4 consejos a la hora de elegir una tablet barata

Tablet

 

Las tablets han ido ganándose poco a poco un hueco en el mercado de los dispositivos móviles. Basta con echar un vistazo a la variada oferta que hoy en día ofrecen los fabricantes para darnos cuenta de que la demanda de tablets sigue subiendo. Además, cada vez son más los que optan por adquirir una tablet barata, ya sea para trabajar o para entretenerse. ¿Cuáles son las razones? La principal suele ser el presupuesto. No siempre podemos permitirnos una tablet de alta gama. Y si a ello sumamos que existen tablets baratas muy completas, es lógico que muchos usuarios se decanten por los modelos más asequibles. En este artículo te damos consejos para que elijas la que más te convenga:

1.- ¿Qué tamaño es mejor?

Las tablets baratas suelen ser pequeñas, de 7 u 8 pulgadas, pero eso no significa que sea ése el tamaño que más te convenga. Si vas a utilizar la tablet para trabajar y vas a viajar con ella, sí que es más recomendable que sea pequeña, porque pesa y ocupa menos. Si para ti el tamaño de la pantalla no es lo más importante la gama de tablets Samsung de 7” pueden ser una buena opción.

Pero si la quieres para utilizarla en casa, es mejor una más grande, de 10 pulgadas, porque seguramente la utilizarás para ver películas, jugar, navegar… Y así la pantalla es más grande. El modelo de Samsung Galaxy Tab S2, por ejemplo, tiene un tamaño muy cómodo, de 9,7 pulgadas.

2.- ¿Cuánta autonomía necesito?

La respuesta también depende del uso que le vayas a dar. Se da la circunstancia de que las tablets grandes suelen tener baterías de mayor capacidad y, por tanto, de mayor autonomía. Si en tu trabajo consumes muchos contenidos audiovisuales, es mejor que te decantes por tablets más grandes.

3.- ¿Cuánto almacenamiento necesito?

Normalmente, las tablets más baratas tienen poco almacenamiento interno. Lo habitual es 8 GB. Si guardas muchos documentos, imágenes o aplicaciones, seguramente tendrás que liberar espacio frecuentemente. Si le vas a dar mucho uso, intenta conseguir el máximo almacenamiento que te permita tu presupuesto. Contar con una capacidad mínima de 16GB sería lo ideal. Como ejemplo, las tablets Samsung son asequibles en precio y disponen de bastante almacenamiento interno. Es el caso del modelo Samsung Galaxy Tab A, con 2GB RAM y 16GB ROM de memoria.

4.- ¿Qué sistema operativo es mejor?

Antes de comprar una tablet barata, conviene que te fijes en su sistema operativo porque de él dependerá la actualización del software. Lo más recomendable es que puedas utilizar Lollipop, si bien es cierto que esto encarece un poco la tableta. Asegúrate, al menos, de que tenga la versión de Android más nueva posible, como mínimo la 4.4.4 Kit Kat. Te recomendamos que visites la página web de T-Mobile y busques las tablets Samsung, que ofrecen muchas prestaciones a buen precio.

El mejor consejo es que sepas qué tablet necesitas y, a partir de ahí, emprender la búsqueda, siempre ajustándote a tu presupuesto. Dedica tiempo a comparar modelos y precio y no te dejes engañar por productos excesivamente baratos pero repletos de limitaciones. Puede que en un primer momento pienses que usarás tu tablet únicamente para navegar y leer el correo y que, conforme pase el tiempo y te acostumbres a utilizar estos sorprendentes dispositivos, eches en falta más capacidades.

Enviar Comentarios

Entradas relacionadas