencimientos de la deuda externa, cosa que dispararía el cambio implícito al infinito y pasaríamos de una crisis al caos económico, el déficit de divisas no bajaría de los US$ 7,1 millardos, pudiendo ser más bien sobre los US$ 12.000 millones, repetimos, raspando la olla, quedándonos en la carraplana, peor que ahora, mucho peor.
Resulta evidente que Venezuela necesitaría sobre US$ 27.000 millones solo para pasar el año, cifra que difícilmente nadie que no sea el Fondo Monetario Internacional, o la banca, con su aval, puedan prestar. Corremos el peligro entonces que (1) el gobierno atienda las sugerencias del nuevo líder del Gabinete Económico quien piensa que la deuda es impagable (el mismo que el dice que “la inflación no existe”), y caeríamos en “default” ante el mundo, o (2) que Maduro decida quemar las reservas para pagarla, más bien, y caemos en el caos económico interno, o (3) que se siga corriendo la arruga y ocultando realidades, y vayamos así, colocando pañitos tibios y resbalándonos por la pendiente jabonosa de la crisis humanitaria.
Ninguna de los escenarios es favorable, si seguimos por donde vamos y con quienes nos llevan por ese despeñadero. Si no lo cree, averigüe.
@qppasociados

 

Enviar Comentarios

Entradas relacionadas